Armored Core: Formula Front

Santiago Ramos

Armored Core: Formula Front recibe el honor de ser uno de los primeros juegos para PSP. From Software, creadores de hitos orientales en la historia del videojuego como Rune, Otogi, Murakumo o Sword of Moonlight nos presenta la penúltima entrega de la saga de Mechs.

Armored Core: Formula Front recibe el honor de ser uno de los primeros juegos para PSP. From Software, creadores de hitos orientales en la historia del videojuego como Rune, Otogi, Murakumo o Sword of Moonlight nos presenta la penúltima entrega de la saga de Mechs que ha cautivado a medio mundo...

… dejando absolutamente indiferente a la otra mitad. Como inicio de párrafo no conseguía decidirme entre la frase anterior y otra que venía a decir '… Dios quiera que sea la última'. Finalmente opté por introducir ambas en el texto mediante un hábil (aunque sencillo) recurso estilístico, ilustrando, por una parte, la infranqueable brecha existente entre uno y otro juicio, y aclarando, por otra, a qué grupo pertenezco.

Uno procura acercarse a este tipo de cosas con la mente abierta de par en par, sin prejuicios. Especialmente tratándose de un escueto avance que sólo debe ofrecer sentido desde el atractivo inmediato y a menudo superficial, apelando a cualesquiera virtudes técnicas, artísticas y/o argumentales, creando expectativas amables y otorgando grandes márgenes de confianza, evitando juicios que sólo pueden establecerse en el momento en que uno tiene el producto final en sus manos. El problema, en este caso concreto, estriba en una razón fundamental (con dos cabezas): Armored Core: Formula Front es un producto ya definitivo, finalizado y distribuido, y por tanto convenientemente valorado (enjuiciado) por parte de la prensa extranjera. El problema es el conocimiento. Y las preferencias de un humilde servidor, incapaz de despersonalizarse.

Intentaremos conseguirlo, no obstante. Vayamos pues a los datos constatables, a los hechos, huyamos del engaño masivo.

Origen.

En 1997 se publicó en Japón el primer título de la saga en la gris de Sony. Básicamente consistía en montar un mecha de la cabeza a los pies, tomar el control del supervitaminado robot y patear algunos orondos traseros. El mundo oriental del videojuego había tanteado el terreno en bastantes ocasiones, desde los primeros tiempos de la NES o la Master System, pero de forma bastante superficial y, en general, decepcionante. Algo tan propio de la escena anime japonesa como los robots enormes y con miles de componentes y accesorios no podía dejar de profundizar en ese terreno, así que desde finales de los 90 surgieron como setas los Mechwarrior, Zone of the Enders y demás sagas robofuturísticas. Sin embargo, el primer título que pudo ser considerado una auténtica exploración del enorme mundo mecha fue este Armored Core para Playstation.

Dicho juego permitía meterte en la piel de un piloto que entra a formar parte del Nido de los Cuervos, una banda de mercenarios que trabajan para su propio beneficio, a los mandos de un Armored Core (bicho mecánico con múltiples partes). Cada misión que completases satisfactoriamente te otorgaba determinadas ganancias con las que podías comprar nuevas partes y armas para tu bicho, de forma que pudieses completar satisfactoriamente nuevas misiones que te otorgasen determinadas ganancias con las que...

Un título con mucha acción, buen manejo, fluidos gráficos en 3D, cuidados diseños del famoso Shoji Kawamori, un enorme modo para dos jugadores… compra obligada para todos los fans de los anime de este estilo. Los japoneses se lo tomaron a pecho, y compraron, compraron y volvieron a comprar, por lo que obligaron a From Software a sacar mil y un entregas más, para Playstation primero, luego para PS2. Muchas eran simples expansiones de los anteriores, y los nuevos títulos nunca supusieron grandes cambios en ningún aspecto. Además, conociendo la historia de la saga era posible apreciar cierta curiosa tendencia: cada vez se concedía más importancia al apartado estratégico, configuración de los bichos y planteamientos previos a la batalla, y menos a la acción.

Hechos.
Y finalmente lo consiguieron. Sanseacabó. Las batallas de mechas en Armored Core: Formula Front para PSP han eliminado el elemento humano. Ya no hay intervención posible. Una vez en el campo de batalla, te sientas y miras. Y ya está.

Armored Core siempre concedió la mayor importancia al apartado de configuración de los mechas, por encima de la acción presente en las batallas. En Formula Front, tal acción sencillamente no existe. Este juego es básicamente un enorme garaje con robots y armas y piezas, con el jugador configurando sus propios engendros y contemplando el resultado mediante la visualización de las batallas totalmente controladas por la Inteligencia Artificial. Algo así como cuando mandas al perro a por el periódico: lo programas, lo sueltas, y a contemplar el resultado.

