PÁDEL | MASTER BARCELONA

Belasteguín: "Es lindo volver a jugar con público en la grada"

El argentino debuta este miércoles junto a Tapia en el segundo Master de la temporada con el apoyo de su público de adopción.

Belasteguín: "Es lindo volver a jugar con público en la grada"

Ha sido el número uno del mundo durante 16 temporadas seguidas, y en la actualidad Fernando Belasteguín (41 años, Argentina) pelea por mantenerse en la cresta de la ola. Ha disputado las dos últimas finales de la temporada (ganando la de Cerdeña), y ahora en Barcelona, ante su público de adopción, es otra vez una de las estrellas del Master que se celebra desde ayer. Hoy debuta con Tapia de compañero, con la presión añadida de que es la imagen de la cartelería que utiliza la organización para este octavo torneo de un año tan atípico.

¿Vuelve a estar motivado para pelear en Barcelona por dominar en una sede en la que tantas veces ha ganado?

Lo más importante de este Master es que volverá el público a los partidos. Va a ser muy lindo para todos los jugadores recuperar esa sensación de jugar delante de los aficionados. Eso es lo que realmente más me motiva en esta cita en el Palau Sant Jordi.

Ha disputado las dos últimas finales; el único jugador de más de cuarenta años de edad en conseguirlo.

Cuando la salud me respeta sigo siendo competitivo. Eso es lo que me ha mantenido arriba tantos años.

¿Ya han superado usted y Tapia la crisis del inicio de la temporada?

Ambos somos jugadores de revés, y hemos analizado que lo que más nos conviene como pareja es lo que estamos haciendo ahora. Él, que hace más puntos, en el drive, y luego descartar la australiana en el saque. Agustín es el futuro del pádel por la capacidad que tiene en cualquier parte de la pista.

Parecía que Lebrón y Galán se iban a llevar la temporada de calle, y en los dos últimos torneos han parecido más terrenales.

Los jugadores sabemos que no hay nadie imbatible ni pareja que no te pueda ganar. Luego están los títulos de la prensa que ensalza y pondera, pero es otra cosa. Nosotros, todos, sabemos, que cada vez que ganas un partido está más cerca el que vas a perder, aunque sea por pura estadística.

Pero no me puede negar que la imagen de Lebrón y Galán en los tres torneos de Madrid era de una pareja arrolladora. Los números son elocuentes.

Les admiro porque gracias a ellos hemos evolucionado el resto. Todos estudiamos a los mejores, y cuando te ganan te preparas para replicarles a la siguiente oportunidad. Juan y Alejandro nos han obligado a mejorar para estar a su altura.

La nueva generación que domina en el pádel ha crecido a su sombra. ¿Respetan su nombre en la pista?

Es un orgullo saber que soy el reflejo para muchos de esos chicos, pero en la cancha lo que quieren es ganarme. Me acuerdo de cuando era joven y entraba a medirme a algunos de mis referentes, y lo hacía sin complejos, a ganarles. A ganarles como fuese, aunque al acabar el partido les mantuviese el mismo respeto.