BALONMANO | MUNDIAL

El 1x1 de los Hispanos para el Mundial de balonmano

Repasamos los 18 jugadores que formarán parte de los Hispanos en el Mundial de Egipto, del 13 al 31 de enero, en el que España aspira a su tercera corona.

El 1x1 de los Hispanos para el Mundial de balonmano

Como cada mes de enero, los Hispanos están de vuelta. Esta vez toca cita mundialista, en la que España aspira a su tercera corona tras las de 2005 y 2013. No será tarea sencilla, ni mucho menos, pero los Hispanos son los vigentes campeones de Europa y la cita de Egipto, muy marcada por el coronavirus, apunta a ser imprevisible. En el último Mundial. en 2019, España terminó séptima. El bloque de Jordi Ribera es el mismo que triunfó hace un año con las novedades del portero Sergey Hernández y del pivote Rubén Marchán.

Plantilla de los Hispanos en el Mundial:

Portería

Gonzalo Pérez de Vargas. El toledano cuenta con cuatro metales con los Hispanos, siendo un fijo en la portería nacional desde hace más de un lustro. El del Barcelona cumplió 30 años este mes y, junto a Rodrigo Corrales, forma una de las porterías más seguras del continente.

Rodrigo Corrales. El gallego, que cumple 30 años este mes de enero, es el meta del Veszrprem uno de los grandes equipos del continente. Se complementa a la perfección en la portería española con Pérez de Vargas.

Sergey Hernández. El guardameta navarro de origen ruso es un habitual en la preparación de los últimos Campeonatos de Europa y del Mundo, por lo que conoce bastante bien el funcionamiento del grupo en situaciones como esta. De 25 años y fichado por el Benfica luso procedente del Logroño La Rioja, acude como tercer portero al poder inscribir más jugadores para estar cita por posibles bajas por coronavirus.

Central

Raúl Entrerríos. El capitán y pieza clave tanto en los Hispanos como en la Selección. Cumple en febrero 40 años y su intención era retirarse el pasado verano. Con el aplazamiento de los Juegos de Tokio, y su gran nivel mostrado, seguirá hasta este verano. Debutó con la Selección en 2003, sigue demostrando cada fin de semana que tiene cuerda para rato.

Dani Sarmiento. El central canario cuenta en su palmarés con dos Europeos y un Mundial. En el Saint Raphael francés es un activo importante y desde su debut en 2007, ha contado con algunas épocas de papel fijo en la Selección combinado con alguna ausencia. Para Ribera, este veterano canario de 37 años es indiscutible.

Lateral derecho

Jorge Maqueda. El también toledano, de 32 años, está viviendo una segunda juventud en la Selección. Después de una larga estancia con los Hispanos, con metales desde 2011 hasta 2016, dejó de aparecer en las listas y no estuvo en la corona de 2018. Repitió en 2020. Su buen rendimiento en el Veszprem húngaro, con el que disputó la reciente Final Four, le permite seguir siendo pieza importante.

Álex Dujsebaev. Mucho más que el hijo de Talant, como dijo años atrás en una entrevista en AS. Álex, a sus 28 años, es una pieza insustituible en el equipo. Su versatilidad y polivalencia hacen de él un seguro de vida para Ribera. Juega en el Kielce polaco. En la final del pasado Europeo ante Croacia, anotó el tanto definitivo con su clásico lanzamiento de cadera.

Lateral izquierdo

Iosu Goñi. El navarro, que cumplió 31 años este mes de enero y que también juega en la liga francesa (Pays d’Aix Université) se está haciendo fuerte con el paso del tiempo en el lateral izquierdo de los Hispanos.

Joan Cañellas. Uno de los Hispanos por excelencia. A sus 34 años, y desde su debut en 2008, siempre ha aparecido en las grandes citas. Ahora milita en las filas del Pick Szeged húngaro. La espina de no estar en Río 2016 fue grande y ahora este verano se quieren resarcir en Tokio, pero antes hay un Mundial en juego.

Viran Morros. El catalán, de 37 años, es otro de los ilustres y jugador importante de la Selección. Al igual que Joan, puedo ocupar el lateral izquierdo y también el puesto de central. Su jerarquía en el equipo es absoluta. Juega en el PSG francés, aunque en la reciente Final Four de Colonia no tuvo el protagonismo deseado.

Dani Dujsebaev. Hermano de Álex y también hijo de Talant. Jugador del Kielce polaco, es el benjamín de los Hispanos por escasos días de diferencia con Áleix Gómez. El lateral izquierdo, que se complementa bien con su hermano, superó una grave lesión de rodilla y ha vuelto a gran nivel. Ya participó los exitosos Europeos de 2018 y 2020. Jugador, como su apellido, de mucho nivel.

Extremo derecho

Ferrán Solé. El catalán, de 28 años y que milita en las filas del PSG, es un extremo derecho muy del gusto del seleccionador. Gran parte de las ocasiones de los extremos depende de los laterales, y en eso Ferrán se sabe nutrir muy bien.

Aleix Gómez. El joven extremo de 23 años es una de las grandes piezas del Barcelona y de la Selección. Un seguro de gol desde su posición como demuestra en su club y un jugador diferente, rápido y vertical, en un grupo veterano. Gran porcentaje de acierto de los siete metros.

Extremo izquierdo

Ángel Fernández. El cántabro, también de 32 años, llegó a los Hispanos en 2015 y se consolidó de forma definitiva en el Europeo de 2018. Su buen hacer en el Kielce polaco hace que Jordi Ribera cuenta con él de forma continuada.

Aitor Ariño. El también extremo del Barcelona, de 28 años y nacido en Reinio Unido, tiene tres metales con los Hispanos, pero vaya que tres medallas: el Mundial de 2013 y los Europeos de 2018 y 2020. Ribera tiene mucha confianza en él.

Pivote

Adriá Figueras. En los anteriores torneos, era el único de los Hispanos en los grandes torneos que militaba en la Liga Asobal fuera del Barcelona (Granollers). El pasado verano cambió y también puso rumbo a Francia, al Nantes. Sin Aginagalde, la jerarquía española en el pivote es suya.

Gedeón Guardiola. El alicantino, de 36 años, es otro fijo en los Hispanos. Ejerce de pivote en las filas del TBV Lengo alemán y, con las lesiones olvidadas, apunta a ser un jugador importante en los esquemas del seleccionador. Especialmente en la defensa. Fue uno de los primeros Hispanos en anunciar su contagio por coronavirus, allá por marzo.

Rubén Marchán. El pivote de Manzanares, de 26 años, ha irrumpido con fuerza en el panorama internacional gracias a su rendimiento en el Ademar León, siendo convocado por primera vez por Jordi Ribera el pasado mes de noviembre. Su gran momento de forma no solo le ha permitido debutar con los Hispanos, sino hacerse también un hueco entre los mundialistas, ocupando el lugar de Julen Aginagalde.

Seleccionador

Jordi Ribera. Natural de Sarriá de Ter (Gerona), tendrá siempre el honor de ser el primer seleccionador español en conseguir un Europeo... y el segundo. En el pasado Mundial fueron séptimos. Esta será su segunda cita mundialista, con la clásica meta de las semifinales que todo técnico quiere alcanzar y tras una preparación diferente. Una vez en la penúltima ronda, todo es posible.