NATACIÓN

Hugo, Nico García y Zamorano se unen al carro de Mireia

La badalonesa logró la mínima en los 800 libre con un tiempo de 8:32.61. Finalmente, cinco nadadores consiguieron ya el billete para Tokio.

Castellón
Mireia Belmonte.
ANGEL SANCHEZ

Objetivo cumplido para Mireia Belmonte. La badalonesa solventó con suficiencia la primera de las tres oportunidades que tenía para clasificarse para los Juegos de Tokio. La campeona olímpica se va de Castellón con dos mínimas, las de 800 y 1.500 libre, las que más se adaptan al ritmo de entrenamiento que está manteniendo a estas alturas de la temporada. En la última prueba, imponente desde el primer 50, Mireia paró el cronómetro en 8:32.61, apurando la mínima, situada en 8:33.36.

La badalonesa podrá ahora centrarse en preparar las otras mínimas a las que aspira para seguir cumpliendo con su programa habitual. Los 200 y 400 estilos y los 200 mariposa serán los siguientes retos en su preparación. La próxima oportunidad será en el Open de Primavera de Sabadell, que tendrá lugar entre marzo y abril, a escasos tres meses de la cita olímpica.

Antes que Mireia, hubo tela que cortar. Centésima a centésima, África Zamorano se va acercando a los récords de España de la medallista olímpica Nina Zhivanevskaya. Ya ocurrió en el 100 espalda y este domingo en el 200, prueba en la que la nadadora del CN Sant Andreu logó la mínima olímpica con un tiempo de 2:09.35. La barcelonesa nadó su mejor carrera en el momento indicado, y se mostró visiblemente emocionada cuando vio el tiempo. Eran lágrimas de euforia.

“He hecho mis mejores marcas, estoy en un buen momento y ahora tengo los objetivos claros. Tengo más experiencia y estoy más centrada”, comentó Zamorano después de su clasificación. La espaldista reconoce que “el récord de los 200 lo tengo como objetivo”, aunque no quiere marcarse una meta concreta en Tokio: “Quiero mejorar lo que hice en Río”.

África Zamorano.

Nico García, la agradable sorpresa en Castellón

La gran alegría de la tarde, la más aplaudida e inesperada, fue la mínima de Nico García en 200 espalda rebajando cuatro segundos su mejor marca (1:57.16). El nadador del Gredos San Diego, el primero de su familia que empezó a practicar natación, reconoce que “no lo esperaba. Había hablado con mi entrenador de rebajar mi marca, pero no de hacer esto. Ahora toca preparar bien los Juegos”.

Como un torpedo ha nadado Hugo González. El madrileño, que había batido la mínima en los 100 espalda, lo logró ahora en los 200 estilos con un tiempo cercano a su récord de España. Solamente nadó seis décimas por encima. Sus 1:58.63 le valen para nadar al menos dos pruebas en Tokio. El mallorquín, que comentó que estaba “más centrado”, es tan versátil que puede aspirar a más mínimas en las siguientes competiciones.

No lograron el billete en los 100 braza ni Jessica Vall ni Marina García, quienes si consiguieron nadar por debajo de la mínima en los 200. Solo se clasificó la nadadora del CN Sant Andreu al quedar por delante. En los 400 libre el incombustible Miguel Durán se adjudicó la victoria aunque lejos de la mínima (3:52.45). El plusmarquista español de la especialidad, con sus 3:48.96, sigue dominando esta prueba, sin rivales que la puedan competir.

En total se han clasificado para Tokio cinco nadadores en siete pruebas: Mireia Belmonte (800 y 1.500 libre), Hugo González (100 espalda y 200 estilos), Jessica Vall (200 braza), Nico García (200 espalda) y África Zamorano (200 espalda).