Colin McRae Rally
Colin McRae Rally
Carátula de Colin McRae Rally

Una segunda parte algo a destiempo.

Daniel Delgado García

La segunda entrega de Colin McRae ya hace bastante tiempo que triunfó en PSOne y PC. Quizás por ese éxito ahora ha saltado a la portátil de Nintendo, aunque cualquier parecido con sus hermanas mayores es pura coincidencia. Y eso que la tercera parte está a punto de salir al mercado.

La segunda entrega de Colin McRae ya hace bastante tiempo que triunfó en PSOne y PC. Quizás por ese éxito ahora ha saltado a la portátil de Nintendo, aunque cualquier parecido con sus hermanas mayores es pura coincidencia. Y eso que la tercera parte está a punto de salir al mercado.

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

La saga de Colin McRae es mundialmente conocida por enfocar el mundo de los rallies con un realismo fuera de toda duda. Desde su primera parte siempre se ha intentado potenciar las carreras de manera similar a las carreras de rallies reales. Para ello, siempre se ha contado con varios elementos imprescindibles, como un apartado gráfico envidiable, o un control casi clavado al real.

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

Sin embargo, en una Game Boy Advance la cosa se complica un poco por las diferencias técnicas con otros soportes superiores. Bien es cierto que V-Rally 3 se saltó olímpicamente esas limitaciones ofreciendo un juego impresionante gráficamente, a la par que jugable y divertido. Pero este Colin McRae 2.0 no le llega a la altura en ciertos aspectos, a la vez que en algunos sí lo supera.

Lo primero que llama la atención al comenzar a jugar es la similitud que ofrecen los menús con la versión para PSOne, ya que salvando las distancias fundamentales de ambas consolas, son casi idénticos. Pero al ponerse a jugar la cosa cambia sustancialmente. Si el apartado gráfico de todos los Colin McRae siempre fue impecable, ahora se rompe con la tradición y se puede apreciar un juego de carreras similar a todos los demás... exceptuando V-Rally 3, que sigue siendo el rey indiscutible.

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

El juego utiliza el clásico sistema de "Modo 7", que consiste en colocar un suelo plano que se dibuja desde la línea del horizonte, y algunas texturas sobre él para dar sensación de movimiento. ¿Y los polígonos?, pues por desgracia no hay. Si alguien esperaba que este juego superara a V-Rally 3 se va a sentir decepcionado, porque los gráficos no ofrecen nada que no se haya visto antes.

Pero no conviene basar todo el criterio en un solo apartado. Colin McRae siempre ha sido una franquicia divertida, y en cierto modo, lo sigue siendo. Para empezar, el control del coche es muy suave, y se parece bastante al visto en PSOne. Pero claro, aquí no hay palanca analógica, por lo que se hace un poco más difícil controlar el vehículo. Ahora por fin hay voces cantando las curvas, y eso que solo es una Game Boy; pero la contra es que solo están disponibles en inglés.

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

En definitiva, una de cal y otra de arena para presentar un juego que intenta parecerse a sus hermanos mayores, pero que no lo consigue del todo. Y es que esta versión no está realizada directamente por la gente de Codemasters, sino que han cedido la licencia a los chicos de Spellbound, y puede que la tarea les haya venido un poco grande. Quizás si la tercera parte también se deja caer en GBA, el resultado sea perfecto.

 g r á f i c o s

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

El apartado gráfico, tal y como ya se ha dicho, queda bastante atrasado viendo lo que ya hay presente. De todos modos, y a pesar de que casi todo es en 2D (exceptuando el suelo, claro está), hay detalles de calidad que merecen ser resaltados a parte. El suelo puede que sea en 3D, pero es totalmente plano... ¿totalmente?, pues no. En el suelo es normal encontrar baches que pueden desestabilizar el vehículo, y si se coge con mucha velocidad, mientras se toma una curva, se puede incluso volcar.

Otro detalle gráfico digno de mención es la marca que va dejando el coche sobre ciertas superficies como tierra o barro. No es que sea espectacular, pero al menos es un detalle de agradecer. También hay que hablar de la suavidad con la que se mueve el coche cuando realiza los giros. De hecho el movimiento es tan suave que a veces dará la impresión de estar viendo polígonos, pero no es así; es un sprite, aunque muy bien animado.

