BOXEO

¿Qué fue de Nikolai Valuev?

El ruso fue el campeón del pesado más alto de la historia (2,13 m.) y reinó durante tres años. Luego, entró en política y llegó a presentar un programa infantil.

Madrid
0
¿Qué fue de Nikolai Valuev?

La historia sobre el ring de Nikolai Valuev terminó el 7 de noviembre de 2009 en Nuremberg, con 36 años. Entonces, el británico David Haye le derrotó para cerrar una carrera de 50 victorias (34 antes del límite) y sólo dos derrotas.

La película, para algunos de miedo, del campeón mundial del peso pesado más alto de la historia tocó a su fin. El 'Gigante ruso', la 'Montaña', 'La bestia del Este', una mole de 2,13 metros de altura (y 2,16 metros de alcance, con lo que ello conlleva) había capitalizado la expectación varios años en el boxeo, con más detractores que partidarios, porque desde que lograra el cinturón de la Asociación Mundial (AMB) en 2005 frente a John Ruiz lo defendió con éxito en tres ocasiones para perderlo frente Ruslan Chagaev, volver a recuperarlo otra vez ante Ruiz y retenerlo de nuevo contra un Evander Holyfield (41 años) en su cuesta abajo. Tres años en lo más alto de la categoría reina del boxeo.

SPORT BOXINGValuev, ante Monte Barrett en 2006.

'RAREZA DE CIRCO'

"Lo considero una rareza de circo que está en el boxeo, el ser humano más feo que he visto", lo había descrito David Haye con desprecio, el mismo que le mostró mucha gente durante toda su carrera. Su estilo primitivo, su aspecto físico o el hecho de que desarrollara su carrera prácticamente en exclusiva en Alemania no gustó en Estados Unidos. Pero el avispado y polémico promotor Don King supo sacar la hucha para aprovechar el tirón mediático de 'La Montaña'. Un deportista con más aspecto de '5' rudo de baloncesto en la selección soviética de los Tachenko y compañía que de boxeador. Jab de izquierda y a doblar con la derecha. ¡Boooom! Con poco más le bastaba.

Valuev no echó nada de menos el boxeo tras retirarse. Lejos de la imagen de ogro que construyeron a su alrededor, le gustaba leer a Tolstoi, escribir poesía ("sólo para mi mujer", contaba) y estaba interesado en la política. De hecho, logró un escaño de diputado en la Duma rusa por el partido Rusia Unida, el grupo que llevó a Vladimir Putin a la presidencia.

Nikolai Valuev (L), en el parlamento ruso en 2011.

TRAS EL YETI

Amante de la caza y la pesca como Putin, en 2011 se embarcó en una aventura surrealista. Unos cazadores aseguraron haber visto al mítico Yeti, el hombre de las nieves, en la región siberiana de Kemerovo. Y allí se desplazó unos días Valuev en su búsqueda. "Creo que los milagros solo ocurren en Navidad y dudo de que el Yeti vaya a salir a la carretera y detener la furgoneta con los brazos abiertos, pero si le veo, se lo comunicaré", contó entonces a la BBC. Una maniobra propagandística (otra) en su carrera para adquirir más popularidad (y votos).

Fan de un popular programa infantil en Rusia, 'Spokoynoy nochi, malyshi' (algo así como 'Buenas noches, pequeños'), el expúgil de San Petersburgo se animó a presentar algún episodio. "Era mi programa favorito y el de mi hijo", contó. El ogro, pues, era más bien un gigante bueno.

Valuev, en labores de presentador del programa infantil.

OPERACIÓN DELICADA

Un gigante con problemas de salud también. Primero, su peso de casi 150 kilos puso en apuros su carrera. "Los médicos dicen que las rodillas de Nikolai no le permitirán practicar el boxeo profesional durante más de dos años", decía ya su preparador, Manuel Gabrielan, en 2007. Convivía con el dolor y se notaba en sus movimientos en el ensogado.

BOXING-SWITZERLAND-WBA-RUS-USValuev, junto al promotor Don King tras derrotar a Jameel McCline en 2007.

En 2019 pasó dos veces por el quirófano. Una en Alemania y otra en Rusia. Los rumores apuntaban a un tumor en la cabeza. Pero él aclaró que no se trataba de un cáncer. Sino que de acromegalia, un trastorno hormonal debido a una alteración en la glándula pituitaria. Es decir, el gigantismo que le hizo crecer tanto en su juventud y que en la edad adulta se manifiesta en un crecimiento de los huesos de manos, pies y cara.