TURF

Histórico: Nieves García, primera jocketta que gana un Gran Premio en España

La sevillana vence con Noray en el GP Duque de Alburquerque. Madre de tres hijos, en 2016 sufrió una gravísima caída que le desfiguró parte del rostro, pero volvió.

Madrid
Histórico: Nieves García, primera jocketta que gana un Gran Premio en España

La sevillana Nieves García, de 43 años, ha entrado en la historia del deporte español al convertirse en la primera mujer que gana un Gran Premio en el turf español. Lo ha logrado al vencer este domingo con el caballo Noray en el Gran Premio Duque de Albuquerque, carrera de Categoría A, en el hipódromo de La Zarzuela.

Nada más abrirse los cajones, Nieves García salió en punta imponiendo un paso selectivo. Los demás participantes no le siguieron, intuyendo que no podría aguantar ese ritmo durante los 2.000 metros de la carrera. Pero es la forma de correr de Noray, caballo de la cuadra Enrique León entrenado por su propietario, y a esa virtud se unió la pericia de Nieves, quien tuvo muy buenas manos para ir regulando a su montura. Noray y Nieves llegaron a la recta final con más de seis cuerpos de ventaja. De atrás saltaron para darles alcance, pero Noray siempre tiene fuerzas y corage y aguantó. El que más remontó fue Atty Persse, que a punto estuvo de cazarle en la meta. No lo logró porque Nieves midió al milímetro el esfuerzo de Noray.

Nieves García ya se convirtió en primavera en la primera mujer que participaba en las 84 ediciones del GP de Madrid, la carrera más importante de España. En octubre de 2016, Nieves sufrió una gravísima caída en La Zarzuela, cuando al ser derribada por su caballo, Francescoli, la pasó el lote por encima y uno de los participantes le pisó en la cara. Su rostro quedó desfigurado con rotura de mandíbula, pérdida de dientes y daños en un ojo. Lo malo fue, como reconoció ella misma después, ver como sus tres hijos la miraban extrañados. Fue operada y apenas se la notan hoy secuelas.

Hoy, sus hijos, su marido Jorge Rodríguez, entrenador de caballos, y todos los aficionados miran orgullosos a Nieves por hacer historia, por ser la primera mujer que gana un Gran Premio en España.