Desde luego hay algo absolutamente cierto: fanáticos del tuneo de mechas, ¡éste es vuestro juego! El inmenso garaje ofrece un Área de Construcción (AC Construction) donde puedes equipar tu robot con piezas para la cabeza, cuerpo, brazos, piernas, cohetes, armas de fuego, generadores, radiadores, entrañas, extensiones, rizos, mechas... Imaginaos lo absorbente que puede llegar a ser configurar las mechas de un mecha. Incluso las propias partes pueden ser modificadas, cambiando la forma, el color... Opciones prácticamente infinitas para crear el Bicho de tus Sueños, o una buena imitación de Mazinger Z o cualquier Decepticon decente (Starscream (aka Starcream) era mi favorito; los Autobots eran Decep-cionantes).

Ya hemos comentado que tú no vas a controlar el mecha por ti mismo, por lo que las rutinas de Inteligencia Artificial jugarán un papel vital. El garaje ofrece también la posibilidad de modificar los parámetros más importantes en la IA de tu robot (AI Tune). Por ejemplo, enfocar al muchacho para los ataques de cerca o de lejos, rapidez de movimientos, saltos, estrategias defensivas, ofensivas... incluyendo 30 configuraciones estratégicas pregrabadas y seleccionables para no gastar demasiado tiempo en estos menesteres (pero seguro que lo quieres gastar, ¿eh?). Para todo esto juega un papel fundamental la cabeza del robot: dependiendo de la que poseas y montes, podrás disponer de determinada capacidad en determinados parámetros. Y por supuesto un número limitado de puntos para repartir como desees.

Una vez montado tu fenómeno y su Inteligencia puedes pasarte horas probando sus cualidades en batallas tipo test (¿traducción literal de Test Battle?) o ir directamente al meollo del asunto en la Liga que From Software ha incluido como modo principal. Jornada a jornada deberemos enfrentarnos contra otros mechas similares o incluso peor decorados en arenas a menudo enormes y (todo sea dicho) excelentemente diseñadas. El objetivo: llegar al primer puesto. Un consejo: para lograrlo se recomienda deshacerse de piezas viejas y/o en desuso, tales como Roberto Carlos o Beckham.

Alguna de las críticas presentes en la prensa extranjera tienen que ver con la siguiente pregunta: ‘¿Por qué querrías llegar al primer puesto de una liga que existe exclusivamente en tu Memory Stick?'. La respuesta igualmente interesante: ‘No estamos seguros, pero estamos seguros de que todos aquellos que compren Armored Core conocerán la respuesta a esa pregunta'.

En el aspecto técnico no hay ninguna pega posible. Si tenéis ocasión, echad un vistazo a los videos que circulan por internet mostrando las batallas del juego. Los gráficos mostrados en las arenas de batalla son realmente espectaculares: muy detallados, con una definición excelente (especialmente en el caso de las máquinas), efectos de iluminación en (casi) tiempo real, 60 fps... en una muestra realmente admirable de las capacidades de la PSP, no tienen nada que envidiar (por ejemplo) a la penúltima entrega de Armored Core para PS2. El movimiento de las cámaras que muestran los combates y los distintos efectos mostrados son también excelentes. Además, el juego para PSP permitirá beneficiarse de las posibilidades de conexión mediante USB con el PC (en principio para transferir datos, por ejemplo del ranking en la liga, que después podrán ser colgados de internet) y con el Formula Front de PS2 (para compartir bichos y partes de bichos entre uno y otro).

Conclusión.

Este juego está exclusivamente dedicado a los fans de Armored Core. Resto del Mundo abstenerse. Mucho nos tememos que Europa pertenece, en su inmensa mayor parte, al Resto del Mundo. Sin embargo, los tres miembros registrados del Spanish Armored Core Club - Higher Ideology (SACCHI) pueden estar tranquilos: no tenemos absolutamente ninguna indicación acerca de si el juego será o no lanzado en nuestro mercado. Para ellos tres y los numerosísimos seguidores orientales, un auténtico paraíso con miles de opciones para configurar indescriptibles máquinas de amor o de guerra. Para todos, una deliciosa nueva muestra de las capacidades técnicas de la PSP.

Armored Core: Formula Front Extreme Battle

Última entrega de la serie de acción de Mechs desarrollada por From Software que en esta ocasión llega a PSP.
Armored Core: Formula Front Extreme Battle