BALONMANO | MUNDIAL

El drama de dos jugadores de Eslovenia en el Mundial de Balonmano de Egipto

Urh Kastelic y Tilen Koldrin, que ya pasaron el coronavirus, denuncian el trato que han recibido tras dar positivo en los test previos. "Nos tratan como si tuviéramos la peste".

Urs Kastelic y Tilen Kodrin siguen por ordenador y en habitaciones separadas el partido de sus compañeros de Eslovenia en el Mundial de Balonmano de Egipto.

El equipo de Eslovenia en el Mundial de Balonmano de Egipto ha vivido con preocupación las últimas horas a causa de los casos de coronavirus que ya han afectado a varios equipos del torneo.

Pese al gran debut que realizó el combinado balcánico (derrotó por 51-29 a Eslovenia), dos de los jugadores del equipo esloveno, Urh Kastelic y Tilen Koldrin, no pudieron jugar el encuentro ni tampoco estar junto a sus compañeros tras haber dado positivo en las pruebas PCR previas al partido (ambos jugadores ya pasaron el coronavirus).

El drama de estos jugadores no termina ahí ya que, en declaraciones al medio esloveno Ekipa 24, ambos denunciaron que han sido aislados fuera de El Cairo pese a notificar su situación. "Honestamente, no sé dónde estoy. Nos dijeron que nos llevarían a El Cairo para hacernos las pruebas que demostraban que hemos pasado el coronavirus, pero no llegamos allí. Nos llevaron en coche durante tres horas y ahora estamos en un sitio con habitaciones donde hace frío y todo está lleno de polvo. Estos egipcios son muy desorganizados. Nadie nos dice nada", afirmaba Urh Kastelic.

Los dos jugadores aseguran que su selección comunicó a los organizadores que ellos ya habían pasado la enfermedad y denuncian que se les está tratando como si tuvieran la peste. "Ya superamos el coronavirus y no somos contagiosos. Nuestro equipo avisó a los organizadores y les escribió por correo, pero cuando llegamos a Egipto la prueba rápida dio negativo y la PCR positiva. Esto no es normal. Hay gente que puede seguir dando positivo uno o dos meses después de superar la COVID-19, pero aquí en Egipto entran en pánico, te envían en ambulancia y con escolta policial. No nos dejan estar juntos en la habitación. No sé si es gracioso o triste. Nos tratan como si tuviéramos la peste".

Jakobsen, positivo antes de jugar con Dinamarca

El jugador de la selección danesa de balonmano Emil Jakobsen ha dado positivo por COVID-19 en pleno Mundial de Egipto, donde su equipo debutará esta tarde frente a Baréin, y ha quedado aislado junto con su compañero de habitación.

"Jakobsen dio positivo por COVID-19 anteriormente y ha recibido un nuevo resultado positivo en la última prueba en Egipto. No se le permitirá participar en el partido de hoy contra Baréin. Su compañero de cuarto debe dar resultado negativo en la prueba antes de que se le permita participar en el partido de hoy o regresar al equipo. Siguiendo las regulaciones del Plan de Precaución Médica COVID-19, toda la delegación danesa será examinada nuevamente hoy y mañana", explicó la IHF en un comunicado.

El director deportivo de la Federación Danesa, Morten Henriksen, aseguró que lo lamentan mucho en nombre de Emil Jakobsen. "Sin embargo, estamos muy preparados para esta situación y seguimos nuestros propios protocolos y los de la IHF", aseguró.