Actualidad

[TGS] Yuji Naka y el futuro de Sega

Francisco Delgado Arrechea

El stand más popular de los creadores de Sonic mostraba títulos en tiempo real.

El stand que comandaba Yuji Naka en el Tokio Game Show, llamado "Sega: The Future", tenía todas las papeletas para ser el más atractivo. El importante desarrollador comenzó su discurso afirmando que todo lo que verían en la pantalla serían versiones para PS3 movidas en tiempo real, lo que provocó el interés general del público. Hay que tener en cuenta que todos estos títulos también están en desarrollo para Xbox 360.

El primer juego en romper el hielo fue Full Auto, el frénetico título de carreras que ya había sido visto en la E3. Naka hizo especial énfasis en la capacidad de volver hacia atrás mientras estamos corriendo, en una característica parecida a la que se encuentra en los últimos Prince of Persia.

A continuación, Chrome Hounds tomó el relevo con unas cinemáticas que no eran nuevas, para pasar a secuencias in-game que dejaron un poco que desear. Mientras que la calidad de las mismas era correcta, no era lo esperado después de haber visualizado las cinemáticas. Por poner un ejemplo, las texturas del suelo eran tan nítidas como las vistas en títulos de PS2. Esperemos que mejoren en este aspecto.

Lo que pudo ser visto después, eran secuencias totalmente in-game de arcades que Sega ya mostró en el reciente JAMMA Show, tales como Psy-Phi, Afterburner, Power Smash and Virtua Fighter 5. Sobre este último, Naka aseguró que estaría disponible en los salones recreativos antes de que nos diéramos cuenta, con la posibilidad de una conversión a consolas domésticas.

Para el siguiente título, pasó al frente Takashi Yuda, productor del mismo, de nombre Fifth Phantom Saga. Yuda, que también fue director de Puyo Puyo Fever, mostró por encima una demo en tiempo real sobre este juego de disparos en primera persona, cuyas siglas, curiosamente, son las del género que representa (FPS). Algo más atractivas las imágenes aquí vistas, con efectos gráficos como shaders (sombras que intentan recrear una profundidad virtual en las texturas), y nubes programadas. Mientras Yuda movía la cámara del juego, Naka comentaba los aspectos más interesantes, como que los personajes habían sido creados con ocho millones de polígonos. Si no hay exageración en esta cifra, sería realmente impresionante, teniendo en cuenta que Half-Life 2 utiliza modelos de unos 3.000 polígonos. El protagonista visible en la pantalla era un personaje con pelo blanco que arremetía a balazos contra cientos de soldados, para luego aparecer otro que volaba y poseía grandes poderes, aunque en ningún momento se vieron secuencias verdaderamente in-game. En general, una presentación escueta (no llegó a los tres minutos) y no tan impresionante como esperábamos, a pesar de los atractivos datos teóricos ofrecidos por sus desarrolladores.

Por último, Sonic the Hedgehog, título finalmente confirmado, se movió en la pantalla, con unas transiciones entre día y noche ciertamente impactantes. La escena representaba un altiplano con vegetación, unas cajas, un gran árbol, y unos anillos a su lado (famosos en la serie). Sonic se encontraba en un extremo y, a continuación, se pudo ver como era recreado el paso del tiempo de una forma ciertamente conseguida. La luz del sol proyectaba sombras en tiempo real y, mientras pasaba el tiempo, estás se movían en concordancia con la posición del gran astro. El atardecer y su color anaranjado se hicieron protagonistas, en unas imágenes de belleza difícil de explicar con simples palabras. La noche se apoderó de la pantalla, y la visibilidad era muy baja, sin embargo, el movimiento de las vistosas nubes podía distinguirse con claridad. Finalmente, amaneció un nuevo día, para dar paso al siguiente vídeo, que mostraba al erizo azul en acción. A pesar de que algunos opinaron que la calidad de las secuencias era baja, y que otros dijeron que la esencia de la saga se había perdido, este tráiler en tiempo real no fue menos atractivo que el anterior. Un vasto escenario diurno dio cobijo a los veloces movimientos de Sonic, que continuaba en su afán de recoger anillos y saltar sobre los conocidos trampolines en forma de seta. Unos robots sirvieron para comprobar que el erizo sigue en forma, al tiempo que los estampaba contra muros que se deshacían en bloques que se movían todas direcciones, demostrando que la física había sido implementada con acierto.

Pronto tendrán a vuestra disposición estos videos, mientras tanto, no cambien de canal para seguir con el interesantísimo TGS 2005.