DARDOS | MUNDIAL

La 'mordedura de serpiente' de Peter Wright le da su segundo Mundial de Dardos

El escocés se impuso en la final del William Hill World Darts Championship a Michael Smith, que le puso contra las cuerdas pero que se vio superado por 'Snakebite'.

0
El jugador de dardos escocés Peter Wright celebra un set durante su partido ante Michael Smith en la final del William Hill World Darts Championship, el Mundial de Dardos 2022, celebrado en el Alexandra Palace de Londres.
Luke Walker Getty Images

Peter Wright llegaba a la final del William Hill World Darts Champinship con ganas de morder su segundo título mundial ante un Alexandra Palace entregado y 'Snakebite', como es conocido, no falló. El escocés es el campeón del mundo de Dardos de 2022 tras superar a Michael Smith por 7-5 en una final en la que hubo de todo y en la que el inglés puso en muchos aprietos al segundo clasificado del ranking mundial.

Para esta gran batalla por un lado llegaba el escocés Peter Wright, de 51 años, campeón del mundo de dardos en 2020 y famoso por sus peinados multicolor que le realiza su esposa Jo a juego con el traje que lleva para cada partido, además de por su tatuaje de una serpiente en la cabeza y que recibe el mote de "Snakebite", mordedura de serpiente por su bebida favorita. Por el otro Michael Smith, inglés de 31 años, conocido como "Bully Boy" (bravucón), y que llegaba al encuentro tras su vibrante partido con Jonny Clayton, después de destronar al vigente campeón Gerwyn Price y de superar a su compatriota James Wade por una plaza en la final.

Wright manda tras un inicio nervioso

Tras sonar en Ally Pally "Don't Stop The Party" de Pitbull con la entrada de Wright y "Shut Up and Dance" de Walk The Moon para recibir a Smith, la final comenzó con muchos nervios en las primeras legs donde Smith y Wright tuvieron numerosos problemas para cerrar (Smith tuvo que lanzar hasta 28 veces para cerrar la segunda leg). Sin embargo, en estas situaciones Wright hizo valer su experiencia y, tras no acertar con el doble 16, sí lo hizo con el doble 8 para llevarse el primer set por 3-1. En el segundo set Wright se puso en cabeza tras cerrar los 148 puntos de la leg con dos triples 20 y un doble 14. Una ventaja que Wright no desperdició para cerrar los 124 puntos de la cuarta leg con un 20, un triple 18 y un bull y, de esta forma ganar el set por 3-1 y colocarse con dos sets a cero a favor.

Smith hizo gala de su apodo de 'Bully Boy' (bravucón) y reaccionó en el tercer set, donde a base de 180's (llegaba con 59 180's antes de la final), logró ponerse por delante con una espectacular tirada en la que cerró los 167 puntos con un triple 20, un triple 19 y bull. La magia de los 180 hizo que Smith tampoco fallase en la cuarta leg, donde cerró con un doble 13 para recortar distancias en el marcador y ganar el set para poner el 2-1. Smith dejó patente su mejoría en esta cuarta manga colocándose con dos legs a uno a favor mientras los nervios le jugaban una mala pasada a Peter Wright, que no acertó a cerrar sus 46 puntos con el doble 16 y el doble 8 con dos dardos de set mientras Smith sí tuvo más puntería para cerrar el doble 10 a la primera y poner el 2-2 a sets en el marcador.

En el quinto set 'Snakebite' Wright cogió ventaja tras ganar la segunda leg con un doble 9 aunque Smith logró recortar distancia con una tirada de 11 dardos gracias en parte a su acierto con el triple 20, pulverizando la marca histórica de 71 180's que logró Gary Anderson en el torneo de 2017. Sin embargo esto no le sirvió a Smith, que no logró cerrar el set con 106 puntos en la leg decisiva mientras que Wright no falló para cerrar el 25 con el 9 y un doble 8 para ponerse con 3-2 a favor. Eso no hizo que 'Bully Boy' le perdiese la cara al partido y, en el sexto set, logró imponerse por tres legs a uno tras cerrar con un doble 8 para poner el 3-3 en la cuenta de sets.

