BOXEO

"El equipo de Fury dijo que el arbitraje no sería problema"

Eddie Hearn, promotor de Anthony Joshua, dejó toda la responsabilidad al equipo de Tyson Fury sobre el futuro de la unificación del peso pesado.

Eddie Hearn acusa al equipo de Fury del problema con Wilder.
Reuters

El terremoto comenzó este lunes, pero las réplicas durarán bastante. En 24 horas Tyson Fury pasó de afirmar que su pelea contra Anthony Joshua estaba cerrada a pensar en boxear contra Deontay Wilder. Un juez dio la razón al estadounidense, quien tenía esa trilogía firmada por contrato. El inglés y su equipo entendieron que pasada la fecha marcada para el pleito el acuerdo expiraba, pero la justicia da la razón al 'Bombardero de Bronce'. Deberán verse las caras antes del 15 de septiembre.

El casó quedó así a última hora del lunes y este martes ha sido el momento de las reacciones. La primera llegó por parte de Bob Arum, comanager de Fury (junto con Frank Warren). "No vamos a pagarle a Wilder para que se eche a un lado. Es mejor deshacernos de él. Podemos hacer el Fury vs Joshua para noviembre o diciembre", reveló el veterano promotor en ESPN, donde además desveló que ha reservado el Allegiant Stadium de Las Vegas para el 24 de julio. Con esas palabras la opción de que el 'Gipsy King' pague a Wilder parecen desvanecerse. Además, el excampeón mundial ha reiterado que no aceptaría nada aunque tras la noticia no se ha pronunciado. Quiere la pelea.

Las palabras pueden ser una medida de presión también para la parte de Joshua. Quizá busquen minimizar la factura a pagar, ya que la pérdida de la pelea afecta a ambos. Por si había alguna suspicacia, Hearn publicó un vídeo en las redes sociales de su promotora, Matchroom, en la que fue tajante. Se mostró "desbastado" porque "había trabajo mucho para esa pelea" y metió toda la presión al equipo de Fury. "Está fuera de nuestras manos. Su equipo, Bob Arum, nos dijo que el arbitraje no sería un problema y podrías seguir con la pelea. Se equivocaron y ahora es problema suyo. Esperamos que puedan resolverlo. Si a final de esta semana no lo está, no tendremos más opción que buscar una pelea alternativa. Anthony Joshua quiere pelear este verano", apuntó. El plan b, que él mismo reconoce, es el de Olek Usyk, aspirante oficial WBO y que aceptó disputar el cinturón interino para que se produjese el Joshua vs Fury, aunque Hearn confirmó que "barajan otras dos opciones".