Barça Barça
45
FIN
27
Prvo Plinarsko Drustvo Zagreb Prvo Plinarsko Drustvo Zagreb

BALONMANO | CHAMPIONS

El Barça es un rodillo que ya suma 50 victorias consecutivas

El equipo azulgrana goleó a un débil Zagreb en el Palau (45-27) y no pierde un partido desde septiembre de 2019. Tuvo una efectividad del 80% en ataque.

El Barça es un rodillo que ya suma 50 victorias consecutivas
Rodolfo Molina Diario AS

Hay que remontarse al 14 de septiembre de 2019 para ver un partido que el Barça jugase y no se llevase el triunfo. Fue en la fase de grupos de la Champions anterior ante el Szeged húngaro (31-28), una Champions, la de la 19/20, que se decidirá el próximo mes de diciembre en Colonia. Desde entonces, el equipo de Xavi Pascual ha disputado 50 encuentros entre todas las competiciones con otras tantas victorias (51 contando un amistoso).

Ayer, su última víctima en un vacío Palau fue el Zagreb croata, y eso que el día no empezó bien en la ciudad condal. El danés Casper Mortensen comunicó a media mañana que había dado positivo por coronavirus. Sin embargo, el Barça informó que el resto de jugadores habían dado negativo y el partido seguía en pie. El rival era propicio para coger buenas sensaciones ya que el Zagreb llegaba con cero puntos y no estaba en el pabellón indicado para estrenar su casillero. La salida del Barça fue demoledora: 10-2, con los croatas siendo valientes, demasiado, vaciando su portería.

La renta subía (18-4) con un Barça muy cómodo a la contra hasta que el Zagreb ajustó la defensa al borde del descanso (24-13). Como es habitual, en la segunda parte el Barcelona no frenó: una enorme efectividad en ataque (80%) y un gran Moller en portería permitieron a los azulgrana llegar a los 45 tantos y liderar su grupo. Al igual que pasa en otros tantos partidos del equipo, la anotación, elevada, fue repartida entre numerosos jugadores. Dika Mem anotó ocho tantos en nueve lanzamientos. Tras él, Aleix Gómez y Luis Frade, con seis, fueron los máximos realizadores.

El extremo Álex Pascual, hijo del técnico, jugó su primer partido de Liga de Campeones de esta temporada, ya recuperado de su positivo por coronavirus, y anotó dos goles. El Barça no jugará este sábado en Asobal por la cuarentena del Bidasoa por lo que su próximo compromiso será el miércoles en casa del colíder Veszprem húngaro. Un dura prueba para sumar la 51.