La rebelión de Michael Smith

La racha de Smith continúo en el séptimo set, donde el inglés no concedió ninguna opción a Wright para imponerse por tres legs a cero tras cerrar los 93 puntos de la tercera leg con un triple 19 y un doble 18 y hacer que Ally Pally estallase de júbilo al ver a 'Bully Boy' por delante en el marcador del partido por primera vez. Sin embargo Wright no cedió y tras ponerse con dos legs a cero a favor tras acertar con el doble 4, no falló tampoco en la cuarta leg de esta manga para cerrar con un triple 12, un 18 y el doble nueve para igualar el partido a cuatro sets para cada uno.

En el noveno set siguió imperando la igualdad que marcó gran parte del partido. Pese a que Wright logró adelantarse por dos legs a una, Smith logró equilibrar la balanza al no fallar con el doble 10. Eso desquició a Wright, que llegó a tener hasta 6 dardos para ganar el set pero no acertó con el doble 8, el doble 4, el doble 2 y el doble 1 mientras que 'Bully Boy' sí dio con el doble 13 al tercer intento para volver a ponerse por delante en el marcador por 5-4. Con Wright afectado por esos errores, Smith siguió su inercia ganadora y llegó a ponerse en el décimo set con dos legs a cero aunque Wright logró frenar el parcial de cuatro legs consecutivas de 'Bully Boy'. Una remontada que Wright logró culminar en la leg decisiva a base de 180's y de cerrar los 84 puntos con un 25, un 19 y un doble 20 para volver a equilibrar la contienda a 5 sets ante un Ally Pally totalmente encendido.

La mordedura definitiva de Peter Wright

Llegó la undécima décima manga y en ella Peter Wright volvió a hacer gala de su veteranía llevándose el set por 3-0 después de que Smith no acertase con el bull y Wright cerrase con un doble 18. En el duodécimo set 'Snakebite' se llevó la primera leg con un 15, un 16 y un bull y llevarse también la segunda tras cerrar con un doble 9 al primer intento. Con un Smith que intentó reaccionar pero sin estar tan preciso como en mangas anteriores, Wright tenía vía libre hacia el título y en la cuarta leg logró 100 puntos para centrarse en dar a un doble 16 que cerró a la primera para conseguir su segundo título del Mundial de Dardos tras levantar el trofeo Sid Waddell en 2020 y frenar así a un bravísimo Michael Smith que presentó una más que digna batalla pero que no pudo detener la fiesta de Peter Wright al son de Pitbull.

Coronavirus, los 9 dardos de Borland y Price y récords y partidos para la historia

El coronavirus también ha afectado en cierta medida al William Hill World Darts Championship, ya que Vincent Van der Voort, Dave Chisnall y el tricampeón mundial Michael Van Gerwen no pudieron disputar sus partidos de tercera ronda después de haber dado positivo en los test previos a sus partidos. El coronavirus también impidió que hubiera un representante español en el torneo, ya que Juan Francisco Rodríguez, que había logrado la clasificación, no pudo participar al dar positivo en COVID-19 antes del inicio del campeonato.

Pese a estos casos, la entregada afición de Ally Pally ha podido disfrutar en este Mundial de momentos que ya forman parte de la historia de este deporte como la espectacular tirada de nueve dardos de William Borland para ganar en el set decisivo a Bradley Brooks, el regreso del campeón del mundo Raymond Van Barneveld, la marca de 30 millones de puntos conseguidos en los Mundiales de la PDC, el millón de dardos lanzados en la historia del campeonato; la gran victoria de Rob Cross en tercera ronda, la sorpresa del bombero Alan Soutar ante uno de los grandes favoritos como José De Sousa, el partidazo que nos regalaron Michael Smith y Jonny Clayton en cuarta ronda, la tirada de nueve dardos del hasta hoy campeón Gerwyn Price que no le valieron para derrotar a Michael Smith en cuartos de final o la espectacular semifinal que protagonizaron Peter Wright y Gary Anderson, que sumaron la friolera de 39 180's entre los dos. Los aficionados y el Ally Pally ya inician la cuenta atrás para volver a vibrar del mayor espectáculo de los dardos en 2023. Mientras tanto, como subraya la canción con la que Peter Wright entra a sus partidos, "¡Qué no pare la fiesta!"