Odisea, La Búsqueda de Ulises

Odisea, La Búsqueda de Ulises - Las Ruinas de Troya

Odisea es una nueva aventura educative de Cryo, que nos traslada a la Grecia Clásica, para vivir las aventuras del héroe de La Odisea de Homero, Ulises.

LAS RUINAS DE TROYA

Una vez hemos bajado de nuestro barco aeólio vamos hasta los guardias del campamento que no nos dejan entrar. Nos acercamos al montón de alfombras esparcidas y observamos que hacen los esclavos. Viendo esto cogemos una alfombra y podemos atravesar las puertas sin que los guardias nos digan nada.

Dejamos la alfombra en el suelo, en medio de la calle, y entramos en la cabaña central, la que el techo inclinado casi toca el suelo, abriendo primero la puerta. Hablamos con el personaje de ésta primera habitación que nos lleva en presencia de Merops y Nathos, con los que hablamos. Salimos de la choza esperando que terminen sus negocios, damos la vuelta a la misma para hacer tiempo y volvemos a entrar cuando Merops salga. Vamos hasta Nathos, le pedimos el pase que ahora sí que nos da y le hablamos de todo. (Acostumbraros a hablar de todo, y por orden de arriba a abajo en las frases o palabras a menos que se diga lo contrario). Al intentar salir nos dice que busquemos a un tal Mikis.

Salimos de la choza y vamos a la puerta del otro lado del campamento, todo a la izquierda. Le enseñamos el pase al guardia, sin acercarnos mucho o es capaz de matarnos, y podremos atravesar la puerta para entrar en las ruinas de Troya. Hablamos con la prostituta usando la frase "Rechazarla, pero..." y luego de lo demás. Vamos hacia arriba, a la derecha y al fondo y encontramos a Plaster, el herrero del campamento, con el que también hablamos de todo. Al acabar la conversación aparece Mikis y también le hablamos. Finalmente le seguimos pero nos tienden una emboscada y acabamos inconscientes.

Despertamos en un templete derruido y encontramos el cadáver de Mikis a nuestro lado.

Una vez bajadas las escaleras vamos siempre por la derecha y, al final, al fondo, vemos las empalizadas del campamento. Entramos y vamos a la cabaña de Nathos donde se nos acusa del asesinato de Mikis. Le hablamos diciendo la verdad pero nos arrestan y acabamos en una celda. Hablamos con Copeas, nuestro compañero de cárcel, durante bastante rato y después vamos hasta la cesta colocándonos de espaldas a ella.

La descolgamos y después nos cortamos las ataduras con el gancho que la sujetaba. Nos colocamos en la pared del fondo y, con ayuda de Copeas, subimos al tejado. Cogemos la piedra que vemos justo encima del guardia y se la tiramos a la cabeza para dejarle fuera de combate. Saltamos al suelo, liberamos a Copeas y regresamos a la casa de Nathos. En su habitación cogemos nuestra espada y ropa y salimos del campamento junto a Copeas, hablando con el guardia de la puerta sobre Nathos.