Panzers II
Panzers II
Carátula de Panzers II
  • 8

    Meristation

¿Qué ordena, comandante?

Xabier G.

Estrategia en tiempo real con carros de combate en la 2ª Guerra Mundial; una apuesta que parece segura dado el gran número de títulos que se apoyan en la misma temática. Aunque todas las apuestas son acertadas, lo difícil es acertar con el mejor ¿será este Panzers II?

Cuando disfrutamos allá en otoño del 2004 del primer Panzers (Phase One)  ya teníamos claro que no tardaría mucho en aparecer su secuela… Más que nada porque la mayor parte del trabajo estaba hecho y aquella primera parte vendía prácticamente lo mismo que Doom 3.

Observa Panzers II en movimiento en este vídeo.

Y aquí estamos ya frente a Panzers II, una segunda parte que queda a mitad de camino entre la expansión y la secuela. Es por ello que todos aquellos que disfrutaron de aquel primer juego no es necesario que lean este análisis para gastarse los 20€ que cuesta éste. Para aquellos que no lo jugaron, no nos va a resultar demasiado complicado explicar lo que se les ofrece.

Seguimos con la fiebre temática de la 2ª Guerra Mundial y su invasión de juegos tanto de acción como de estrategia. Títulos como estos dos Panzers, la serie de Montecristo con sus Afrika Korps Vs Desert Rats, D-Day ,1944: Bulgaria y el reciente Mockba to Berlin. La serie Blitzkrieg, con su primera parte, sus dos ampliaciones Burning Horizon y Rolling Thunder y el último Blitzkrieg 2. O podemos seguir con juegos como los de la serie de DTF Games Great Battles of the WWII o juegos un poco más 'sesudos' como los Sudden Strike 1 y 2… Y todo sin apartarnos de la misma temática y modo de juego y en poco más o menos un año.

¿Abrumados? ¿saturados?... Por nuestra parte no es así. Partimos de que cuantos más títulos haya mejor. Sobre todo cuando con lo que hoy cuestan un par de juegos de X360 podemos comprarnos todos los citados en el párrafo anterior. Luego es trabajo de revistas como ésta el orientar en la elección de cada uno y aquí es donde Panzers II destaca.

El juego

Entrando en detalles, Panzers II es un juego de estrategia en tiempo real, aunque bastante inclinado hacia el 'arcade', sin generación de recursos y con unidades limitadas. La acción se desarrolla a lo largo de 20 misiones en tres campañas: Germano-Italiana, Anglo-Americana y Yugoslava y sigue un 'modo historia' en el que iremos afrontando distintas acciones que realmente ocurrieron pero adaptadas a la jugabilidad de un título como éste.

En cada misión entre nuestros hombres contaremos con uno o dos 'héroes' que, más que un papel fundamental en las misiones, sirven para hilar un argumento que, salvo por apreciar la calidad de las animaciones y su ambientación a modo de película antigua, puede ser del todo prescindible.

La forma de confeccionar nuestro ejército dependerá de cada misión. En algunas, las más, podremos elegir entre más de 120 unidades bélicas diferentes, mientras que en otras partimos con un pelotón de infantería o con un simple soldado. Esta gestión de nuestro ejército es imprescindible para dotar al juego de un cierto interés. Para poder adquirir más y mejor armamento hemos de esforzarnos en completar las misiones de la forma más acertada, cumpliendo misiones adicionales, descubriendo objetivos ocultos y cuidando muy mucho de no perder demasiados hombres. De este modo acumularemos puntos de prestigio, que no son otra cosa que la moneda mediante la que costear los refuerzos.

A la hora de elegir nuestro armamento dispondremos únicamente de aquellas unidades que estaban disponibles para nuestro ejército en el momento histórico en el que se encuentran. Podemos elegir entre unidades de infantería, acorazadas, artillería y vehículos de apoyo. Si bien las posibilidades que inicialmente se nos antojan son muchas, es perfectamente posible pasarse todo el juego con sólo un buen puñado de carros de combate, un camión de reparaciones y otro de munición.

Como en la mayoría de los juegos, el grado de satisfacción que nos produce es proporcional a la 'seriedad' con la que los tomamos. Como hemos dicho, es perfectamente posible coger una columna de carros y avanzar hacia los objetivos. A medida que nos dañan cada carro, lo mandamos a retaguardia donde es reparado y vuelve a la acción y así hasta el final.

De las tres alternativas de dificultad, en la fácil y la normal es posible pasar la mayor parte de las misiones de este modo, pero eso nos impediría disfrutar de ellas. Pensad lo distinto que suena el enviar una patrulla con francotiradores y unos médicos que los 'mantengan'. Los francotiradores tienen el mayor alcance de visión y fuego y pueden eliminar desde la distancia a las dotaciones de artillería o de ametralladoras desde la distancia para que luego las capturen nuestros soldados, además de situar en su justo lugar al resto de unidades enemigas.

