NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NATACIÓN | BUDAPEST 2022

Una niña de 13 años, a las semifinales de los 200 braza

Sua Moon es la participante más joven de este Mundial. Hugo González pasó también a semifinales del 200 espalda; Vall y Coll quedaron fuera en las pruebas de braza.

Actualizado a
BUDAPEST, HUNGARY - JUNE 16: Sua Moon of Team South Korea swims during a training session ahead of the Budapest 2022 FINA World Championships at Duna Arena on June 16, 2022 in Budapest, Hungary. (Photo by Dean Mouhtaropoulos/Getty Images)
Dean MouhtaropoulosGetty

Sua Moon acudía soñaba algún día de julio de 2019, cuando el Mundial de Natación se disputaba en su país (Corea del Sur), en la ciudad Gwangju, con llegar algún día a competir en ante las mejores. En aquel momento tenía solo diez años. Con 13 (cumplirá 14 en noviembre), es la participante más joven que hay en Budapest y este miércoles en la preliminar de los 200 braza ha conseguido meterse en las semifinales de la tarde con un tiempo de 2:27.91. Justo su notable último 50 ha dejado atrás a dos nadadoras, una de ellas Jessica Vall, que se ha quedado fuera por centésimas (2:08.08). La nadadora del CN Sant Andreu y de Arena aún tiene los 50 braza.

Después de la prueba, sonriente, Moon ha llegado a la zona mixta para hablar con una periodista coreana. Saltaba a la vista su estatura y su cuerpo aún de una niña de 13 años, sin apenas musculatura, pero con la capacidad de nadar con un registro que ya le permite codearse con las 16 mejores del mundo. Lejos queda la imagen de Moon con la de otros Mundiales en las que la Fedeferación Internacional de Natación (FINA), en su afán por abrir este deporte a países en vías de desarrollo, integraba a nadadoras muy jóvenes, como Alzain Tareq, de apenas 10 años.

Al margen de esos 200 braza, la jornada de la mañana dejó una de cal y otra de arena. Hugo González logró clasificarse para las semifinales de los 200 espalda con el decimoquinto mejor tiempo (1:59.61), mientras que Carles Coll, en los 200 braza, fue descalificado por un error técnico en el nado aunque tampoco había conseguido quedar entre los 16 mejores, al registrar 2:12.61, lo que le hubiera valido para ser el 19º. Ambos de nuevo nadaron lentos, por debajo de sus mejores marcas, lo que ratifica que ninguno de los nadadores españoles han llegado afinados a este Mundial.

Hugo González logró hace en el Mundial júnior de Indianápolis de 2017 una marca de 1:56.69, aunque desde entonces no ha podido nadar por debajo. Para poder meterse en la final el mallorquín debe acercarse a 1:57, que es el tiempo en el que podrán situarse los favoritos a disputar la última ronda este jueves.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?