Vampire Chronicle, Impresiones

Iván Taillet

A golpe de mandoble o picotazos de avispa vamos a descubrir una de las muchas características técnicas con las que nos sorprende PSP. Así de peculiar y espectacular a la vez se presenta el primer titulo 2D de la portátil de Sony, que a buen seguro no será el único.

A golpe de mandoble o picotazos de avispa vamos a descubrir una de las muchas características técnicas con las que nos sorprende PSP. Así de peculiar y espectacular a la vez se presenta el primer titulo 2D de la portátil de Sony, que a buen seguro no será el único.

Por casi todos es conocida la serie Darkstalker, Vampire en Japón y título que nos ocupa en estas impresiones tras importarlo en su versión nipona. Con un sistema de lucha uno contra uno al más puro estilo Street Fighter y un elenco de personajes de lo más variopinto, se pone en escena una saga que sin duda destaca por su originalidad dentro del beat'em up. Y es que, enfrentar a Caperucita Roja con Frankenstein, o al Hombre Lobo con el Yeti, no deja de ser algo raramente repetible.

El sistema de juego es el clásico de la serie, con una barra que muestra la vida de los personajes, y la ya indispensable barra de poder, que a medida que golpeemos se ira llenando, permitiéndonos golpes devastadores con los que tumbar a nuestro enemigo. Si bien no estamos hablando de un título único ni de una parte, si no de un compendio de todas las versiones que han salido a la luz, pudiendo jugar con los distintos modos de lucha que ha tenido la serie, como ya ocurría con el titulo de Dreamcast, Vampire Collection.

La calidad que posee la pantalla de PSP es perfecta para esta clase de juegos, sprites con colores bien definidos y siluetas de todos los tamaños moviéndose a gran velocidad lucen de maravilla y resultan si cabe mas espectaculares que en una televisión, con un contraste y definición difícilmente alcanzable a mayores tamaños, pero permitiéndonos apreciar cada detalle en todo su esplendor.

Podremos elegir si jugamos en formato 4:3, dándonos la opción a poner hasta 12 diferentes marcos en movimiento para rellenar el espacio que queda a los lados, tan dispares como una luna con sus nubes a toda velocidad o una mazmorra con sus antorchas parpadeantes. Pero sin duda es mucho mas impactante a pantalla completa, y aunque engorda un poco la imagen deformándola, queda perfecta y en ningún momento apreciaremos una desproporción a lo ancho ni en jugadores ni en escenarios.

Podemos asegurar que se trata de un calco exacto de la versión de Dreamcast, con todos sus escenarios y animaciones, y por supuesto todos los personajes y movimientos, los cuales no han menguado ni una micra y se mueven con total soltura y velocidad. Incluso cuando ambos luchadores ejecutan un especial a la vez, llenándose toda la pantalla de partículas y sprites descomunales en movimiento, PSP lo muestra sin pestañear, poniendo de manifiesto las enormes capacidades 2D de la consola y ofreciendo a los amantes del genero un espectáculo propio de salones arcade y consolas de sobremesa.

Si bien es cierto que algunos personajes utilizan el mismo cuerpo que otros, como en el caso de Ryu y Ken en Street Fighter II, incluso estos tienen características únicas y diferenciadoras, y todos los personajes cuentan con un rico abanico de animaciones y golpes. El sonido esta igualmente a la altura, con excelentes y numerosas digitalizaciones al igual que potentes músicas llenas de instrumentos, si bien la calidad del Q-Sound no es tan profunda como en los salones de juego o DC, sin duda el titulo tiene un apartado sonoro a la altura del gráfico, sin ningún chasquido ni sonido enlatado.

El juego se estructura en varios modos de juego, pero además, podemos seleccionar el sistema de combate que queramos, pudiendo desde revivir nuestras partidas al sistema clásico del Vampire, o pelear sin descanso con el control de Savior. Igualmente, dependiendo de cual escojamos, los personajes tendrán unos movimientos básicos u otros, y también cambiaran los diseños de algunos de ellos. De tal forma, cuando Gallom haga su ataque convertido en bola de fuego, en el modo Vampire su estética será totalmente diferente al modo Savior, aunque la mecánica y la ejecución sean exactas.

Los sistemas de combate a lo largo de la serie han ido cambiando y son totalmente seleccionables, desde el tradicional a dos rounds diferenciados por un tiempo intermedio donde recuperarán las vidas ambos para empezar el siguiente asalto, hasta combates donde apenas hay un descanso de un segundo y nuestra labor será acabar con las dos barras de energía del rival antes de que el agote las dos nuestras, o desde magias simples a una barra con un tiempo limitado para usarla, a múltiples barras para hacer mas y mejores golpes especiales. Gustos a parte, cada sistema tiene su premio pues los finales de cada personaje variaran, y siempre será un aliciente no solo acabar el juego con todos los personajes, si no también en todos sus sistemas de combate.

Los modos de juego son Arcade, Network, Tower, Chronicle y Training, con el menú Option para configurar el juego a nuestro gusto. El tradicional Arcade, donde seleccionaremos un personaje y tendremos que ir superando adversario tras adversario hasta enfrentarnos al malvado Jedah, y que nos regalara una secuencia cinemática distinta con cada personaje, pudiendo disfrutar de hasta 4 diferentes con algunos personajes que nos han acompañado en sus cuatro juegos.

