REMO | OXFORD-CAMBRIDGE

Adriana Pérez, primera española en ganar la Oxford-Cambridge

La remera de Cambridge hizo historia en la regata. Compartió el cuarto triunfo seguido de su universidad. En hombres también vencieron los celestes.

Adriana Pérez, primera española en ganar la Oxford-Cambridge
Getty

Adriana Pérez Rotondo no sólo se convirtió en la primera española en conquistar la regata Oxford-Cambridge, sino que cruzó la meta en primera posición, dada su ubicación en el asiento de proa del barco de su universidad, Cambridge. A los 25 años, también rema para obtener un doctorado en neurociencia teórica. La madrileña se mostró “feliz y exultante” al conseguir la cuarta victoria consecutiva de la embarcación.

En vez de en el Támesis debido a las restricciones provocadas por la pandemia (en 2020 se anuló la carrera), la competición se celebró en el río Great Ouse, en Ely, en el condado de Cambridgeshire, y por tanto en casa de las deportistas de azul celeste. “Conocemos cada recodo, así que supone una ventaja para nosotras”, explicaba Adriana en la previa. A pesar de que Oxford eligió calle en el sorteo y se puso por delante a mitad de recorrido, el timonel, Dylan Whitaker, supo gestionar el esfuerzo de sus bogadoras para vencer por más de una eslora.

“Hubo un momento en que creí que no podríamos seguir el ritmo de Oxford, pero estas chicas son maravillosas. Imaginad una derrota en nuestro terreno, tenía miedo a que fracasáramos”, explicó Whitaker con sinceridad. Sin embargo, el triunfo resultó claro y contundente, como la superioridad en el cómputo global: de 75 ediciones, Cambridge dominó en 45 y Oxford, en 30. Pérez Rotondo ya había saboreado la gloria como integrante de la tripulación B en 2019. “Esto es muchísimo mejor”, aseguró tras fundirse en un abrazo con sus compañeras.

En la prueba masculina hizo historia otra mujer, Sarah Winckless, bronce olímpico en Atenas 2004 y doble campeona del mundo de remo… y primera en actuar como juez en la regata. Y Cambridge logró un doblete pleno de autoridad, ya que los hombres dominaron de principio a fin, sin margen para que los de azul oscuro remontaran. Oxford superó en 1944 en el mismo escenario de Great Ouse a la universidad rival. En esta ocasión los locales gobernaron con firmeza, alcanzaron su tercer éxito consecutivo y dejaron el marcador en 85 a 80 a favor.