Minecraft, Impresiones

Minecraft va tomando protagonismo en nuestros circuitos de compatibles sin apenas hacer ruido; ya sea por el boca a boca de miles de usuarios o por nuestras búsquedas de nuevas propuestas jugables por la red, el más que curioso sandbox constructivo ideado y programado por el desarrollador independiente Markus 'Notch' Persson sigue creciendo a pasos agigantados, a la vez que sigue recibiendo nuevos contenidos que hacen de todo el conjunto una experiencia casi infinita.

Minecraft fue programado en una semana; dicha afirmación nos puede dar una idea aproximada del título que nos ocupa. Desde su primera aparición en mayo de 2009, el título sigue en fase 'alpha', pues su creador no cesa en su empeño de hacer de esta propuesta algo enorme, un videojuego único en su especie. A grandes rasgos, estamos ante el enésimo giro de tuerca al género sandbox, pero esta vez bajo el prisma de la libertad total, con un apartado técnico de lo más personal, vista subjetiva y un modo multijugador de lo más adictivo; veamos que nos puede ofrecer un título tan especial, donde los cubos de píxeles toman todo el protagonismo.

Desarrollado bajo la plataforma Java, el título de Notch se divide en dos grandes modos de juego: Alpha y Classic. Mientras que el modo Classic -al que se puede acceder de forma gratuita- se centra en la construcción de grandes mundos pixelados, el modo Alpha se descubre como la opción más recomendable para todos aquellos jugadores que busquen una experiencia diferente y adictiva; de esta manera, nos veremos inmersos en un mundo vivo, donde la supervivencia será nuestro único objetivo. Dicho así puede resultar un tanto contradictorio, pues sus gráficos nos hacen pensar en un tipo de aventura desenfadada y divertida; nada más lejos de la realidad, si no ponemos suficiente empeño en nuestras construcciones, refugios o túneles, las criaturas de la noche nos podrán en más de un aprieto.

Y es que en Minecraft viviremos el paso del tiempo, el ciclo del día y la noche, con el alba y el ocaso representado por un sol cuadrado; será en este momento cuando los monstruos de la oscuridad tomen la noche. Zombies hambrientos, esqueletos renqueantes, gusanos kamikazes o arañas gigantes seguirán nuestro rastro para intentar darnos caza. Será entonces cuando nuestras habilidades saldrán a relucir; podremos ocultarnos gracias a nuestras construcciones y combatirles con nuestras armas, fabricadas por nosotros mismos. Además, tendremos una barra de salud y objetos y características adicionales. Pero antes de profundizar en sus peculiaridades, sigamos analizando la propuesta ideada por tan exitoso desarrollador indie.

Markus Notch Persson ya trabajó en juegos como Wurm Online, pero tomó un camino como desarrollador independiente para hacer realidad el Minecraft que hoy conocemos. Títulos como Dwarf Fortress, Dungeon Keeper o Infiniminer fueron de gran inspiración para Notch; incluso tomó de este último la idea de la vista subjetiva y su aspecto retro tan característico. El pasado septiembre, Notch anunció la creación de su estudio desarrollador, llamado Mojang Specifications, para seguir ampliando el universo Minecraft y atender nuevos proyectos; tal ha sido el éxito de su videojuego experimental, que ya ha dado cuantiosos beneficios y ha sido aclamado por crítica y público como 'el mejor cuarto juego' para jugar en el trabajo. Veamos más de cerca Minecraft y todas sus posibilidades.

Las dos variantes de juego presentan modo para un jugador y modo multijugador. Como se ha mencionado anteriormente, el modo Alpha de Minecraft se centra en la supervivencia, donde deberemos usar nuestras habilidades constructivas y de excavación como método de protección contra los enemigos de la noche. Asimismo, se nos limitará el número de bloques que podremos utilizar, que deberemos obtener de nuestro entorno y gestionarlos con un sistema de inventario. De dichos materiales, podremos fabricar armas, como espadas, flechas o armaduras, y podremos obtener recursos de animales y plantas. Además, tendremos una barra de salud, que se vaciará con los ataques de los pixelados monstruos y que podremos llenar consumiendo ciertos alimentos.

Si nuestra barra de salud llega a cero, apareceremos de nuevo en nuestro punto de inicio, eso sí, con nuestro inventario vacío; si somos lo suficientemente rápidos, podremos recuperar nuestros preciados objetos antes de que desaparezcan de la escena del crimen. Esta variedad Alpha de Minecraft presenta especial énfasis en la creatividad de nuestras construcciones; de esta manera, podremos permanecer a salvo de los ataques de nuestros enemigos e incluso preparar trampas para acabar con ellos. Ciertamente, las físicas de los objetos de Minecraft están muy bien implementadas, a pesar de su simple apartado técnico. El mundo de Minecraft se genera a medida que lo exploramos, con un límite de extensión cercano a ocho veces la superficie de la Tierra; simplemente espectacular.

