BOXEO

Sandor apaga a la leyenda: recital ante Mikey García

Martín (28 años) se impuso por decisión mayoritaria a la leyenda (ex campeón en cuatro divisiones), a base de velocidad e inteligencia, en Fresno (California).

0
Crónica del Mikey García vs Sandor Martín.
Matchroom

Sandor Martín tardó veinte segundos en aceptar la pelea contra Mikey García. Él sabía que está en el mejor momento de su carrera y que era la oportunidad para dar el salto a los grandes carteles. En Estados Unidos le daban poca chanza, pero nada importó al español. Salió al ring de Fresno (California), hizo su trabajo y le ganó. Combate cuasi perfecto que se llevó por decisión mayoritaria (95-95, 97-93 y 97-93). Era la cara b, pero Sandor se encargó a base de velocidad e inteligencia de darle la vuelta a la moneda. Demostró su categoría y que está preparado para lo que venga. En la fila del Mundial del superligero hay un nuevo integrante preferente, y llega desde Barcelona.

Martín salió valiente. Tomó el centro del ring e intentó mantener la distancia. Cuando Mikey quiso esa posición, Sandor se la cedió e inició su estrategia. El español era más veloz y lo manifestó. Cuando García quería entrar, el catalán le contragolpeaba, clavaba una o dos manos y se iba. Plan perfecto. Mikey estaba lento con sus puños y Sandor muy vivo para evitarlos. Poco a poco, Sandor iba sacando más trabajo. No podía dejar dudas.

De menos a más fue Martín. Mientras, García no se encontró en ningún momento. Su velocidad habitual no estaba, fallaba por la cintura del español y no estaba cómodo. No encontraba el hueco. El pleito no fue de muchísimos golpes, lo que provocó que algún round fuese más cerrado, pero estaba claro que la victoria era para Sandor. Fue inteligente, preciso e hizo que el campeón en cuatro divisiones persiguiese a una sombra durante todo el pleito. En los últimos 30 segundos, Sandor entró al intercambio. No quería dejar dudas. Ejecutó el plan trazado por su padre, Rafa Martín, en la esquina y apagó a la leyenda. "Yo soy Sandor Martín", avisaba antes de escuchar las cartulinas. Su carta de presentación para el gran público estaba hecha. Un juez dio nulo, y David Diamante jugó con todos: "El orgullo... de Barcelona" llamó a Sandor, quien estalló de júbilo mientras sonaban los 'Gipsy King' con su 'Volaré' (tema con el que salió al ring).

Sandor Martín: "Es el momento más grande de mi carrera"

Al terminar, Sandor Martín mostró su felicidad absoluta sobre el cuadrilátero. "En primer lugar quería agradecer a Fresno el cariño que me han mostrado y a Mikey García por darme la oportunidad. Es el momento más grande de mi carrera. Siempre quise estar aquí, era mi oportunidad. Dije que lo iba a hacer y lo he hecho. Llevo desde los cinco años boxeando y soñando con este momento. Sabíamos que él no estaba en un peso natural y lo quisimos aprovechar con mi inteligencia y velocidad. El plan era usar esas cualidades e intentar desesperarlo. Esta ha sido mi carta de presentación. El me dio mi carta de la oportunidad y por qué no se la iba a dar, pero preferiría volver al superligero que es el peso en el que me siento cómodo, pero esta oportunidad no la podía dejar pasar", apuntó. Por su parte, García reconoció la valía, pero se mostró enfadado: "Los jueces me han dado perdedor. Yo he sido el que ha llevado el ritmo y él ha huído", espetó.