NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

84º DESCENSO INTERNACIONAL DEL SELLA

Vuelve la fiesta de las piraguas en la edición más igualada

Becerro y Castañón defienden su última victoria ante, entre otros, los históricos Bouzán y Fernández Fiuza

Actualizado a
03/08/19 
FIESTA DE LAS PIRAGUAS
DESCENSO INTERNACIONAL DEL SELLA PIRAGUISMO DESCENSO DEL SELLA
ELOY ALONSODiarioAS

El Sella más esperado llega con un pronóstico incierto. Porque la nómina de favoritos es más amplia que en otras ocasiones y porque, además, los tres años sin competición, consecuencias del Covid-19, añade más dosis de incertidumbre. Pero cuando, algunos minutos antes del mediodía, se entone el “Asturias, patria querida”, el paréntesis obligado quedará en un segundo plano y las piraguas volverán a captar la atención de todos. El Descenso Internacional del Sella, prueba de la que el Diario As es patrocinador oficial, celebra su 84.ª edición.

Volverá la gente la vista al Sella (a partir de las 12.00 horas), en un recorrido entre las localidades asturianas de Arriondas y Ribadesella, que se presume otra vez técnico, y en el que abanico de favoritos, especialmente en el K-2 masculino es abierto. Porque el regreso de la pareja más laureada, el asturiano Walter Bouzán y el gallego Álvaro Fernández Fiuza, que regresan a la competición después de que en 2017, en su último triunfo, decidieran darse un respiro.

Llevaban entonces ocho años seguidos imponiéndose en el Sella, ninguna pareja lo había logrado antes. Ahora, vuelven con ganas de seguir sumando entorchados. No lo tendrán fácil, como demuestra el hecho de que en la contrarreloj del jueves (la carrera de 4 kilómetros que sirve para elegir las posiciones de salida) solo pudieron ser terceros.

La “pole” fue para José Julián Becerro y Miguel Fernández Castañón, los últimos campeones, allá por 2019. Tienen la firme intención de repetir triunfo. Entre los últimos vencedores y la pareja más laureada saldrán los franceses Quentin Urban y Jeremy Candy, que ocuparon la segunda posición en la última prueba en el r´ñio asturiano.

La sensación de incertidumbre se aplica también al resto de categorías. Como el K-1, donde el último en imponerse en Ribadesella, el danés Mads Brandt Pedersen, acabó cuarto en la contrarreloj. El palista más veloz fue el gallego Iván Alonso. Le siguieron Javi López y Milín Llamedo.

Entre las féminas, el favoritismo recae, en el K-2, en Eva Barrios y Amaia Osaba, las ganadoras de los dos últimos Descensos que pudieron completarse. En el K-1, dos nombres aparecen en las quinielas: Celia Remis e Irene Gana.

La prueba, que combina el elemento deportivo con el más folclórico, símbolo del verano asturiano, es en esta ocasión más festiva que nunca. Entre los palistas, que regresan a una de las pruebas piragüistas con más tradición, y para los seguidores, que celebran la recuperación de la normalidad. También con el Descenso Internacional característico del verano asturiano.

Raúl Entrerríos, pregonero

La tradición lectura del pregón, instantes antes de la salida de las embarcaciones, correrá a cargo de un ilustre deportista, meses después de su retirada. Tras una carrera trufada de galardones en las pistas de balonmano, el ex internacional será el encargado de amenizar los minutos previos, justo cuando los palistas tratan de atenuar sus nervios.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?