ATLETISMO | CROSS

El barro sufre

El campo a través lleva una temporada casi en blanco en España por la pandemia. "El coronavirus está fulminando al cross", dice Carlos Mayo, campeón nacional.

El barro sufre
EFE

La pandemia ha golpeado fuerte al campo a través en España que ha ido marcando con equis de cancelación todos y cada uno de los crosses del circuito ANOC del otoño y la gran mayoría de los del invierno, además de otros fuera de la asociación como el prestigioso Cross de Atapuerca. Ahora mismo, de los doce que lo componen el calendario anual sólo quedan 'vivos' en la temporada 2020/2021 dos: Elgóibar (24/01) y Quintanar de la Orden (31/01). "El coronavirus está fulminando al cross", asegura Carlos Mayo, vigente campeón nacional, a AS. El madrileño de 25 años es optimista con el futuro, pero cree que el parón puede traer consecuencias: "Tenemos un circuito de cross muy potente a nivel mundial, acostumbrados a traer a los mejores y eso tiene un coste económico, por lo que el futuro tendrá mucho que ver con la implicación de ayuntamientos y diputaciones. Quiero pensar que esto es un momento puntual y que no afectará al cross en general ni de ninguna prueba en particular".

Argumento que comparte con otra figura, el zaragozano Toni Abadía, actual subcampeón de España. "La inmensa mayoría de los crosses se nutre en gran medida de financiación pública con un presupuesto que el ayuntamiento o la diputación de turno pone a disposición de la organización. Volver a incluir una partida alta en los presupuestos cuando un año se la han ahorrado, por decirlo de alguna manera, puede ser difícil de conseguir", afirma el atleta de 30 años antes de lanzar un deseo: "Ojalá Elgóibar se pueda celebrar, es la esperanza".

La célebre cita guipuzcoana, que vio su primera edición en 1943, es el clavo al que quieren asirse los atletas para no tener un año en blanco. ¿Cómo está la situación? La explica Zigor Díez, organizador de Elgóibar, a este medio: "Hay esperanza de que se puedan cumplir las cuatro máximas imprescindibles, además del visto bueno sanitario y el de los políticos. La primera es el presupuesto que creo que podremos sacarlo aunque con menos recursos económicos. La segunda es que haya público, aunque sea más limitado. La tercera es tener atletas internacionales, además de los nacionales, para que sea un cross del nivel que siempre hemos tenido. La presencia de los africanos es clave. Y la cuarta son los medios de comunicación y sobre todo la televisión, que contamos con la ETB y nos han confirmado que si se hace, estarán. Con estas cuatro cosas y el OK sanitario y político, Elgóibar seguiría adelante. Estamos preparando protocolos y esperando acontecimientos".

Antes, otros como Itálica o Venta de Baños tuvieron que cancelar. "Nos costó muchísimo porque es el evento anual más importante de Venta de Baños", asegura José Manuel Blanco, concejal de deportes del ayuntamiento. Eso sí, no deja dudas sobre la continuidad: "El organizador es el ayuntamiento y la parte más importante del presupuesto viene de él con la colaboración de la Diputación que nos consta que seguirá apoyándonos. Nosotros damos un paso atrás por la pandemia pero vamos a dar otro hacia adelante en años sucesivos". Mensaje positivo y esperanzador que también transmite José Manuel Díaz Chaves, director de la cita sevillana, a través de AS: "Puedo decir que tengo el presupuesto aprobado para 2021. El Cross Internacional de Itálica no se va a acabar. Así lo pienso yo y así me lo transmiten los cargos políticos actuales".

Pasará a octubre, casi con seguridad, al igual que el de Amorebieta. Toca variar fechas con mucha tradición y "reiventarse desde todos los sitios", como bien resume Toni Abadía, antes de asegurar: "Los atletas nos hemos tenido que reinventar. Somos profesionales y vivimos de este deporte y al final hay que ver el vaso medio lleno siempre. Estamos con el brazo tendido a participar en todos los crosses que se puedan celebrar, aunque no puedan pagar la contratación en los términos normales. Los atletas estamos dispuestos a poner todo de nuestra parte para poder avanzar y resucitar el cross porque vienen años muy duros y hay que poner todo lo que esté en nuestras manos para avanzar".

Mensaje rotundo que comparte Carlos Mayo: "Los atletas comprendemos la situación y creo que todos estamos dispuestos a adaptar nuestro caché para que se puedan hacer las pruebas. Somos los grandes damnificados y queremos competir y que nuestro deporte tenga visibilidad". El cross está pasando un momento duro, pero entre todos están dispuestos a reflotarlo. Aunque hay que variar pilares quizá demasiado metidos en la tierra como explican desde la organización de Elgóibar: "Lo más complicado ahora mismo para el futuro es la reestructuración general de las organizaciones. Son muy antiguas, llevamos demasiados años haciendo siempre lo mismo. Hay que evolucionar, el modelo debe actualizarse y hay que innovar trabajando mucho hacia una nueva era más digital. El cross es la disciplina más vieja del atletismo y hay que modernizar todo para atraer mucha más atención y tener más repercusión".