WATERPOLO

Bach, el adiós a una década inolvidable en la Selección

La jugadora del CN Mataró anunció que deja la Selección, pero que seguirá jugando en su club. Ha sido imprescindible en los éxitos desde 2011.

0
Marta Bach.

Nunca apareció en las estadísticas de las más goleadoras ni tampoco ocupaba los focos, pero su papel en la Selección española de waterpolo era igual de primordial que las paradas de Laura Ester, los goles de Maica García o la dirección de Jennifer Pareja o Anni Espar. Marta Bach, a sus 28 años, comunicó este sábado que deja el equipo nacional después de una década de éxitos y experiencias que le quedarán para toda la vida y que se guardarán en el álbum de los grandes triunfos del deporte español.

Con tres años, se apuntó en los ‘Capgrossos de Mataró’, donde era la enxaneta (al ser la más pequeña) junto a su amiga y después compañera Roser Tarragó. Compaginó els castellers con el waterpolo en su ciudad hasta que con 13 años debutó en la División de Honor. Defensora de boya, jugadora disciplina, en 2011 entró en el equipo de Miki Oca después de triunfar con la selección júnior y ya no salió hasta ahora. En esos diez años, Bach lo ha ganado todo.

Dos platas olímpicas (2012 y 2019), un oro (2013) y dos platas (2017 y 2019) mundiales y dos oros (2014 y 2020) y un bronce europeo (2018). Ha sido una de las fijas como defensora de boya, ese papel ingrato, pero necesario. Junto a Mati Ortiz o Clara Espar desarrollaban esa función en esta década de éxitos. “Cierro une etapa, dejo el número 2 que tantas alegrías me ha dado”, comentó en su despedida.

“El deporte de élite es duro, muy duro, y a la vez te da cosas imborrables para toda la vida.
Tengo la suerte de terminar esta etapa satisfecha y agradeciendo a cada una de mis compañeras por cada momento vivido. Echaré mucho de menos la adrenalina de un Europeo, de un Mundial o de los JJOO, pero lo que más voy a echar de menos son los momentos de equipo, cada café, cada “putadita” a Moncu (fisio), nuestros momentos en los viajes, mis 1000 rituales que puedo a llegar a tener en los campeonatos, las horas con mi compi de habitación o mis momentos con el equipo azul”, destacó Bach.

La nadadora seguirá jugando en el CN Mataró, su club de toda la vida donde es capitana y uno de los pilares del conjunto de Dani Ballart, último ganador de la Supercopa. Con sus estudios de Nutrición y Dietética, Bach inicia una nueva etapa. En la Selección ha formado parte de una década gloriosa, una de las artífices de tantos éxitos.