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

Lamentablemente, y como era de esperar, no hay vista interior en este juego. Tan solo hay una única vista exterior, y además está colocada un poco alejada del coche, por lo que si alguien no se adapta a ella lo lleva crudo para encontrar el juego divertido. De todos modos, las curvas se ven venir con relativa facilidad, y si a eso contamos con que el copiloto va avisando de ellas, pues tampoco resulta difícil tomarlas bien.

Un aspecto positivo y que no suele verse mucho son las repeticiones que podrán disfrutarse al terminar cada carrera. Lo malo es que al ser el coche un sprite, éstas no consiguen un gran efecto, por mucho que intenten imitar los mismos ángulos que las vistas en PSOne. También hay que hablar de que el coche se irá ensuciando a medida que se avanza en cada tramo. No afecta a la jugabilidad, pero queda bonito (o feo, según se mire).

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

Por último, mencionar que los menús son muy vistosos, casi idénticos a la versión de PSOne, pero por desgracia no están en castellano. Tan solo inglés, francés y alemán estarán disponibles para los jugadores de este título. Una lástima, y más si tenemos en cuenta que en los tiempos que corren se traduce casi todo.

 s o n i d o

La música se limita a la que ameniza los menús, y nada más. Es una musiquilla simple, pero bien hecha, de corte techno. Se hace un poco machacante a la larga, pero como tampoco es cuestión de estar paseando indefinidamente por los menús, pues no tiene mayor importancia. Durante el juego solo estarán presentes los efectos de sonido, como en toda la saga.

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

Los efectos de sonido son el punto fuerte del juego, al estar incluidas las voces del copiloto. Por desgracia solo están presentes en inglés (ni siquiera en los otros dos idiomas que se pueden seleccionar para los textos), pero al menos están todas las necesarias para reconocer cualquier curva a tiempo. El resto de los sonidos los componen los motores y las frenadas fundamentalmente, aunque también hay algunos sonidos más como los choques contra los obstáculos.

 j u g a b i l i d a d

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

La jugabilidad es, o al menos intenta ser, similar a la vista en los otros Colin McRae. Sin embargo, el limitado apartado gráfico impide que lo consiga sobradamente, al no haber ni subidas ni bajadas. El control es bastante parecido, sensible, e intentando ser realista, pero al final el vehículo termina por ser demasiado inestable, y muy sensible a cualquier bache.

Para conducir, solo hay que pulsar A para acelerar y B para frenar. Se conduce con la cruceta y no hay más. El juego es bastante rápido, por lo que hay que ir con cuidado y usar el freno con frecuencia. Por ello, las curvas muy cerradas, al haber que frenar mucho el vehículo, se toman con facilidad, mientras que las curvas sencillas, terminan por ser más engañosas, y acaban por hacer derrapar el coche demasiado, lo que termina en accidente la mayor parte de las veces.

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

Como no podía ser de otro modo, el coche se va dañando a medida que choca contra los obstáculos que pueblan los circuitos en sus laterales, y estos daños afectan a su comportamiento. Para arreglarlo, cada dos pruebas se podrá acceder al taller, donde con un tiempo límite habrá que escoger las partes que se desean reparar.

El comportamiento del coche según la superficie por la que se corre afecta bastante al control, y obliga a su vez a escoger bien el tipo de ruedas que se quieren llevar. También las condiciones meteorológicas afectan al comportamiento, y obligan al jugador a estar bien atento a la previsión de las etapas futuras.

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

En términos generales hay que reconocer que el juego resulta divertido. Podría serlo mucho más, pero al menos puede apreciarse un poco del espíritu de los Colin McRae aquí presente.

 c o n c l u s i ó n

Colin McRae Rally 2.0 (GameBoy)

Sin duda, si V-Rally 3 no hubiese visto nunca la luz, éste sería el mejor juego de carreras aparecido en la consola portátil de Nintendo. Pero las cosas son así, y Colin McRae tiene que conformarse con un más que honroso segundo puesto. De todos modos, puede que a alguien le guste más éste título por su jugabilidad, siempre que la anteponga al aspecto gráfico. Por ello, recomendamos su prueba en cualquier caso, y tan solo recomendamos su compra para los fans del piloto británico.

 l o   m e j o r

  • El control del vehículo
  • Que se ensucie la carrocería
  • Las voces del copiloto

 l o   p e o r

  • Ni doblado ni traducido
  • Que no sea en 3D completamente
  • Que exista V-Rally 3