Liberbank Cantabria Liberbank Cantabria
33
FIN
28
Bidasoa Irún Bidasoa Irún

BALONMANO | COPA ASOBAL

La defensa del Bidasoa patina ante los 44 años de Herrero Lon

El Sinfin, que hace tres semanas peleaba por evitar el descenso, da la sorpresa y jugará este domingo su primera final de la Copa Asobal.

Vallés llevó la riendas del Sinfin.

Con 44 años el pivote Herrero Lon es el jugador de pista más veterano de la Asobal (los mayores que él son porteros). Su aspecto no es el del clásico deportista musculoso con rasgos marcados por entrenamientos intensos, y vestido de calle nadie sabría que se pelea en los seis metros con tipos en plenitud física, de más de cien kilos y la testosterona agitada. Pues bien, este jugador hizo trizas a la defensa del Bidasoa, y con sus cinco goles, sin fallo, empujó al Sinfín a suy primera final en la Copa Asobal, un éxito significativo para el equipo cántabro que hace tres semanas peleaba por seguir en la élite, y que ahora tumba al subcampeón de Liga: 33-28 (13-11).

Lon no fue el único destacado, porque él juega de pivote y sin los pases de Vallés, por más que se mueva como una bailarina entre los gigantes rivales, no sería nadie. El madrileño le buscó, y él, zarpazo y gol. Y cuando se cerraban sobre él, autovía a la penetración para la primera línea cántabra.

Pero hay otro nombre propio en este partido. el portero Ernesto Sánchez, con esa imagen de rabino gigante por su barba y la cabeeza rapada, que ocupó tanto su meta que dejó a los tiradores del Bidasoa sin reflejos. Por momentos estuvo en porcentajes de una parada cada dos tiros, y sólo con su presencia acabó intimidado como hacía Sterbik. Sánchez fue el protagonista, el que elevó la moral a los suyos, el que consiguió que el equipo creyese, el que permitía que Zungri, Pla o Blázquez atacasen con tanto descaro. ¡Hasta marcó unn tanto!

Del Bidasoa sólo queda la imagen de que las copas no le van. En Madrid, en la del Rey, fue un visto y no visto; y en la Asobal, hoy en Santander, igual. Salió relajado, tal vez confiado, y nunca fue el equipo dominante. Azkue aportó al final, pero poco más destacó en este equipo que llegó al Palacio quizá con la mentalidad en otra parte, con media plantillla con la mudanza preparada. De esta manera, el Sinfin tiene un partido más, este domingo, a las 20:30.