A su vez, el modo Classic se divide en dos propuestas jugables: el modo creativo y el modo survival. De esta manera, el modo creativo se plantea como una versión muy básica de Minecraft Alpha, siendo gratuito y permitiéndonos construir y destruir a nuestro antojo, con un número ilimitado de bloques a nuestra disposición; podremos jugar en modo multijugador o en solitario, sin preocuparnos de los peligros de nuestro entorno, como enemigos o amenazas naturales. El modo survival nos propone vivir una pequeña parte de la experiencia completa que representa Minecraft Alpha, eso sí, con muchas menos opciones. El propio Notch cree que este modo desaparecerá a medida que Minecraft Alpha vaya creciendo; hasta el momento, Minecraft Alpha está disponible a un sólo click en la propia página web del juego.

¿Cómo se juega a Minecraft? Veamos con que posibilidades nos encontraremos tras las primeras horas de juego. Lo primero que haremos será cavar; podremos destruir píxeles de nuestro entorno para conseguir recursos y abrirnos paso. Cuando interaccionemos con distintos materiales, éstos se añadirán a nuestro inventario para poder utilizarlos más tarde. Si en plena construcción de nuestras edificaciones nos quedamos sin dicho material, deberemos volver a cavar para restaurar nuestras previsiones. En este sentido, deberemos ser cautos con el material usado; por ejemplo, si construimos una cabaña de madera, ésta podrá arder con el contacto con el fuego.

Nuestro inventario de objetos será el gran protagonista de nuestra aventura, pues deberemos interaccionar con él constantemente; por ejemplo, podremos unir cuatro bloques de un material y utilizarlo para nuestra construcción. Además, deberemos fabricar todo tipo de herramientas, como un pico para profundizar más en el terreno y conseguir materiales más valiosos. También podremos fabricar cofres para almacenar nuestros materiales, herramientas o armas, pues éstos sufren desgaste, y será crucial tener reservas disponibles. Por último, construir gigantescas minas será una de nuestras prioridades, pues nos dará la oportunidad de conseguir los materiales más raros y preciados, como oro o hierro.

Pero a pesar de su nombre, Minecraft no es sólo un juego de minería; llegamos ahora a otra de sus grandes posibilidades: la construcción de todo tipo de estructuras. La libertad es total y pronto empezaremos a edificar las más increíbles megaestructuras, eso sí, con grandes dosis de habilidad y paciencia; casas, palacios, castillos, puentes, cabañas... Incluso podremos sumergirnos en las profundidades de nuestras propias minas a través de las vías diseñadas por nosotros mismos; el límite es nuestra propia imaginación. Ciertamente, Minecraft ofrece un sinfín de posibilidades, no así ayuda in game; los usuarios deberán dirigirse a la enorme comunidad ya creada en la red para descubrir todos y cada uno de los entresijos que esconde este sandbox creativo y de supervivencia.

Minecraft no tiene historia alguna; sólo tendremos que preocuparnos de sobrevivir, explorar y construir nuestras estructuras lo mejor posible. Y las primeras experiencias en el modo multijugador tampoco ofrecen muchas más posibilidades que el modo para un jugador; simplemente, jugaremos con otras personas, compartiendo el mundo creado ante nosotros. Deberemos entrar en uno de los muchos servidores creados por los propios usuarios y en ocasiones, disfrutaremos de partidas modificadas por los propios jugadores, como la posibilidad de ser invencibles y no tener que preocuparnos por los enemigos o caminar entre la lava, dejando todo el protagonismo a la construcción y a la exploración.

Una de sus grandes particularidades es el más que curioso apartado técnico; los gráficos pasarían perfectamente como los de un videojuego de la época de los 16 bits. A pesar de que los títulos programados en Java pueden ofrecer un aspecto más vistoso, su creador se decidió por los píxeles y la simplicidad de las que hace gala Minecraft. Por otro lado, las físicas están muy bien implementadas y tanto el agua como la lava -por nombrar dos elementos entre tantos- se comportan de manera muy natural. La banda sonora y los efectos de sonido cumplen con su cometido, aunque dada la naturaleza del videojuego, podremos escuchar o ver lo que nos plazca en nuestros compatibles, sin que Minecraft se resienta lo más mínimo.

Minecraft se destapa como todo un éxito de masas, con más de 1,6 millones de registros en su página web y con más de 500.000 adquisiciones de la versión Alpha de pago. El título creado por Markus 'Notch' Persson tiene varias de las características que todo videojuego que se precie debe tener: creatividad, exploración y la suficiente profundidad para mantenernos 'enganchados'. Minecraft Classic nos permitirá descubrir tan interesante propuesta digital de forma rápida, accesible y gratuita; la versión Alpha, por otro lado, nos permitirá sumergirnos totalmente en la experiencia por unos pocos euros. Por el momento, seguiremos disfrutando de las nuevas actualizaciones que sus creadores aportan casi semanalmente.

Minecraft

Minecraft, desarrollado por Mojanq para PCXbox 360Xbox One, PlayStation 3, PlayStation 4, Wii U, Nintendo Switch, Nintendo 3DS y PlayStation Vita, es una aventura de corte sandbox en el que el usuario puede realizar construcciones en 3D en un mundo compuesto de cubos. Minecraft es un juego de colocación de bloques y aventuras. Explora mundos generados aleatoriamente y construye cosas increíbles, desde el más humilde de los hogares hasta el más espléndido castillo. Juega en el modo creativo con recursos ilimitados o profundiza en el mundo del juego en el modo supervivencia fabricando armas y armaduras para defenderte.

Minecraft