SIGA SPORTS INTEGRITY WEEK

"El deporte se recuperará rápido, más que otras industrias"

Alan Gilpin, Andrea Traverso, Andy Westlake y Lisa Levine coincidieron en la segunda jornada de la Sports Integrity Week: "La integridad debe estar en el corazón de todo lo que hagamos".

0
"El deporte se recuperará rápido, más que otras industrias"

La Sports Integrity Week de SIGA, la Alianza Global por la Integridad en el Deporte, tuvo su segunda jornada este martes, con varias conferencias en las que algunos de los líderes más destacados de la industria deportiva debatieron sobre la necesidad de implementar sistemas de ética, buena gobernanza y transparencia en sus instituciones.

La segunda conferencia del día estuvo dedicada a la integridad como fuerza canalizadora de la lluvia de recursos que los gobiernos mundiales van a verter para recuperar los niveles económicos previos a la pandemia. La integraron Alan Gilpin, director ejecutivo de World Rugby, la Federación Internacional; Andrea Traverso, director de Sostenibilidad Financiera e Investigación de la UEFA; Andy Westlake, jefe de la Asociación Europea de Patrocinio, y Lisa Levine, asesora general de la National Women's Socces League, la liga de fútbol femenino estadounidense. Ejerció de moderador Dan Mannix, asesor principal y ex director ejecutivo de CSM North America.

"Va a haber muchas oportunidades de cambio próximamente en esta industria", planteó de entrada Mannix. Coincidió con el Gilpin: "Los atletas y la comunidad que sigue el juego van a ser cruciales en los próximos tiempos. Notamos que empezamos a recuperarnos y la integridad debe estar en el corazón de ese proceso. Es clave para volver a atraer a los aficionados a los estadios y para enganchar gente nueva al juego. Tiene que estar en todo lo que hagamos". "Lo que vemos es que los atletas y aficionados que se incorporan al juego demandan mejores valores, más integridad. Es importante ser auténtico para ganar audiencia. Los proyectos de impacto social y responsabilidad social son ahora parte muy importante en la organización de nuestros eventos. Queremos asegurarnos de que los atletas y las aspiraciones de los aficionados están en el centro de nuestras decisiones y de que entienden lo que hacemos", añadió.

"Estoy convencido de que el deporte en general, y el fútbol en particular, se recuperará muy rápido, más que otras industrias. La integridad está muy presente ahora mismo en nuestra estrategia porque sin ella la gente no nos va a apoyar. Los grandes clubes mueven cantidades ingentes de dinero y tenemos que centrarnos en que cumplan con sus obligaciones para que el sistema no se desmorone", aportó Traverso, que cree que las nuevas oportunidades de negocio que pueden surgir obligan a estar vigilantes: "Para el deporte es importante mantener alto el nivel de transparencia en un momento en el que aparecen nuevos tipos de inversores. El mayor riesgo ahora mismo es que nuestros valores se vean minados. Tenemos que hacer lo que podamos para protegernos de las prácticas ilegales, teniendo en cuenta que nuestros poderes son limitados, porque no somos la policía ni el gobierno".

Westlake cifró en un 23% la pérdida de ingresos en patrocinios para la industria a nivel europeo. "El deporte ha estado bajo presión en todos los aspectos. Ahora que empezamos a recuperarnos volvemos a ver el potencial del deporte para conectar comunidades tras la pandemia. Los patrocinadores pueden contribuir a ese sentimiento y también a ayudar financieramente a la industria. Son tiempos excitantes para este mundo y la integridad va a jugar un papel muy importante", afirmó.

Levine se enorgulleció de algunas de las decisiones tomadas por su organización ante los estragos ocasionados por la crisis sanitaria: "Hemos podido reaccionar muy rápido a las situaciones que nos ha planteado la pandemia. Hemos estado muy pendientes del bienestar de nuestras jugadoras y hemos trabajado con ellas para sacar todo adelante. También con las autoridades médicas para crear protocolos y poder retomar la actividad de forma controlada. Hemos aprendido muchas lecciones sobre cómo reaccionar a problemas imprevistos". Y cree que su comportamiento ha sido modélico en lo que a integridad se refiere: "Estamos muy orgullosos de haber mantenido íntegros los contratos de nuestras jugadoras en un momento en el que la mayoría de competiciones hacía recortes. Si hablamos de valores, hay que hablar del compromiso que tenemos de respetar a las jugadoras con hijos. Cuando retomamos la competición en modo burbuja creamos las condiciones para que pudieran llevar a sus familias y tener a sus hijos atendidos. Eso expresa los valores de nuestra liga".

¿Qué acciones se pueden tomar para preservar los valores que deben regir el deporte en un momento de cambios rápidos y drásticos? Gilpin dio un ejemplo: "Una de las cosas que estamos haciendo es reforzar nuestro sistema antidopaje y el modo en el que enseñamos a los atletas a rechazar estas prácticas u otras como las apuestas". "Hay un gran desafío por delante para preservar la integridad del deporte y tenemos que afrontarlo unidos", concluyó.