BM Granollers BM Granollers
26
FIN
30
BM Guadalajara BM Guadalajara

BALONMANO | LIGA SACYR ASOBAL

El Guadalajara desciende con honor aniquilando al Granollers

Los alcarreños dicen adiós a la Asobal en la cancha de un rival que al perder se quedan sin opciones europeas tras una gran segunda vuelta.

Antonio Garcia no puede con la defensa del Guadalajara.
Solans/ Asobal

Esta Liga ha sido tan rara que el Guadalajara ya sin opciones de mantenerse, porque el pasado domingo necesitaba ganar en casa a un Puerto Sagunto descendido, y empató, va y se despide con un triunfo a domicilio en un choque con cosas en juego. El Cangas, que el sábado confiabaen  que de los cuatro puntos que le quedaban en juego al equipo alcarreño uno lo perdiese en la despedida en la pista del Granollers, respiró tranquillo por adelantado y a tiempo porque hoy, ante los vallesanos que se jugaban el billete a Europa, van los alcarreños con los menos habituales y ganan: 26-30. Colofón: deja la categoría con tanto honor el Guadalajara que muere matando al equipo más en forma de la segunda vuelta, ahora sin opciones de disputar la competición continental la próxima temporada (le resta un choque en León ante el Ademar).

¿Se puede explicar tanto galimatías y atentando a la lógica? Es dudoso sin recurrir a los tópicos del jugar sin presión. Pero lo cierto es que el equipo alcarreño igualó en la segunda parte, y tomo ventaja cuando se quedó cuatro minutos en inferioridad, y tuvo en el joven Santamafria (20 años) una especie de imán gigante con resina para tapar los últimos seis tiros del Granollers en la portería.

Reñones se depidió del banquillo de Guadalajara, y le dio protagonismo a los menos habituales. No lo debió hacer porque ahora se irá a Santander con la clara lección de que sus decisiones fueron equivocadas en el final de temporada, porque los Bodi, Romanillos...jugaron al balonmano más allá de la victoria: buenas decisiones, acertados en los dos contra dos, en las fintas para esquivar a la defensa local. Un equipo que juega así, y con tanto acierto, ante el Granollers, no merece perder la categoría. Pero esa es otra historia.