Dinamarca
39 4
FIN
38 3
Egipto

BALONMANO | MUNDIAL

¡Lo nunca visto! Dinamarca se impone en un duelo histórico

Egipto regaló el partido dos veces y los daneses, una. Pero en la tanda de penaltis, tras la segunda prórroga, decidieron dos paradas de Landín.

Karim Hendawy no pudo parar el último penalti de los daneses,
MOHAMED ABD EL GHANY AFP

Que los jugadores no conocen el reglamento es una verdad palmaria, y la primera eliminatoria de cuartos de final entre Dinamarca (campeona del Mundo en 2019) y Egipto (anfitrión) mostró un carrusel de graves errores por este desinterés de jugadores profesionales. Ganó Dinamarca gracias a dos paradas de Landin en la tanda de penaltis tras consumirse dos prórrogas en algo nunca visto en la historia del balonmano: 39-38.

A 22 segundos del final de los 60 minutos Egipto, con el partido empatado, recupera el balón...¡y hace un mal cambio defensa-ataque! Total, exclusión de un local, y el balón para los daneses, que no lanzan a puerta (mal pase de Hansen). A 26 segundos del final de la primera prorroga, Dinamarca ataca con un gol de ventaja, y Egipto plantea una defensa en su área, sin prresionar, pero los daneses dejan pasar el tiempo y a dos segundos los árbitros señalan pasivo. Mikkel Hansen desplaza el balón...y el reglamento dice que ¡expulsión y penalti para el rival! Lo aprovecha Egipto, empata y a la segunda prórroga, Y en esta prolongación, a falta de dos segundos, con un gol a favor, la defensa de Egipto impide el saque de nueve metros: expulsión, penalti y empatan los daneses

Todo esto en un partido igualado, en el parecía que Dinamarca enfilaba la victoria al llegar al descanso con tres goles de renta...pero duró poco, Y el choque se mantuvo en esa dinámica de igualdad, hasta llegar a ese último minuto 59, donde llegaron esas situaciones tan esperpénticas. Gran trabajo de Roberto García Parrondo con los africanos, que lo tenían todo atado para plantar cara, que pudieron ganar, pero alguien no avisó que sus hombres no se sabían las normas del juego