TENIS DE MESA

El gran día de Borges: tenis de mesa virgen extra

A las 18:30 buscarán ante el Wiener austriaco convertirse en el primer equipo masculino español en meterse en una final europea. Día grande en la ciudad ilerdense.

0
El gran día de Borges: tenis de mesa virgen extra

Les Borges Blanques, un pueblo de apenas 6.000 habitantes a 25 kilómetros de Lleida, es conocido por ser uno de los principales productores de aceite de oliva. Sus botellas viajan por más de 110 países, y ahora su club de tenis de mesa tiene una oportunidad de hacer historia en un deporte que en España apenas alcanza las 20.000 licencias. Este viernes a las 18:30 (Esport3) el CTT Asisa Borges Vall recibe al Weinner austriaco con la desventaja del 3-2 de la ida en las semifinales de la Euro Cup. La victoria por 3-0 y 3-1 (con 3-2 se jugará una muerte súbita) supondría la primera vez que un equipo masculino se mete en una final europea.

Enric Vall es su presidente y uno de los pioneros, cadena de transmisión de un deporte que arrancó en 1968 en el colegio Mare de Déu de Montserrat del pueblo. “El franciscano padre Ràfols había jugado en su etapa en Barcelona y nos enseñó el deporte. Yo tenía 14 años. A partir de ese momento se le dio un impulso”, comenta Vall. Antes de la creación del CTT Borges se fundaron otros clubes como el CT Borges o el Olímpic, pero el verdadero crecimiento de la entidad arranca en 2002. En apenas cinco años, se plantaron en la Superdivisión.

“Desde el primer año hemos participado en Europa. Somos el único club que lo ha logrado, por lo que nos comunicaron que éramos el 13º del ránking europeo y eso nos dio derecho a jugar la Champions. Nos eliminaron en la segunda fase, pero fuimos a la Euro Cup. Y aquí estamos, ante una oportunidad histórica”, reflexiona Vall, que encontró el amor gracias a este deporte: “Conocí a mi mujer Neus en un campeonato en 1975”.

De las 90 licencias a los 180.000 euros

El club cuenta con unas 90 licencias de todas las edades, incluidas de tenis de mesa femenino, ya que posee dos equipos en la Primera División. El 14 de junio de 2014 se inauguró un centro de tecnificación por parte del Ayuntamiento, que es el principal respaldo de una entidad que maneja un presupuesto anual que oscila los 180.000 euros. “Entre las PCR y los viajes quizás lo superamos, ha sido un año con más gastos”, comenta Vall, cuya empresa es una de las que más dinero aportan por patrocinio.

Uno de los gastos principales son los viajes de sus jugadores profesionales. El primer equipo está formado por dos jugadores catalanes, un alicantino y un sueco. Marc Durán (“el mejor jugador catalán de los últimos 25 años”) lleva ya 13 temporadas en el club y empezó en este deporte desde los cuatro años. Se entrena junto a Joan Masip (“es el actual campeón de España sub-23”) en el CAR de Sant Cugat, y en las competiciones viajan con sus vehículos a Les Borges. Alberto Lillo reside en Murcia y, a sus 20 años, tiene “un talento brutal, esperemos que se quede muchos años”. Vall lo va a buscar siempre a la estación de AVE de Camp de Tarragona. Y, el viaje más largo, es al aeropuerto de El Prat para recoger a Viktor Brood, que reside en Sodërhamn (Suecia), y que “duerme en nuestra casa, es como un hijo más. Es la mejor persona que he conocido en la vida”.

Los cuatro jugadores son profesionales, viven de ello, y no solamente pertenecen al CTT Borges. “Juegan otras ligas, como la sueca, la holandesa, la francesa… Durán compite en la serbia y Masip en la portuguesa. Se pasan viajando todo el año”, relata. A la espera de pasar a una histórica final, Vall, un apasionado de un deporte que “le ha dado todo”, espera que este éxito sirva para que crezcan las licencias y, de paso, para mezclar el tenis de mesa con el aceite en Borges.