España
31
FIN
16
Argentina

BALONMANO | PREOLÍMPICO

Las Guerreras, a Tokio

España logra el pasaporte a los Juegos y estará este verano en Tokio. Argentina nunca estuvo cerca de dar la sorpresa en el Preolímpico de Llíria.

Llíria
0
Las Guerreras, a Tokio
RFEB

Más o menos se sabía que eran superiores, pero había que ratificarlo porque en el deporte las certezas son después del partido. A los 10 minutos estaba claro: las chicas van a Tokio, la que será su tercera cita olímpica consecutiva para cinco en toda la historia. Así, en casa, casi sin público, con los voluntarios convertidos en seguidores circunstanciales, las Guerreras celebraron ante Argentina un nuevo éxito: 31-16 (19-10).

Argentina nunca ha ganado ni a España ni a otra selección europea. Y no iba a ser ayer. No. Era imposible. Se intuyó en la salida del hotel, casi juntos los dos equipos. No había esa tensión de los grandes momentos, sobre todo en la cara de las sudamericanas, que tal vez mascaban que iban al matadero.

Cuando un equipo se despega, cuando el otro aprieta más de lo que puede para no rendirse, se desfonda, y como los partidos son largos, intensos y con una suma de choques constantes, cuando empezó el goteo de cambios en España, apabullaron a sus rivales. Las extremos zurdas españolas aportaron 13 goles, eran letales las entradas de Carmen Martín y Marta López. Buen movimiento de Nerea Pena y Alicia Fernández, y buena labor de la defensa en 6-0, con Lara González y Ainhoa Hernández mandando donde hace daño.

En el descanso las de Viver aún contenían, pero el 19-10 significaba que sólo quedaba el trámite de dejar pasar el tiempo, de cumplir el compromiso, de ser humildes y consideradas con el rival, porque este grupo no puede perder las formas de ninguna manera. Es la educación de años, de ganarse el respeto que ni en momentos de euforia se puede olvidar.

Fue, con todo, una segunda parte interesante para ver en acción a Darly Zoqby para completar una exhibición entre los palos. Cuando ya no importaba el marcador, cuando la distancia era sideral, Darly animó a los voluntarios con una racha de paradas tremenda, como si existiese una puerta imaginaria y transparente que había cerrado para las combativas argentinas. Jugaron todas, se sintieron protagonistas, disfrutaron y ahora volverán a Tokio donde en 2019 fueron subcampeonas del Mundo.