BALONMANO | MUNDIAL

A un paso de la final otra vez en Egipto, como en 1999

La Selección, entrenada en aquel entonces por Juan de Dios Román y liderada por Talant Dujsebaev, cayó ante Rusia con polémica. Terminaron sin medalla.

A un paso de la final otra vez en Egipto, como en 1999
REUTERS

La historia se volvió a repetir 22 años después. En el Mundial de 1999, celebrado en la misma sede que el actual, Egipto, España cayó en semifinales en un desenlace de partido polémico ante Rusia. Con 21-21 en el marcador y a escasos segundos del final, los árbitros expulsaron a David Barrufet por salir de la portería y realizar un corte. Tras esa jugada, Tuschkin anotó y el partido llegó a su fin.

Una España liderada por un genial Talant Dujsebaev y entrenada por el añorado Juan de Dios Román, que no daba crédito a la expulsión. La Selección, hasta ese momento, nunca había llegado tan lejos en el Mundial. Posteriormente, en la cita por el bronce, la Selección cayó ante Yugoslavia.

Un final cruel, pero que marcó un antes y un después en el balonmano español. El desenlace de ayer también tuvo suspense, con el balón de Rubén Marchán topándose con el larguero y posteriormente botando casi en la línea. Era el empate de los Hispanos a 25 segundos del final, y no llegó.

Talant Dujsebaev en el Mundial de 1999

El partido acabó ahí. El pivote del Ademar, que junto a Figueras tenían la gran misión de hacer olvidar al veterano Julen Aginagalde en el torneo, cuajó un gran Mundial... aunque era consolado por todos sus compañeros tras el encuentro, sabedor de que una hipotética prórroga pudo estar en ese lanzamiento.

Eso sí, España aún tiene por delante un reto mayúsculo: la medalla de bronce. Después de ser doble campeón de Europa en los últimos dos Europeos puede parecer un premio menor, pero visto el palmarés de España en los Mundiales, los datos demuestran que no es así.

Los Hispanos cuentan con tres medallas mundialistas: el oro de 2005 en Túnez y el de 2013 en Barcelona. En 2011, con un gran Sterbik, España se colgó el bronce en Suecia, y a eso aspira ahora. Para Dani (tremendo salto de calidad en este torneo del menor de los hermanos) y Álex Dujsebaev, sería un brillante botín también para su casa, después de que su padre y aquella gran Selección se volvieran de vacío en 1999. Francia siempre fue un rival temible, pero los Hispanos también lo son. Queda un partido.

Las medallas de los hispanos

Juegos Olímpicos

Pekín 2008, bronce

Sídney 2000, bronce

Atlanta 1996, bronce

Mundiales

España 2013, oro

Suecia 2011, oro

Túnez 2005, oro

Europeos

Austria-Noruega-Suecia 2020, oro

Croacia 2018, oro

Polonia 2016, plata

Dinamarca 2014, bronce

Suiza 2006, plata

Croacia 2000, bronce

Italia 1998, plata

España 1996, plata