BALONMANO | ASOBAL

El Guadalajara desciende y el Cangas seguirá en Asobal

Tras no lograr la victoria ante el Puerto Sagunto (30-30), el Guadalajara pierde la categoría pese a que todavía le falta un duelo. El Cangas, de esta forma, se salva.

El Guadalajara desciende y el Cangas seguirá en Asobal
Rafael Martín @Asobal

El Fertiberia Puerto Sagunto empató este domingo en Guadalajara (30-30) y mandó al Quabit a la División de Honor Plata. La primera mitad dejó las cosas como empezaron, es decir, en tablas (14-14). Todo el trabajo realizado por el Quabit Guadalajara, que llegó a tener una ventaja de cinco goles (14-9), se esfumó en los últimos minutos del período, cuando el Puerto Sagunto restableció la igualdad con un parcial de 0-5.

Los morados tomaron muy pronto una renta de tres goles que, poco a poco, el Puerto Sagunto neutralizó (5-5). Mediado el período, el Quabit recobró los tres goles de ventaja y Vicent Enric Nogués, técnico visitante, solicitó tiempo muerto. El Quabit halló un filón en el extremo derecho, donde José Luis Román sumó cinco dianas en el primer período. En el cuadro levantino sobresalía la actuación de su cancerbero Franzini, quien evitó males mayores cuando su equipo se estaba viendo desbordado por el ataque guadalajareño.

En la reanudación soltó el brazo Arthur Pereira, máximo goleador de la escuadra alcarreña. Sus goles y las paradas de Jota Hombrados devolvieron a los locales una cómoda renta de cuatro tantos (20-16). El Puerto Sagunto no tuvo más opción que parar el reloj y tratar de reconducir el juego. Surtió efecto el parón. Con un parcial de 0-6, los rojiblancos tomaron la iniciativa (20-22). El empuje del joven central Oscar García resultó clave en esta nueva remontada. Tocaba a los morados remar de nuevo en busca de una victoria necesaria para aspirar a conservar la categoría.

Empató el Quabit (24-24), pero una vez más se escapó su rival (24-27), motivado por puntuar, aunque es hace semanas equipo descendido. En los últimos minutos del choque el Quabit salió a defender al hombre. Limó diferencias, pero no fue suficiente. El duelo concluyó en empate (30-30) y el Quabit deja de ser equipo de Asobal. El Cangas, que estaba pendiente de esete duelo, logra la permanencia. Al Guadalajara todavía le falta un duelo, ante el Granollers, pero ya sin opciones de salvarse.

El Nava cumple y disfruta

El Viveros Herol Nava logró la permanencia en la Liga Asobal tras la victoria conseguida sobre el Anaitasuna por 28-24, en un encuentro que tuvo controlado a partir de la mitad de la primera parte. Con los dos equipos produciendo con relativa facilidad en la ofensiva, no fue hasta mediado el primer período cuando el Viveros Herol Nava elevó su nivel defensivo echando una mano a Patotski cuando los locales consiguieron sus primeras ventajas en el electrónico.

Un tiempo muerto del Anaitasuna no terminó de serenar a los jugadores visitantes, que dejando el espacio por el extremo derecho permitían que Nicolo D'Antino anotara cuatro goles consecutivos que elevaron la renta segoviana hasta el 14-9. Sin embargo, una exclusión para Carlos Villagrán permitió la reacción navarra en el tramo final del primer tiempo, con un parcial de 0-3 que les devolvió al partido con la llegada del descanso.

Tras el intermedio, salieron los naveros con las ideas más claras en ataque, encontrando de nuevo a Darío Ajo en el pivote, y aprovechando unos buenos minutos de Vujovic. Pero el Anaitasuna se agarraba al partido de la mano de Juan del Arco, y no fue hasta los compases finales, cuando el pabellón ya celebraba la permanencia tras el empate de Sagunto en la cancha del Guadalajara y la diferencia era insalvable, cuando el banquillo del Viveros Herol Nava pudo festejar el éxito.

El Sinfín también festeja

El Liberbank Cantabria Sinfín, que el año que viene volverá a competir el Liga Asobal, ha cerrado la temporada con una última victoria en el pabellón de La Albericia, en este caso frente al Blasgon/Bodegas Ceres Villa de Aranda, que ya descendió hace semanas. Con esta victoria, los cántabros terminan la temporada en decimotercera posición, mientras que el conjunto arandino certifica su última plaza tras haber logrado solo cuatro triunfos.

Los cántabros superaron en la primera mitad al conjunto visitante, marchándose con tres goles de renta al descanso (16-13), gracias a la facilidad que otorgó a su rival para anotar y a que Ernesto, el portero del Sinfín, tuvo varias actuaciones de mérito. En la segunda parte, el Villa Aranda mejoró y llegó a ponerse un tanto por encima (27-28) a falta de dos minutos, pero el Liberbank Cantabria Sinfín logró remontar en el último suspiro del partido con un gol de Zungri, que le permitió llevarse los dos puntos.

