VELA | COPA AMÉRICA

El Luna Rossa golpea primero: 2-0 contra el Ineos UK Team

El barco italiano no dio opción y venció en las dos primeras mangas de esta final de la Copa Prada. "Cometimos pocos errores. Tenemos un gran barco y confianza", dijo Spithill.

El Luna Rossa golpea primero: 2-0 contra el Ineos UK Team
COR36 / Studio Borlenghi - Copa América

Primer día de la final de la Copa Prada y primer puñetazo sobre la mesa del Luna Rossa. El barco italiano logró quitarse, este sábado, la espina de las Round Robins y, tras ganar las dos primeras carreras, se coloca 2-0 ante un Ineos UK Team que apenas tuvo opciones porque, con poco viento, el Luna Rossa fue superior. Las sensaciones italianas son mejores que las británicas y pese a que todavía queda mucho (esta final se disputa al mejor de 13), el Britannia necesita una reacción urgente.

El Luna Rossa voló, sin cometer errores y repletos de seguridad y confianza, sobre el campo de regatas A de Auckland y no tardó en marcar territorio. En la primera carrera apenas dejó que hubiera batalla. Tampoco ayudó que el Ineos UK Team firmara una salida para olvidar porque no logró sostenerse sobre los foils e incluso se vio penalizado por salirse del cajón de la presalida. Con todo ello, los italianos no tardaron en tomar ventaja y en la primera puerta de barlovento obtuvieron un minuto y 20 segundos de ventaja. Demasiado para el barco de un Sir Ben Ainslie que no acabó de sentirse cómodo en un primer duelo que tuvo vientos de entre seis y nueve nudos y que finalizó con victoria para el Luna Rossa con una ventaja de un minuto y 52 segundos. La herida británica parecía abierta, pero en la segunda manga se despertaron sus esperanzas. El viento había aumentado, llegó a los 17 nudos, y ello les permitió igualar las fuerzas. Los errores se dejaron atrás y la carrera sí fue digna de la final de la Copa Prada. La salida estuvo igualada y repleta de velocidad. Es más, si alguno de los dos barcos logró tomar una ligera ventaja fue el Britannia. Pero el ritmo del Luna Rossa y la confianza que arrastraba de la primera carrera le hizo tomar mejores decisiones, encontrar más presión de viento tras algunas trasluchadas y viradas y en la tercera puerta logró una ventaja de 19 segundos. Los de Spithill y Bruni nunca perdieron el liderato y pese a los intentos británicos por recuperarse y dar la sorpresa se vieron sometidos por la solidez del rival. El 2-0 lució entonces en el marcador tras cruzar por la línea de meta a 26 segundos.

Ya fuera del agua, James Spithill, timonel Luna Rossa, se mostró muy orgulloso por el trabajo realizado y explicó que “los chicos han hecho grandes maniobras, pudimos movernos y pasar por delante de ellos. Tenemos un gran barco y confianza. Pero sabemos que todavía queda bastante por hacer. Hoy cometimos pocos errores y volveremos a intentar mejorar para mañana". Tras Spithill fue el turno de Sir Ben Ainslie, capitán y director ejecutivo del Ineos UK Team, y espera que este 2-0 haya sido un accidente. Es consciente que el margen de error ahora es menor, pero se muestra confiado: “Los italianos hicieron un buen trabajo, navegaron un poco más rápido y un poco mejor. Ahora nosotros tenemos que pensar en cómo podemos conseguir un poco más de ritmo y mirar las cosas que no hicimos del todo bien. Sabemos que el Luna Rossa es un gran equipo y es bastante difícil superarlos si no cometen errores, pero veremos qué sucede mañana”. Y es que este domingo se disputarán dos carreras más. Todavía queda mucho por navegar en esta final de la Copa Prada, aunque los italianos ya sólo necesitan cinco victorias más y los británicos, siete. Todo para salir vencedor y retar al Emirates Team New Zealand en la Copa América a partir del 6 de marzo.