PIRAGÜISMO |

Cristian Toro y Carlos Garrote "no están en condiciones"

Sigue el lío en el proceso de selección del K4 500 para Tokio después de las acusaciones que hablan de amaño para dejar fuera del equipo a estos dos palistas.

0
Cristian Toro y Carlos Garrote "no están en condiciones"
RFEP

Cristian Toro y Carlos Garrote, palistas inmersos en el proceso de selección de los cuatro elegidos para el K4 500 en los Juegos de Tokio, junto a Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, han solicitado la baja médica, según informa 'En Xogo' de TVG, para abandonar el campo de regatas de Trasona (Asturias) al asegurar que no se encuentran "en condiciones de seguir con las pruebas del selectivo".

"Amaño es cuando un grupo de personas se pone de acuerdo para alterar un resultado, y es lo que parece haber ocurrido. No se está siendo justo con Carlos Garrote y Cristian Toro", denunciaba ayer Juanjo Román Mangas, ex presidente de la Federación Española de Piragüismo a AS.

¿Por qué se habla de amaño? "Los tiempos de las embarcaciones en las que iban Toro y Garrote son de amateurs, no de pelear por los Juegos. El entrenador vio que esas diferencias eran inasumibles y el domingo paró el proceso. Se iba a abrir una investigación, pero desde la Federación, ante el escándalo, se quiere tapar", denuncia una persona presente en las pruebas que prefiere guardar el anonimato.

Según ha podido saber AS, Toro y Garrote acusan a Craviotto (cuádruple medallista olímpico y candidato a abanderado) y a Arévalo de no emplearse a fondo cuando ellos estaban en el cuarteto para que los tiempos fuesen peores y dejarles fuera. Es la teoría que también deja entrever Román Mangas: "No doy nombres, pero si el entrenador suspende el proceso, es que hay algo irregular. Y si analizas los tiempos, sospechas". El lío está servido.

La federación envió un comunicado en el que confirmaban la ausencia de Toro y Garrote y anunciaban que la prueba contrarreloj del selectivo para definir el K4 500 español que competirá en los JJOO de Tokio no se celebrará mañana jueves por lo que no se sabe cómo se llevará el criterio de selección definitivo.

Esta es la nota íntegra de la RFEP:

"El K4 actual subcampeón del mundo, integrado por Craviotto, Walz, Arévalo y Germade, ha realizado esta mañana su contrarreloj para el K4 que competirá en JJOO, en una jornada de toma de tiempos que presentó como novedad la baja médica presentada por Carlos Garrote y Cristian Toro, tras la tensión acumulada en estos días.

El presidente de la Federación Española de Piragüismo, Pedro Pablo Barrios, traslada un mensaje de "tranquilidad" y reivindica la "confianza absoluta" en el seleccionador Miguel García, para quien exige "respeto" por ser un técnico de "prestigio impresionante", y del que enfatiza que es uno de los entrenadores "más laureados", como lo acreditan las cuatro medallas olímpicas ganadas por sus deportistas en Río 2016, Londres 2012 y Pekín 2008.

Asimismo, el presidente reclama respeto para los deportistas que pugnan por entrar en el K4, a los que considera "6 monstruos del piragüismo", como "les avalan los resultados conseguidos por todos ellos, y que están viviendo un momento de alta intensidad emocional porque solo cuatro de los seis podrán acudir a los JJOO". El cuadro técnico de la selección española seguirá trabajando para buscar el mejor resultado en Tokio.

El seleccionador del K4 500, Miguel García, ha rehusado "alimentar cualquier polémica", y ha reconocido que la situación generada de inestabilidad está "afectando" al equipo, por lo que aboga porque "cuanto menos se entre en esa dinámica mejor, tenemos que pensar en los JJOO y no podemos perder el objetivo". El preparador asume: "Es un proceso complicado, hay 6 deportistas que son medallistas olímpicos o mundiales, y solo 4 pueden ir a los Juegos".