Fue tarde de despedidas en Santander, ya que Elcio Pascoal, Cristian Postigo, Wladyslaw Ostrouschko, Darko Dimitrievski y Nacho Vallés no vestirán la camiseta negra del Liberbank Cantabria Sinfín la temporada que viene. Al finalizar el partido, el conjunto cántabro entregó un reconocimiento a esos jugadores por su dedicación al equipo. El Sinfín disputará la semana que viene la Copa Asobal como anfitrión.

El Bidasoa, subcampeón

El Bidasoa-Irun consiguió vencer al Fraikin Granollers en Artaleku (29-24) en el último encuentro liguero para los bidasotarras y se proclamó así subcampeón de la Liga Sacyr Asobal. En la primera mitad, el Bidasoa-Irun rompió el encuentro para irse 16-10 al descanso. Los bidasotarras se impusieron tanto en ataque como en defensa ante un Fraikin Granollers que no supo hacer frente a los de Artaleku.

A pesar de la diferencia en el marcador, el subcampeonato había que amarrarlo hasta el último minuto. En la segunda mitad, el Fraikin Granollers se acercó hasta los tres tantos, pero los de Jacobo Cuétara controlaron el encuentro en todo momento. En los minutos finales, con todo decidido, llegó la felicitación a aquellos que no continuarán en la disciplina bidasotarra. Sergio de la Salud rompió a llorar antes de concluir el partido.

Con esta victoria, el Bidasoa-Irun logra ser subcampeón de la Liga Sacyr Asobal dos años después. En esta temporada ha estado siempre en segunda posición excepto en la primera jornada, que fue líder. El encuentro fue el último de amarillo en la Liga Sacyr Asobal para Iker Serrano, que se marcha al BM Benidorm; Sergio de la Salud y Adrián Crowley, quien anunció esta semana que se retira del balonmano. Tendrán una última cita con la Copa Asobal. Al Fraikin Granollers le quedan dos partidos para terminar la competición liguera, que en su día fueron aplazados debido a la actual crisis sanitaria. Se enfrentará el miércoles al Quabit Guadalajara y el sábado al Abanca Ademar León.

El Logroño vence y le toca esperar

El Logroño La Rioja se ha asegurado el cuarto puesto de la Liga Asobal con una clara victoria sobre el Bada Huesca, por 34-28, en un choque brillante de los riojanos, en especial una segunda parte para enmarcar. Con esta victoria el Logroño se coloca tercero, aunque en función de los resultados de Granollers -que tiene partidos aplazados- podría quedar cuarto, lo que le abocaría a pedir una plaza de invitación a Copa EHF.

El equipo de Logroño ha cerrado este domingo un proyecto del que se despide media plantilla y lo ha hecho de la mejor manera, conducido por jugadores que cierran su etapa en la capital riojana pero que decidieron entregarse como si tuvieran algo que demostrar. Balenciaga, sobre todo, Rangel Luan, Delcio Pina o Hacbarth se han ganado en este partido permanecer en el recuerdo de los aficionados riojanos porque decidieron "rescatar" a equipo tras una primera mitad pobre y lo consiguieron, para apabullar a un Huesca sorprendido por un vendaval.

Y eso que las cosas no empezaron bien para los riojanos, que no reaccionaron bien a un inicio fuerte del Huesca y que cuando quisieron subir su ritmo se precipitaron demasiado en ataque. Así, el primer tiempo fue claramente para los aragoneses, que se mantuvieron muy regulares en su forma de jugar, cometieron pocos errores y lograron su máxima renta (8-14) con un gol de otro "ídolo" de Logroño, Tioumentsev, ahora en las filas del Huesca. Pero tras ese gol, con nueve minutos del primer tiempo por delante, algo se "encendió" en el equipo riojano, sobre todo en el en el portero Rangel Luan y en Balenciaga, que empezaron a arengar a sus compañeros con buenas acciones, que llevaron el 15-16 al descanso.

La motivación de los riojanos condicionó el segundo tiempo, porque jugaron conscientes de que era una final y arrollaron a un Huesca que no esperaba esa dinámica y no tuvo capacidad física para responder. Aún así, el equipo aragonés aguantó un cuarto de hora cerca en el marcador, consciente de que si el resultado era "alto" podía perder hasta por un gol para ser tercero o cuarto en la Liga, un premio a una buenísima temporada. Pero en la recta final del partido el Logroño aún apretó más, conducido por Balenciaga, y el Huesca ya no pudo parar el partido.

Los riojanos entraron a los últimos diez minutos con cinco goles de renta y la sensación de que este era su partido. Y lo fue, terminaron con seis goles de ventaja para despedirse de un público agradecido de lo que habían hecho, sobre todo los que ya no volverán a jugar como locales. Tras el choque la plantilla local se abrazó y celebró el fin de una temporada tan complicada, además del tradicional "manteo" a los que se van, media plantilla y el "histórico" Rubén Garabaya, ahora segundo entrenador.

Consulta todos los resultados y la clasificación de la Asobal