NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
España
1
República Checa
3
Finalizado

BÉISBOL

Adiós al sueño del Mundial

España se despide de sus opciones de estar en la cita de 2023 tras caer ante la República Checa (3-1). Pierde dos oportunidades en menos de 24 horas.

Actualizado a
Adiós al sueño del Mundial
Michael Schöberl

Se acariciaba, los pronósticos eran favorables y el proyecto, cuidado y concienzudo, estaba preparado para subir un escalón más. Uno que se alcanzó en 2013, pero que ahora deberá esperar. España, tras caer ante la República Checa (3-1), ha agotado sus opciones de estar en el próximo Mundial de béisbol (en marzo de 2023), conocido oficialmente como Clásico Mundial de Béisbol. No pudo ser a la primera ni tampoco a la segunda. Dos decepciones en menos de 24 horas que niegan el sueño. Tras un arranque clasificatorio ilusionante (dos victorias), la Selección, el martes, ya tuvo en su mano asegurarse el billete para la cita mundialista, pero se escapó. El combinado nacional, que ganaba por 8-5 en la cuarta entrada, terminó cayendo frente a Gran Bretaña. Un equipo tocado que se dirigió hacia su hotel muy tarde, pasada la una de la madrugada, y soportando una noche muy fría en Alemania, escenario de una fase previa cruel. Cabezas gachas y miradas perdidas que ya no recuperaron la fuerza para encarar una segunda ocasión proclive.

España había superado a la República Checa en sus tres últimos enfrentamientos, pero había trampa. Chequia no es un equipo dado al espectáculo, pero sí asegura pelea y cierta solidez, fórmula suficiente para hacer frente al equipo dirigido por Nelson Prada, con la resaca emocional del día anterior. Sobre todo, a la hora de batear, sumando sólo una carrera en todo el partido frente a un equipo al que, cuatro días antes, se había superado por un contundente 21-7. Se buscaba repetir la historia de hace diez años, cuando se superó una fase previa ante Francia, Sudáfrica e Israel, pero terminó volviendo al presente la de 2016, cuando las puertas también se cerraron.

Esta vez, con unas cinco entradas finales sin carreras, dejando un vacío que se tenía muchas ganas de llenar. “Estar en el Mundial sería muy importante para nosotros a todos los niveles. Es el campeonato del mundo profesional, un nivel al que nosotros queremos acercarnos. Clasificarse sería un éxito, un empujón al béisbol en España, uno de los deportes casi olvidados a nivel nacional. Estar entre los veinte mejores del mundo permitiría que las Grandes Ligas se fijaran en nosotros y nos tuvieran en cuenta en lo que a proyectos se refiere”, explicaba Juan Carlos Cerdá, director técnico de la Real Federación Española de Béisbol y Sóftbol, a AS durante la previa, a escasas horas del partido.

El futuro existe

Se escapa una oportunidad preciosa, pero se queda la base, la de un equipo con raíces en las grandes potencias mundiales, a las que se seguirá aspirando. La mayor parte de los integrantes, todos con pasaporte, antepasados, residencia o padres españoles, condiciones indispensables para ser seleccionables, proceden de Venezuela. Los hermanos Hernández, Frank y Omar, cubanos, son reflejo de la esencia del equipo. Llegaron con nueve años a Viladecans (Barcelona), donde se formaron y crecieron como jugadores. Con ellos, los estadounidenses Justin Connell y Christopher Kwitzer. El primero, nacido en Barcelona; el segundo, con madre española. Un equipo con genes ganadores que, con estrellas emergentes como Noelvi Marte, mantienen viva la ilusión de ese segundo Mundial que hoy se escapa.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?