KARATE

El TAD archiva la sanción de la RFEK a los karatecas de kumite

Los karatecas que habían sido sancionados aseguran que la Federación decidió resolver el expediente fuera de plazo para impedirles competir en numerosos eventos.

0
Varios de los integrantes del equipo español de kumite, durante un acto en el CSD.
Twitter @marcosmartinev

Fin a la polémica del equipo español de kumite con la Real Federación Española de Karate (por ahora)  tras la negativa a competir por parte de los karatecas en el Europeo en señal de protesta por el trato recibido por varios de los directivos del organismo.

Marcos Martínez, Rodrigo Ibáñez, José Rafael Ibáñez y Alberto Delestal han publicado este miércoles un comunicado en el que recogen que el Tribunal Administrativo del Deporte les ha dado la razón tras recurrir la suspensión que les impuso el Comité de Disciplina de la Real Federación Española de Karate. "La resolución del asunto, algo que ya sabíamos a través de los abogados que nos asesoran en este asunto, es que la Real Federación, en aras a poder dañarnos y que sufriéramos los mayores perjuicios posibles, optó por infringir lo que establece el artículo 21 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, y decidió resolver el expediente disciplinario abierto frente a nosotros y dos compañeros más, fuera de plazo, dejando transcurrir más tiempo del que la Ley establece para poder resolver este tipo de expedientes, y así mantenernos sancionados e impedir nuestra participación en diferentes eventos y competiciones"

Los karateca aseguran que la medida de la Federación les ha afectado a todos los niveles y que pedirán compensación por los perjuicios causados. "Esta situación nos ha causado perjuicios a todos los niveles. El primero de ellos, personal, con la mancha de nuestra imagen y de nuestra buena reputación. El segundo de ellos, profesional, impidiendo la disputa de eventos que podrían haber derivado en clasificaciones para otros campeonatos incluso, en algún caso particular, en los Juegos Olímpicos de Tokio celebrados este verano. Y el tercero de ellos, económico, puesto que los resultados de dichas competiciones podrían haber supuesto el ingreso en formas de premios y publicidad, además de haber dejado de percibir becas, ayudas y otro tipo de prestaciones".

Pese a celebrar la decisión del TAD, los karatecas admiten que aún queda mucho para que su situación recupere la normalidad ya que, por ejemplo, no podrán competir en el próximo Mundial de Dubai. "El Tribunal Administrativo del Deporte ni siquiera tuvo la ocasión de valorar el fondo de este expediente iniciado frente a nostros, sino que declaró la caducidad del procedimiento y el archivo de todas las actuaciones. A partir de este punto, lamentablemente no estaremos en el Mundial de Dubai, siendo 'supuestamente' motivos deportivos los que nos llevan a no estar presentes pese a que, a pesar de nuestros rankings individuales, sí que nos tendrían que llevar a ser convocados para el campeonato".

Ahora se abren dos posibilidades, que el Comité de Competición de la Fedferación Española abra otro expediente si aún está en plazo, o recurrir a la vía judicial en el contencioso administrativo, para lo que aún cuenta con tiempo suficiente para que se mantenga la sanción.