BOXEO

Beterbiev impone la ley del KO

Artur Beterbiev retuvo los Mundiales WBC e IBF del semipesado ante Adam Deines. El ruso boxeó muy tranquilo y maduró el combate hasta que noqueó en el décimo.

Crónica del Beterbiev vs Deines: WBC e IBF del semipesado.
Top Rank

Artur Beterbiev es una máquina perfecta. Puede que no tenga el estilo más plástico o visual, pero su maquinaria siempre está engrasada y no falla. Este sábado, en Moscú, volvía en una situación compleja. No boxeaba desde hace un año y cinco meses y había pasado el coronavirus. Debía quitarse el óxido... no lo tuvo. Compitió tranquilo, sin precipitarse y acabó noqueando pese a que su rival, Adam Deines, hizo una gran pelea. El alemán salió sin complejos y dignificó su profesión, pero el pleito se acabó en el décimo asalto. El ruso retuvo así los Mundiales WBC e IBF del semipesado para pensar en los grandes carteles (el combate más esperado sería ante el monarca WBA, Bivol). Es uno de los mejores del momento y le deben llegar en 2021.

Deines salió con mucha movilidad. Pegaba y salía. Beterbiev aguantó cerrado, esperando su momento y cruzó cuando pudo. Con un crochet en la parte final envió al alemán al suelo. Fue polémico. La mano llegó, pero Deines pisó una de las publicidades y eso le envió a la lona. Se levantó rápido, su esquina protestó, pero era el visitante y esa caída contó. Desde el segundo round el campeón mundial dio un paso adelante. Tomó el centro del cuadrilátero y fue cerrando huecos. Su sola presencia y la manera de caminar, acortando el espacio con facilidad, provocó que Deines sacase menos trabajo.

El paso de los rounds fue decantando la pelea para Beterbiev. El ruso siempre va con la guardia alta, bien tapado y espera su momento. No lanza mucho, pero es muy preciso. Desde el cuarto round fue sumando trabajo cada vez más continuo. Nunca se volvió loco. Pegaba poco, pero destrozaba con cada mano. Tiene cañones y eso se nota. En el sexto asalto Deines sufrió. Lo hizo siempre que se quedaba pegado en las cuerdas. Cuando pudo meter movilidad siguió haciéndolo bien, pero la gasolina iba escaseando y en cuanto Beterbiev estaba en la distancia más corta no había color. Golpe de poder tras golpe de poder. Desde el noveno el campeón subió un punto la intensidad. Eso le sirvió para noquear en el décimo tras dos manos a la contra que fundieron a Deines. Una pena que su valentía se quedase ahí. Beterbiev va a lo suyo y una vez más, volvió a imponer la ley del KO.