Una vez hecho esto, podemos situar en alcance nuestra artillería e incluso pedir un bombardeo sobre la posición enemiga, para después avanzar con nuestros carros y eliminar lo que queda. Si alguno de los acorazados enemigos 'nos interesa' por tener mayores prestaciones que los nuestros, es posible atacarle con lanzallamas o cócteles molotov de modo que hagamos salir a su tripulación y capturar así el vehículo intacto. El resultado es el mismo: misión cumplida, pero lo hemos hecho de una forma limpia y eficaz… como hay que hacerlo.

Personalmente puedo asegurar que tras pasar entero el juego en la dificultad 'normal', se cuentan con los dedos de la mano los soldados que he perdido. De este modo el juego adquiere un grado de adicción muy alto y su duración se multiplica al obligarte a 'recargar' y probar alternativas estratégicas.

Un detalle de la serie Panzers es que la destrucción de uno de nuestros carros no supone la perdida de su tripulación. Saldrán del carro destruido heridos pero vivos. Esto es de vital importancia, además de para evitar la pérdida de puntos de prestigio, para mantener un ejercito con 'experiencia'. Esta experiencia la va ganando cada soldado y dotación de carro a medida que progresa en la acción. Una mayor experiencia supone mayor capacidad de ataque y de resistencia y viene muy bien en las misiones más complicadas. Un 'truco' que puede pasar por alto a los jugadores es el de no desechar una unidad para adquirir otra más potente, sino cambiar una por otra de modo que la tripulación sea la misma y mantenga la experiencia.

Este cambio de armamento es continuo dado que a medida que avanzamos en la historia aparecerán como disponibles las consiguientes evoluciones en las armas. En todo caso, y aunque cada jugador tenga sus preferencias, la infantería será muy poco utilizada. Salvo el comentado ejemplo de los francotiradores y los médicos, el resto de unidades se muestran demasiado frágiles para su utilización práctica en el combate. En las ocasiones en las que partimos con unidades de infantería que no hemos solicitado, nos limitaremos a ocultarlas en una esquina segura del mapa. No son necesarios y su muerte resulta muy cara. De hecho si no se hubieran planteado algunas misiones para que se jueguen exclusivamente con infantería, su paso por el juego sería inapreciable… y es una pena.

En esta discriminación de la infantería tiene mucho que ver la IA de los enemigos. Si en pleno combate detectan a nuestra infantería, avanzarán o girarán de modo que quede al alcance de sus ametralladoras. Un par de ráfagas y listo. Otro punto destacable de la IA enemiga es su determinación por centrar su fuego sobre una misma unidad, tal y como hacemos todos los jugadores 'de verdad'. Generalmente atacan a la primera unidad en entrar en su rango de tiro, pero cuando intentamos retirarla para su reparación mantendrán el fuego sobre ella aunque haya sido adelantada por otros objetivos. Esta estrategia da pie a la situación más frustrante de todo el juego.

Cuando vemos que una de nuestras unidades corre el peligro de ser destruida intentaremos llevarla a retaguardia y repararla. Si nos limitamos a seleccionar a esa unidad y un destino detrás el resto de carros, podemos darla por perdida. No existe 'marcha atrás' y el carro empezará a tropezarse con sus compañeros y finalmente avanzará hacia el enemigo para hacer un rodeo que siempre resulta fatal. Para evitarlo nos veremos obligados a dirigir individualmente a esa unidad mediante tramos cortos para que no se 'atasque' con nada ni nadie. Se echa en falta la posibilidad de hacer formaciones, aunque se puede suplir con paciencia y la posibilidad de orientar cada unidad hacia el punto que elijamos.

En este punto es fundamental la denominada 'Pausa Tactica'. Con ella detenemos la acción y podemos movernos por el mapa dando órdenes individualmente a cada unidad, calculando las distancias, eligiendo los blancos… Sin la pausa el juego sería un simple arcade con pretensiones.

No hay mucho más que comentar sobre la IA. Las unidades enemigas mantienen sus posiciones o recorridos y sólo se apartan de ellos unos metros en persecución de las nuestras, para luego volver a su punto de partida, comportamiento que resulta ideal para preparar emboscadas. La infantería enemiga huye de nuestros carros pero carga contra nuestros soldados, se oculta en edificios y búnkeres y utiliza aquellas armas que encuentre disponibles en el mapa.

