Tetris Worlds
Tetris Worlds
Carátula de Tetris Worlds

Escaramuza con los bloques

Fernando Conde

Tetris vuelve tras varios años sin puestas al día en el PC, en una nueva versión con gráficos modernizados y 6 modos de juego. Pero ¿Sigue la adicción del clásico intacta?

Vuelve Tetris. Y la verdad es que en el mundo del PC ya le tocaba… Por alguna razón, desde los tiempos del mismísimo Alexei Pajitnov, el PC no ha vuelto a ver un juego que ponga a Tetris al día en algo que no sean sólo sus gráficos. Mientras que algunas consolas no parecen estar completas sin una buena versión de Tetris, el PC se ha tenido que venir conformando con versiones realmente antiguas o remakes caseros del clásico juego, el puzzle para ordenador por antonomasia. Tan sólo ‘The Next Tetris' vino, hace cuatro años, a poner algo de luz, aunque no pudiésemos disfrutar de la versión PC en nuestro país.

Y el caso es que el Tetris para PC se ha acabado convirtiendo en una especie de desarrollo gafado, porque desde el Tetris original de Pajitnov no se ha vuelto a ver un juego que logre sacar más del concepto en sí, aparte de remozar los gráficos, quitando quizá intentos de tridimensionalizarlo como Welltris (del propio Alexei) y BlockOut.

Y en fin… El siglo XXI ya está bien entrado y el trono de Tetris, el programa que probablemente más ha bajado la productividad en las empresas con ordenadores, sigue vacante. La cosa ya empieza a tomar tintes épicos y el juego parece una suerte de Excalibur esperando que alguien la arranque de su roca. Pero el caso es que los chicos de THQ están decididos a dar un buen tirón.

Pongámonos en antecedentes: Para aquellos que no conozcáis Tetris (ya me explicareis en que isla desierta o galaxia muy lejana habéis estado), la mecánica es extremadamente simple: Tenemos un pozo de una determinada altura y anchura y unas cuantas piezas de diversas formas simples que caen por el pozo. El objetivo es agruparlas para que vayan cayendo ordenadas y rellenen líneas, que una vez estén completas desaparecerán y nos dejarán más sitio para seguir encajando piezas. Cuantas más líneas hagamos, más puntos obtenemos y más rápido van cayendo las siguientes piezas.

Sobre esta premisa básica, THQ revisita el clásico y lo dota de nuevos gráficos, nuevas opciones de juego y nuevo… Guión. Sí, esta vez hay un guión y bastante elaborado. En total, 6 modos de jugar al Tetris, 6 mundos en los que jugar y un lavado de cara total a la estética que lo rodea, que no a las propias piezas ni a la mecánica general.

¿Y al final a donde nos lleva todo esto? ¿Sigue el trono vacante? Pues al menos en PC, sí… Tetris Worlds presenta algunas carencias destacables en el punto más vital del Tetris clásico: La jugabilidad. Errores tontos pero que molestan y dejan una herida en la virtud más importante del Tetris original: Su increíble adicción. Al final Tetris Worlds, en su versión PC, es un muy buen Tetris al que le han fallado aspectos muy puntuales pero que resquebrajan el resto de la estructura. ¿Qué donde está el fallo? Seguid leyendo.

Audio/Vídeo

El apartado técnico de Tetris Worlds se ha puesto, indudablemente, al día. DirectX y tarjetas aceleradoras 3D son ahora compañeros de este nuevo Tetris del siglo XXI que las aprovecha sin complejos. Los entornos de juego, de apariencia natural, aprovechan las 3D con colorido y buen gusto, aunque sin demasiados aspavientos: Al fin y al cabo sólo son fondos, aunque se usen para ilustrar el guión. Las piezas siguen teniendo la apariencia de siempre y no se puede decir que el paso a 3D las beneficie o las perjudique, sino todo lo contrario… Son nuestras viejas conocidas. En resumen, que Tetris se ha puesto de gala.

