BÁDMINTON

Carolina: "Lloraré con cada medalla de España en Tokio"

La campeona olímpica se recupera de la grave lesión de rodilla que le impide intentar revalidar su oro olímpico. "Estos Juegos no eran para mí", se repite.

Madrid
0
Carolina: "Lloraré con cada medalla de España en Tokio"
EDUARDO CANDEL REVIEJO DIARIO AS

Carolina Marín (Huelva 28 años) vio hace un mes cómo una grave lesión en su rodilla izquierda truncaba su objetivo de defender el oro olímpico en Tokio. Un calvario que ya vivió, aunque en la pierna derecha, y del que pudo sobreponerse con mucho esfuerzo para volver a convertirse en la mejor jugadora del mundo. La andaluza recorre de nuevo ese camino con objetivos renovados mientras animará desde su casa a los olímpicos españoles en los Juegos.

-Después de todo lo que pasó para recuperarse de la lesión de su rodilla derecha, con Tokio como gran objetivo, falla la otra y se pierde la cita olímpica. ¿Cómo se afronta un obstáculo así?
-Que pase eso es muy duro. Pero tengo que decir que no lo estoy pasando sola. Todo mi equipo me acompaña. El mismo que ha estado en los momentos buenos, también me arropa en los malos. Y eso es algo que hay que agradecer… pero ni con eso bastaría para expresarles la gratitud que siento. Están las 24 horas pendientes de mí. La figura de María, mi psicóloga, está siendo una figura clave en este proceso. Porque al final con ellos comparto todo y así logro asumir por qué me ha pasado todo esto. Y, por otra parte, en mi cabeza me repito para tranquilizarme que estos Juegos no eran para mí. La cantidad de piedras que me he encontrado en el camino han sido enormes (no sólo la lesión, también perdió a su padre…). Y los próximos Juegos son en tres años, lo que me da más tranquilidad.

-¿Podrá ver los Juegos sin que le provoquen sentimientos de frustración?
-Los veré, sin duda. Porque estoy serena, centrada en mi recuperación. No voy a negar que me va a dar mucha rabia el verlo desde el sofá y no estar presente. Pero a la vez muy contenta de que mi amiga y compañera Clara Azurmendi se haya podido clasificar y que haya otra representante del bádminton español. Le deseo lo mejor, son sus primeros Juegos y espero que los disfrute. Siempre la he apoyado y ahora mucho más.

-¿Qué le haría ilusión ver en los Juegos?
-Que España gane cuantas más medallas, mejor. Todos los deportistas se dejan la piel por llegar lo mejor preparados posibles a los Juegos y lloraré de alegría con cada medalla que logren, eso seguro (risas). Ojalá sean muchas veces.

-Usted que comparte tantos momentos con tantos deportistas en el CAR. ¿No hay alguna medalla que le pueda hacer una ilusión especial? Además de una en bádminton, obviamente.
-Uf, es que hay muchas. Mucha gente del atletismo o Lydia Valentín… Por ejemplo, que lograran medalla Sandra Sánchez y Damián Quintero, que entrenan justo en el piso de arriba donde lo hago yo, van a ser sus primeros y últimos Juegos, así que seguro que tienen toda la ilusión del mundo. También los chicos de piragüismo como Saúl Craviotto… Son tantos. Al final, es que acabas teniendo mucha relación con deportistas españoles de todas las disciplinas y les voy a mandar todos los ánimos posibles.

-Usted, mientras tanto, tendrá ese Mundial de Huelva de diciembre en la cabeza… ¿Que sea en su ciudad hace que vaya a dar aún más por intentar recuperarse a tiempo?
-A día de hoy, sí. Soy sincera. Si el Mundial fuese en cualquier otra parte, y con la lesión que tengo, dudaría mucho el forzar para poder estar. Pero siendo en Huelva, y con lo que hemos luchado por conseguirlo, vamos a hacer todo lo posible. Son seis meses, el tiempo es demasiado limitado, hay que ser realistas. Pero según se vaya acercando la fecha, valoraremos cómo está la rodilla… Y lo más importante, cómo estoy yo de confianza. Pero desde luego que voy a darlo todo para intentar estar recuperada a tiempo.