BOXEO

Rivera rompe el sueño de Jonfer

Michel Rivera derrotó por KO en el octavo asalto a Jon Fernández, quien le había enviado a la lona en sexto. El dominicano se lleva la eliminatoria mundial WBA del ligero.

0
Crónica del Michel Rivera vs Jon Fernández: Eliminatoria WBA del peso ligero.
EFE

Jon Fernández no pudo iniciar con buen camino su "nueva etapa". El púgil vasco, de 25 años, cayó por KO en el octavo asalto de su combate contra Michel Rivera, quien se gana una oportunidad para disputar un Mundial WBA en el peso ligero. El dominicano cazó al español con una derecha que hizo imposible que se recuperase a tiempo. Fue una pena, porque Fernández estaba haciendo una buena actuación y las cartulinas, como la pelea, iban parejas en ese momento (triple 67-65 para Rivera).

En las apuestas el combate estaba muy desnivelado, pero los que habíamos visto al español sabíamos que no era así. Se demostró desde el primer asalto. Jonfer salió a marcar el ritmo y a tomar el centro del cuadrilátero. Rivera se hace llamar 'La Zarza Ali' y salió con el mismo pantalón con el que boxeaba 'The Greatest'. No es lo mismo, pero caminaba similar cuando se defendía en distancia y tenía gran velocidad de manos. Esa rapidez sorprendió un poco al español, pero él fue mas constante. Jon siempre fue adelante, sin volverse loco, e intentó meter ritmo. La inactividad no la notó y fue trabajando sin precipitarse.

En el cuarto asalto, Rivera aceleró un poco el ritmo y comenzó a sumar. Su rapidez y precisión (acabó con un 37% de acierto en golpes de poder) fueron clave para que empezase a igualar la pelea. Todo pudo cambiar en el sexto. Jonfer metió su jab y le cruzó una derecha que puso en el piso al dominicano por primera vez en su carrera. Estuvo tocado, pero logró rehacerse. En el séptimo trabó la pelea y con un golpe bajo acabó de tomar el aire que necesitaba. En el octavo las fuerzas se igualaron de nuevo. La igualad era la tónica, pero una derecha de Rivera dejó a Jonfer sin opción de seguir batallando. Parte de su preparación la hizo en Los Mochis (Sinaloa, México), salió con un poncho con la bandera mexicana y batalló, como los gallos, hasta morir en la raya. Cuando miró a su esquina una vez finalizado el combate pidió perdón a su equipo. Bajó la mano en el momento menos indicado. No hay nada que disculpar. Es deporte y Jonfer ha dejado claro, pese a la derrota, que puede hablar de tú a tú en este nivel.