SINCRO | CONFLICTO RUSIA-UCRANIA

"No soportamos el silencio de los deportistas rusos"

Maryna Aleksiiva, una de las integrantes del equipo ucraniano de sincro, ha perdido amigos y relata su viaje de "pánico" de Jarkov a Italia.

0
"No soportamos el silencio de los deportistas rusos"

Maryna Aleksiiva tiene apenas 20 años, es nadadora de sincronizada del equipo nacional de Ucrania y el pasado 24 de febrero se encontraba en Jarkov, su ciudad natal y donde se ubica el centro de alto rendimiento donde se entrena su selección. Era un día corriente. Por la mañana había estado en el entrenamiento preparando el Meeting de París y justo después había acudido al instituto a estudiar. De golpe, toda su vida y su rutina cambiaron por completo. "Fue terrible. Pánico, confusión... Fue un auténtico shock. Estábamos estresadas", explica ahora ya desde Italia, a salvo.

El equipo de sincronizada llegó el día 8 gracias a la gestiones de la federación ucraniana, la Liga Nacional Europea (LEN) y el presidente de la Federación Italiana de Natación. De Jarkiv llegaron a Leópolis, salieron de Ucrania y llegaron a Budapest. Pero antes vivieron momentos de miedo. "Debíamos refugiarnos en los espacios antiaéreos, no podíamos salir, todo era muy peligroso. Después de todo, los rusos matan hasta niños y civiles", protesta Aleksiiva, quien ya ha sufrido pérdidas en esta guerra, y no solo de sus pertenencias y su hogar. La propia Anna Voloshyna, el icono de la sincro que ahora reside en Estados Unidos, también denunciaba en AS la situación de muchas de sus ex compañeras.

El equipo de Ucrania.

"Tengo familia y amigos allí", cuenta. "Murió un joven biatleta que conocía y una alumna de mi colegio. La ciudad está hecha pedazos. Me duele mirar lo que le han hecho a mi ciudad, ha quedado destruida", revela. Después de esos días de terror, pudieron salir del país gracias a la colaboración de las federaciones, como por ejemplo diez jugadores de waterpolo del Dynamo de Kiev que están en el CAR de Sant Cugat.

Al margen de las pérdidas humanas y del destrozo del país, a Aleksiiva le duele el comportamiento de los deportistas rusos. "Antes de todo esto nos apoyábamos, nos entendíamos bien, pero creo que ahora ya no vamos a poder. Simplemente, no soportamos su silencio. Hay gente muriendo y los deportistas tienen influencia, pero ellos prefieren mantener silencio. O callan o dar apoyo a lo que ellos llaman 'una operación de paz".

El equipo ucraniano se sincro es uno de los mejores del mundo (bronce en Tokio 2020). Desde que irrumpiera en los podios europeos en el Europeo de Berlín de 2014, se han abonado a podios mundiales y, pese a su juventud, Aleksiiva ya lleva desde el Mundial de Budapest de 2017 en el equipo. Pese al sufrimiento y la incapacidad de olvidarse de todo lo que está ocurriendo, intentan aparentar normalidad ahora desde Ostia (Italia).