BALONMANO | FEDERACIÓN ESPAÑOLA

Paco Blázquez incorpora a la Federación a David Barrufet

El exportero internacional dejó de pertenecer a la estructura del Barça al final de la temporada, y será la imagen de los Hispanos a partir de ahora.

0
Barrufet y Blázquez en la Federación.

Paco Blázquez, presidente de la Federaciñon Española, ha informado hoy el acuerdo al que llegó ayer en Madrid con David Barrufet para que se incorporé a la estructura federativa aún sin un cargo específico, aunque por ahora su trabajo se centrará en el Mundial femenino que se disputa en Valencia y Cataluña del 3 al 19 de diciembre, y luego será la imagen de los Hispanos en el Europeo de enero de 2022.

David Barrufet, campeón del Mundo con España en 2005, ha tenido hasta ahora el récord de partidos internacionales con la Selección, con 280, hasta que este año se lo ha arrebatado Raúl Entrerríos. Completó toda su carrera deportiva en el Barcelona pese a la ofertas que tuvo en su momento del Ciudad Real.

Cuando se retiró en el club azulgrana pasó al departamento júridico de la entidad, para evolucionar hasta el punto de ser el director deportivo de la sección de balonmano. En junio Joan Laporta decidió prescindir de él y dar la vuelta al balonmano del club como si fuese un calcetín. El resultado había sido inmejorable, porque el equipo hizo pleno: 60 victorias en 60 partidos oficiales, más amistosos y torneos locales. Ganó siempre. La medica radical del presidente de prescindir de Barrufet, tan sorprendente, se ha justificado por la influencia de Enric Masip, otra de las leyendas intocables del club, ahora asesor aúlico de Laporta, quien no mantiene una relación muy cercana con Barrufet desde la època en que Davidocupó la capitanía del equipo que él mantenía.

Barrufet espera "seguir vinculado con el balonmano desde la Federación Española", aunque no tiene un cargo específico sabe que lo suyo será "echar una mano donde sea necesario", sobre todo en el área jurídica, además de suceder a Iker Romero como embajador de los Hispanos gracias a su imagen en el balonmano internacional, como jugador y como gestor.