Gráficos y sonido

La serie Panzers se caracteriza por un gran nivel de detalle. Los mapas quizá no están tan detallados como los de otros juegos como Blitzkrieg II, pero su escalado (el zoom de la cámara) es excelente y está lleno de pequeños detalles de calidad. Son detalles que quizá pasan desapercibidos, pero dan un aire más 'redondo' al juego. Hablamos del fogonazo del disparo reflejado en los carros, la sombra de cada uno de los objetos, la iluminación 3D sobre todas las unidades, el movimiento de cada carro al ser alcanzado por un disparo, las huellas en el escenario, la destrucción de la mayoría de los elementos del campo de batalla…

Los escenarios representan las elevaciones del terreno y, si bien no son determinantes, ayudan a una mejor utilización de nuestros recursos. Las unidades situadas sobre promontorios tienen un mayor alcance de visión y de fuego y, por el contrario, también pueden ocultarse detrás de los mismos. Es una lástima que esta circunstancia no se aproveche más, tal y como lo hacen títulos como el clásico Ground Control. Otro detalle que se echa en falta es la física sobre el terreno. Todas las unidades se mueven a la misma velocidad ya suban o bajen, estén deterioradas o no.

Todo el conjunto alcanza una calidad notable para un juego de este tipo, resultando todo lo impresionante que se puede ser sin apartarse demasiado del realismo al que se debe.

En cuanto al sonido, la música cumple su cometido. Nos encontraremos con las clásicas composiciones de tono dramático, tan apropiadas en este entorno bélico, pero no nos llamarán demasiado la atención. Si lo puede hacer el resto del apartado sonoro. Los efectos sí que son para destacar, resultando excelentes los de los disparos e impactos o los de las cadenas de los acorazados al moverse. El juego cuenta con soporte EAX4 y tiene en el sonido una baza muy importante a la hora de ganar inmersión.

Pero si algo hay destacable en el apartado sonoro son las voces. En la versión inglesa ya destacan por su calidad (proceden de actores de doblaje) y por su 'originalidad'. En cada campaña oiremos a nuestros hombres con el acento propio de su nacionalidad o incluso nos hablarán en su idioma. La versión en español es aún más destacable. Escucharemos a nuestros soldados en un español con acento italiano, alemán, yugoslavo… Se trata de un doblaje excelente que ya quisieran para sí juegos de presupuesto mucho mayor.

En este apartado del sonido, como en el resto de la localización del juego, se puede apreciar el excelente trabajo que ha hecho FX Interactive. Desde el ya comentado doblaje, a los menús o el completísimo manual que acompaña al juego, su trabajo ha sido excepcional. Las comparaciones resultarán odiosas, pero ya nos gustaría ver juegos que se lanzan para el Top10 y cuya adaptación no se acerca siquiera al de este producto. Hablamos de un manual de 40 páginas a todo color, más un libro de misiones donde se detalla a modo de diario cada objetivo, la situación histórica y las armas disponibles y una última guía de unidades donde se describe pormenorizadamente cada una de las 120 disponibles. Además hemos de agradecer a FX la eliminación en la versión española del sistema de protección Starforce, que resulta una auténtica tortura en la instalación del resto de versiones. Además, desde el primer momento en España se lanza la versión 1.06, con el primer parche, que soluciona algún problema de carga gráfica, ya instalado.

Multijugador

El modo multijugador, ya sea en red local o sobre IP, permite tres modos de juego y hasta siete personas por servidor. Evidentemente el juego gana muchos enteros cuando nuestros rivales son seres humanos y ahí sí que empezamos a hablar de auténtica estrategia. A esto sumamos la herramienta de creación de escenarios que acompaña gratuitamente al juego y tenemos suficiente material para mantener una buena comunidad de comandantes panzer. Otro detalle del juego es la posibilidad de enviar nuestras puntuaciones vía Internet y compararlas con las del resto de jugadores del mundo.

  - La relación calidad-horas de juego/precio.
  - La localización y resto del trabajo de FX Interactive.
  - Tiempo de aprendizaje mínimo.

Lo peor
  - No innova casi nada respecto a la versión anterior.
  - La I.A. está muy limitada.
  - Demasiados títulos similares. 

CONCLUSIÓN

[image|nid=1215838|align=right|width=150|height=120] Panzers II (PC)Panzers II entra sin problemas entre los mejores ETR del momento. Su mayor problema es la dura competencia a la que debe enfrentarse. Cada jugador se sentirá atraído hacia uno u otro título dependiendo de pequeños detalles. Personalmente echo en falta en el Panzers posibilidades como la de hacer formaciones o parapetar unidades que sí están en los juegos de Montecristo, pero prefiero la variedad de acción que encuentro en estos o su forma de gestionar las unidades. [image|nid=1215906|align=right|width=150|height=120] Panzers II (PC)En todo caso Panzers II supone muchas horas de diversión y entretenimiento. Quizá alguien nos pueda acusar de prestar demasiada atención al bolsillo, pero por 20€ el producto, sobre todo en la versión española editada por FX, resulta excepcional. Ya podrían tomar ejemplo el resto de distribuidoras… o al menos las de PC, porque con la política que se está imponiendo de lanzar consolas por debajo de su precio, de algún sitio tendrán que llegar los beneficios ;-)

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.