UFC

Oliveira reclama su trono: somete a Gaethje en el UFC 274

Charles Oliveira ganó a Justin Gaethje en el estelar del UFC 274. El título del peso ligero lo perdió el viernes en la báscula. Esparza, nueva campeona del paja.

0
Crónica del UFC 274: Oliveira vs Gaethje.
USA TODAY Sports

"Me da igual contra quién, solo quiero demostrar que soy el campeón", así de claro se mostró Charles Oliveira tras su imponente victoria en el UFC 274. El brasileño sometió en el primer asalto a Justin Gaethje. La pelea no duró ni cuatro minutos, pero fue la más espectacular de la noche. Con ese triunfo, Oliveira se reivindica, ya que llegó a Phoenix como campeón y se va sin cinturón. No cumplió en la báscula y perdió el título. Ahora es contendiente número uno y nada más ganar corrió donde Dana White. El mandamás de la UFC le debió confirmar que era el número 1, porque la charla acabó con un beso del brasileño en la calva del presidente. Ahora debe esperar un retador y Chandler, en el mismo show, nos regaló el KO de la noche y pidió al ganador... todo se alinea.

El combate tuvo de todo. Oliveira, que quizá estaría lastrado en una pelea larga por sus problemas al cortar el peso, salió con todo. Pegó primero y armó la guerra, pero hasta en tres ocasiones se quedó sentado al recibir los golpes potentes de Gaethje. El brasileño se quedó en el suelo todas las veces. Buscaba recuperarse primero y jugar en su terreno. El estadounidense no entraba ahí. En el cuarto cruce, fue Olivera quien clavó la derecha. Gaethje se cayó y fue su fin. Charles se tiró con todo probó una sumisión, no le salió y cerró un mataleón extraordinario que le dio el triunfo. Es el mejor ligero del momento. Lo demostró en la jaula y enmendó su error en la báscula.

Esparza castigó la falta de ambición de Namajunas

El combate coestelar del UFC 274 fue quizá el peor de la noche. Rose Namajunas, de manera incomprensible, pensó que haciendo lo justo le valdría para ganar... se equivocó. Carla Esparza tampoco hizo una pelea brillante, pero al menos intentó algo. Rose se dedicó a moverse durante toda la pelea. La rehuyó. La aspirante intentó algún derribo, en el último asalto conectó buenas manos... hizo lo que tenía que hacer y lo que su rival le dejó. Namajunas pensaba que le daba para ganar, pero los jueces dieron el triunfo a Esparza (48-47, 46-49 y 47-48). Es una pelea que no pasará al recuerdo, o si, porque la primera campeona del peso paja vuelve a recuperar ese cinturón tras casi ocho años. Eso quedará, el combate no. Fueron 25 minutos demasiado minimalistas.