El apartado sonoro también cumple, sin aspavientos pero cumple. Las músicas, como viene siendo costumbre en todos los Tetris, o las odias o las amas, siendo muy ambientales y marcadamente rítmicas, aunque discretas. Y los sonidos que hacen las piezas al caer e interactuar… Pues son eso; sonidos.

En cuanto al video de presentación, es ciertamente algo que sorprende en un remozado de Tetris, pero se ha cuidado su realización, habida cuenta de que el guión de este Tetris Worlds necesita del video inicial para ser entendido.

En el apartado gráfico, cabe destacar el ‘reclutamiento' de Roger Dean. Este nombre, que pasará desapercibido para la mayor parte del público, pertenece a un artista gráfico cuyos paisajes alienígenas tienen bastante renombre y que muchos aún asocian al grupo de rock progresivo de los 70 ‘Yes'. Sin duda, la particular estética de Tetris Worlds gana muchos enteros gracias a su inspiración.

Guión

Llegamos a una de las partes más sorprendentes de este juego, en especial para los conocedores del clásico: Alguien ha conseguido encajarle un guión al Tetris. Esta vez, nuestras horas muertas delante de la pantalla encajando piezas tendrán algún sentido: Salvar a una curiosa especie de la extinción.

Nuestra historia comienza en Hadar 4, un planeta cuyo sol amenaza con volverse nova en cualquier momento y arrastrarle en su trágico final. La cosa no sería para tanto si no fuese porque Hadar 4 es el hogar de una especie inteligente; los Minos.

Dice el refrán que cuando se cierra una puerta se abre una ventana y el caso es que los Minos han encontrado otros 6 planetas adecuados para su colonización. Para llegar a ellos y ponerlos en un estado habitable, se han de usar los Tetriones, unas puertas estelares cuyo origen se remonta al pasado remoto, el último legado de una especie de viajeros estelares.

El caso es que para emplear estas puertas hay que realizar una actividad conocida como Tetris, una especie de seguro para evitar que sean accidentalmente empleados por especies sin la inteligencia necesaria. Así que entre todos los habitantes de Hadar 4 se ha elegido a los 6 Minos que mayor maestría han demostrado en el Tetris para que se dirijan, en el papel de Tetrinautas, a estos planetas para acondicionarlos y abrir las puertas Tetrión.

Jugabilidad

Llegamos a la madre del cordero. La jugabilidad, ese concepto intangible e inexplicable que parece ser una especie de precursor químico de la adicción, es el pilar básico del Tetris desde los tiempos en que sólo funcionaba en un computador ruso en modo texto. Tetris Worlds la mantiene, en su concepción y base, y se potencia con los nuevos modos, aunque en la práctica se vea algo deteriorada por causas un tanto especiales.

El modo Tetris original sigue siendo lo que todos recordamos, lo que tantas horas/hombre ha consumido en el mundo y por supuesto toda su esencia. Pero no es el único modo de llenar la pantalla de bloques multicolor. Tenemos otros cinco modos. Cascade Tetris es un modo ya introducido en ‘The Next Tetris', en el que los trozos de las piezas que se rompen sufren la ‘gravedad' y caen en los huecos libres que haya bajo ellos, lo que puede provocar (y de hecho es la gracia de este modo) autenticas avalanchas de líneas.

Square Tetris tiene un objetivo extra: Formar cubos de 4x4 bloques (squares). Las líneas que formemos y que incluyan trozos de este cuadrado tendrán puntuaciones extra y si combinamos un T-spin (girar una pieza con forma de T en un espacio angosto) con una línea, provocaremos un efecto especial: La avalancha.

Sticky Tetris tiene como objetivo ir eliminando ciertos ‘bloques basura' que aparecen en la pantalla, con la particularidad de que si al ir colocando piezas se juntan varios bloques de determinado color, estos se ‘pegarán'. Cuando estos conjuntos de bloques pegados alcancen una determinada masa crítica, serán eliminados. Pasaremos de nivel cuando eliminemos el bloque de basura del fondo.

