PÁDEL ! PREMIER

Navarro y Di Nenno entran en la historia del Circuito de la FIP

La pareja hispanoargentina logra la victoria en el Major de Doha ante Galán y Lebrón, e inauguran el palmarés de esta nueva competición

0
Paquito Navarro, Ovide (el entrenador) y Di Nenno.

Paquito Navarro y Martín di Nenno, la segunda mejor pareja del ranking mundial, se llevaron este sábado el Major de Doha, la primera prueba del Premier, el circuito profesional que impulsa la Federación Internacional, y que se ha puesto de largo en el mismo escenario donde el año pasado se disputó el Mundial que ganó España en la final frente Argentina. Es decir, el sevillano Paquito sigue invicto en la capital catarí con el doble triunfo en seis meses.

La final del Major era la mejor posible, entre las dos parejas más destacadas del ranking, pero en Qatar la dupla Navarro y Di Nenno ha sido tan superior que no han cedido ningún set. Tenían en frente a los mejores del mundo, a Juan Lebrón y a Alejandro Galán en la revancha particular entre los protagonistas: en el Open de Reus, tercera prueba la temporada WPT de la semana pasada, donde Galán y Lebrón jugaron su segunda final del año, y perdieron ante Paquito y Martín que al fin se metìan en una final.

Pero en Doha no hubo revancha. En una pista en el que la bola tomaba vuelo con facilidad, Galán y Lebrón metían miedo, pero Navarro ha estado todo el torneo con una pegada intratable, porque si las sacaba de la jaula por el lateral se iban muy largas con lo cual evitaba la recuoeración en la red, y se las traía volvian tan altas que un tipo como Galán no las podía rematar. Pero es que Di Nenno, que va cogiendo soltura con su pegada, se unió a la fiesta, y más allá de su juego defensivo, su volea potente, y su colocación, aportó esos puntos decisivos que suman para ganar.

Ante otra pareja, y con el partido que jugaron, seguramente Lebrón y Galán hubiesen levantado el título, pero la estrategia de los rivales, de no dejarles pensar, de meter un ritmo intrtrable, lo hizo imposible: 6-3 y 7-6, forzando esos pequeños errores que decidieron un partido en el que no hubo punto de oro, sino el tradicional dos puntos más que el rival para ganar el juego. Ahora ya se anunca el próximo major, en Francia en julio.