MUAY THAI

Mikel Fernández, a la conquista de Europa desde Ponferrada

Mikel Fernández disputa este sábado en Ponferrada el Campeonato de Europa ISKA (-55,4 kg) frente al portugués Fred Cordeiro. Es actual subcampeón amateur continental.

Mikel Fernández, a por el Europeo ISKA.

Tras casi dos años y medio viviendo en Tailandia, Mikel Fernández (Navarra, 29 años) se afincó en Ponferrada. La capital del Bierzo se ha convertido en un referente nacional del Kickboxing y el muay thai. Diego Vázquez siempre cuenta con un equipo competitivo y el luchador navarro lo tiene claro: "Tiene un don, magia", asegura a AS. "En Tailandia aprendí mucho, sobre todo en clinch y en costumbres. En el Mamba es diferente. He aprendido el ritmo europeo. Diego a echado muchas horas conmigo y he mejorado en muchos conceptos", añade.

Desde que volvió a España, Fernández ha crecido mucho. Antes de la pandemia estaba lanzado. Fue subcampeón europeo amateur y campeón de España profesional. El Europeo en el campo rentado estaba al caer, pero la pandemia le frenó. "Venía de 5-6 peleas, incluyendo las de Japón, y no sabría decirte si el parón fue bueno o no. Al principio bien, pero después ya me costó", afirma. Esa situación le hizo tener que exigirse más. "En diferentes épocas del año trabajo en una fábrica en Pamplona. Cuando vi la situación volví. Trabajaba y entrenaba el físico entre semana y el fin de semana iba a Ponferrada para entrenar con Diego", revela.

El esfuerzo ha tenido su recompensa. En una situación tan complicada ha disputado tres peleas (dos amateur en Kickboxing y una profesional en muay thai) y este sábado (en una velada que solo se podrá ver en PPV) intentará conseguir el Campeonato de Europa ISKA (categoría 55,4 kg). Le espera el portugués Fred Cordeiro, un rival difícil. "Será complicado. Es lógico en un Europeo. No te voy a engañar, me veo ganador, pero te lo digo con los pies en el suelo. Me encuentro muy bien y queda disfrutar. Mi oponente es explosivo con sus manos y muy impredecible", avisa. Está preparado para la batalla. El trono europeo le espera.