Hot-Line Tetris, a pesar de tener un nombre de lo más sugerente para los consumidores de ‘telebasura de altas horas de la madrugada', no es más que una variante particularmente lograda del juego, en la que obtendremos puntuaciones por eliminar líneas en determinadas posiciones de la pantalla, marcadas con colores. Cuanto más alta esté la ‘hotline', mayor será la puntuación (y el riesgo de provocar un desastre).

Y el último modo, denominado ‘Fusion Tetris', es una variante en la que el objetivo es conectar determinados bloques llamados ‘bloques átomo' con el ‘bloque de fusión', escondido al fondo de la pantalla tras los ‘bloques basura'.

Cada uno de los mundos del juego tiene un modo de juego, así que para completar los distintos mundos tendremos que demostrar nuestra maestría en cada modo. Nuestro avance en estos mundos nos permitirá conseguir mejoras en la ‘terraformación' del mundo, algo que veremos en forma de cambios en la superficie del planeta, lluvia, vegetación naciendo, etc.

¿Y cómo avanzamos? ¿Subiendo niveles? No… La cosa es más compleja. Para conseguir avanzar en el mundo tendremos que cubrir los distintos niveles en menos de un tiempo determinado. Rizar el rizo o complicar lo (aparentemente) incomplicable. El caso es que la dificultad no es baladí y se requerirá un grado de pericia considerable para poder completar los diferentes mundos.

Hasta aquí todo está muy bien y la diversión parece alcanzar y superar las desmesuradas cotas del clásico. Sin embargo, dos puntos dañan esta jugabilidad: Uno, el entorno del juego no parece muy intuitivo y llega hasta a ser confuso. Por ejemplo, todavía no tengo muy claro si mi incapacidad de cambiar la resolución de 640x480 se debe a que no es posible o a que todavía no he averiguado como hacerlo. Bastante molesto. El otro punto está en las teclas… El teclado no responde como debería, y la agilidad del mismo lo es todo en el Tetris… Inexplicables ‘sobrerrotaciones' se conjugan con momentos en los que el teclado pasa de nosotros, algo que es frustrante y extremadamente irritante cuando el fallo nos deja con una pieza colocada de forma inverosímil en un momento crucial de la partida.

En resumen, Algo más y algo menos que Tetris. Una compra indispensable para aquellos que siguen con el mono o nunca han jugado al Tetris y uno de esos juegos que pasará despercibido para la mayoría de los otros aficionados del mundo.

Estrategia y trucos

La única estrategia válida en el Tetris es practicar y echarle horas, pero como con cualquier Tetris, eso no es muy difícil de hacer.

La puesta al día tecnológica, los nuevos modos de juego, que por fin Tetris tiene alguna finalidad.

LO MEJOR

  • La puesta al día tecnológica, los nuevos modos de juego, que por fin Tetris tiene alguna finalidad.

LO PEOR

  • Inexplicables salidas al escritorio, la imposibilidad aparente de cambiar el modo de video, la respuesta de los controles y la confusión que puede provocar a veces el juego son los puntos negros de este título.Comparándolo conCualquier otro Tetris es buen medio de comparar este Tetris Worlds. Tecnológicamente y en cuanto a modos de juego, no hay color… Tetris Worlds es el Tetris del siglo XXI en este aspecto. Sin embargo, la jugabilidad se resiente de pequeñas faltas de atención en el acabado final. Personalmente, mi Tetris favorito sigue siendo el que acompañaba a la GameBoy original en su lanzamiento en nuestro país.EnlacesPágina oficialEquipo necesarioPara el modo más complejo, gráficamente hablando, se nos recomienda un procesador a 600 MHz con una aceleradora gráfica que soporte T&L, pero en la práctica un Pentium III 500 se ha visto sobrado de capacidad para manejarlo. En su modo más simple, un Pentium II a 233 MHz. sin aceleradora gráfica será suficiente para disfrutar del juego.
  • worlds/darwin
6.5

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.