ATLETISMO

El abogado de Caster Semenya confirma el recurso al TEDH: "Tenemos esperanza"

La atleta sudafricano llevará su caso contra la normativa de la IAAF que le impide competir en determinadas pruebas por sus niveles de testosterona. El TAS falló en su contra.

Caster Semenya
KARIM JAFAR AFP

La atleta sudafricana Caster Semenya ha anunciado este martes que llevará su caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en respuesta a la negativa recibida por parte de la Federación Internacional de Atletismo, 'World Athletics', a participar en pruebas femeninas porque obtiene una "ventaja injusta" dada su "intersexualidad".

El organismo dictaminó en 2018 que las normas de la Federación Internacional son necesarias para asegurar una competición justa entre las atletas que participan en distancias que van de los 400 a los 1.500 metros, señalando diferencias en el desarrollo sexual (DSD) que sirven para "obtener una ventaja injusta".

Semenya no cejó en su empeño de seguir luchando para que la dejan correr con mujeres y apeló la decisión al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que también rechazó su recurso en 2019. Ahora, la campeona olímpica de 800 metros, ha explicado a través de uno de sus abogados, Gregory Nott, que apelará la sentencia al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

"Tenemos la esperanza de que la Federación Internacional vea el error que ha cometido y revierta la medida prohibitiva que impide que la Sra. Semenya compita", indicó Gregory Nott en declaraciones al canal sudafricano 'Enca', que recoge Europa Press.

En septiembre, un tribunal federal suizo desestimó el recurso de apelación de la deportista sudafricana y confirmó la decisión del TAS, afirmando que las mujeres con niveles elevados de testosterona, o hiperandrógenos, deberán tomar medicación para competir internacionalmente en distancias superiores a 400 metros.

Este será un paso más en la lucha de Semenya después de las apelaciones al TAS y a la Corte Suiza, con el apoyo del gobierno sudafricano y de la Comisión para la igualdad de género del país, así como de varias comisiones locales de Derechos Humanos. "Continuaremos esta lucha contra la discriminación hasta que Semenya pueda volver a salir libre de persecución", prosigue el abogado de Semenya, quien ha optado por dedicarse a correr los 200 metros, distancia que está por debajo de la reglamentación.