El modo Network nos permitirá combates WiFi con varios jugadores, por turnos, que analizaremos en un inminente reportaje especialmente dedicado al juego inalámbrico de PSP.

El modo Tower, que da nombre al titulo, es totalmente diferente. A un round, lucharemos con 3 personajes que escojamos y que debemos intentar conservar hasta el final por conseguir alcanzar la cima. Por el camino, y dependiendo de que manera ganemos, nos conducirá por un sendero u otro, y nos dará unos premios diferentes en forma de postales y otras sorpresas. Cada cierto numero de combates, un enemigo mas poderoso de lo normal hará aparición, siendo alguno de los personajes del juego pero con su gama de colores limitada al negro, recordando antiguos títulos como Mortal Kombat con el famoso Smoke, que sin duda será duro de pelar. Un modo muy divertido y con grandes cantidades de premios y secretos.

Seleccionando Chronicle podremos ver nuestros premios, ya sean secuencias finales, intros de las series, postales o escuchar todos los efectos especiales y músicas del juego. Las postales que iremos ganando son de mucha calidad y detalle, pudiendo hacer zooms y mover la imagen para observar mejor el detalle de sus trazos, ya que están hechos a mano y son de gran belleza. El modo Training nos permitirá aprender a dominar cada personaje, pudiendo determinar que comportamiento tendrá el pobre sparring que previamente elegiremos. Así podemos dotarle de una pasividad que no veremos durante el juego y practicar tranquilamente, o que salte todo el tiempo para practicar ataques aéreos. Toda posibilidad esta prevista.

En las opciones podremos configurar parámetros como la dificultad, el nivel de daño de cada golpe para alargar o acortar los combates, el tiempo, la velocidad, ponérnoslo mas fácil con un sistema de autoguardia que protegerá a nuestro personaje de la mayoría de golpes siempre y cuando no estemos en mitad de un ataque, o configurar los botones a nuestro gusto, así como la pantalla, o guardar partidas de manera manual o automática.

Si el titulo tiene un punto negro, ese es sin duda el control. Esta clase de juegos requieren rápidos y precisos movimientos coordinados con varios botones a la vez, y la disposición de PSP no es la mas idónea para ejecutarlos con naturalidad. De tal manera, muchos golpes especiales se deben realizar dando a los 3 puños a la vez, obligándonos a pulsar en el tiempo justo dos botones del frente de la consola, mas un gatillo.

Por eso, en cualquier momento de la partida dando a la pausa, podemos configurar los botones a nuestro gusto, e incluso hacer que un solo botón haga la función de presionar 2 o incluso 3 botones simultáneamente, pero esto nos privara por ejemplo de patada media, pues los 6 botones que tiene la consola se utilizan en el juego, limitándonos a usar solo patada fuerte y débil, lo cual dificultara su sistema de combos.

Incluso cuando escojamos la configuración que mejor se adapte a nosotros, los movimientos no salen fácil, teniendo que marcar pronunciadamente los movimientos en la crucera, no dándonos la opción a manejar el stick. Se necesita un proceso de adaptación a esta lentitud que nos costara mas de un combate probando, pero finalmente se acaba cogiendo el tacto, pese a que no siempre sale cada golpe como queríamos.

Para minimizar esto, el juego incluye la opción Easy con la que los golpes saldrán de manera mucho mas sencillas, sustituyendo una media luna por un toque al frente, pero esto hace que de pronto lances un ataque especial cuando no es el momento, y además se vuelve mucho mas aburrido pues la gracia de estos títulos es aprender cada golpe y saber ponerlo en practica en combate. Es una lastima que no este mas limado el control, pues aunque no impide disfrutar de él, si supone una dura prueba inicialmente, y si desconocemos por completo esta serie y cómo se ejecutan sus ataques nos costara bastante aprender a manejar a cualquier personaje.

Pese a todo, PSP ha superado con nota la prueba de las 2D demostrando que puede hacer grandes cosas. Y es que, un juego de estas características necesita bastante capacidad tanto en memoria como en su dispositivo de almacenamiento, y tanto la consola de Sony como sus discos UMD cumplen a la perfección estos requisitos, de ahí que todo este en este juego, sin sacrificar ni un solo pixel.

El futuro no puede ser mas prometedor, pues no solo Capcom tiene multitud de juegos de este tipo por explotar en PSP como sus famosas series VS, véase Street Fighter VS X-Men, si no que la posibilidad de que un Guilty Gear pueda aparecer algún día no es algo impensable, o títulos como DoDonPachi. Viendo lo que esta maquina es capaz de mover en un titulo de lanzamiento, nuestra imaginación no puede quedarse en su sitio y vuela hasta nuestros más recónditos sueños, pensando que tal vez, sea hora de ir despertando, y momento de retar a cualquiera en cualquier parte, y a nuestros títulos favoritos hasta hoy imposibles.

DarkStalkers Chronicle: The Chaos Tower

Darkstalker vuelve a la vida en su 10º aniversario con esta versión recopilatoria en la que puedes seleccionar a cualquiera de los personajes aparecidos en la saga junto a sus diferentes habilidades.
DarkStalkers Chronicle: The Chaos Tower