NATACIÓN

Judit Ignacio se retira: adiós a la gran mariposista tras Mireia

Olímpica en dos ediciones y medalla de plata en el Europeo en 2014 en mariposa, la sabadellense es la segunda gran retirada del Sabadell.

Judit Ignacio Sorribes

Para Fred Vergnoux, su entrenador durante su primera etapa profesional en el CN Sabadell, Judit Ignacio estaba llamada a nadar una final olímpica, concretamente la de los 200 mariposa, en la que Mireia Belmonte fue oro en Río 2016 y plata en Londres 2012. Dos Juegos en los que también participó la sabadellense, estudiante de Psicología, pero quien no llegó a ese objetivo. A sus 26 años, Ignacio decide poner punto final a su carrera acuática.

Para ello, ha recurrido a su cuenta de Instagram, donde en diez fotos repasa su carrera. La primera de ellas, junto a su abuelo y el siguiente texto: "En 1997 mi abuelo me prometió que si metía la cabeza en el agua me construiría una casita de madera. Después de 23 años he decidido sacarla".

Con 13 años, ya despuntaba en el CN Sabadell y con 17 logró uno de sus grandes méritos: ser campeona del mundo júnior en Perú en los 200 mariposa, con un prometedor tiempo de 2:08.25, una marca que, para ponerla en perspectiva, está a menos de cuatro segundos de la que Mireia obtuvo el oro en los Juegos de 2016 (2:04.85). La mariposista era una de las chicas de oro de la brillante generación de 1994.

Ya en categoría absoluta, Ignacio consiguió ser plata en los 200 mariposa en el Europeo de Berlín en 2014, en un doblete histórico, con Mireia Belmonte en lo más alto del podio y Katinka Hosszu con el bronce. En los Europeos de 2016 en Londres fue bronce en la misma prueba. Además fue finalista en el Mundial de Barcelona de 2013.

En los últimos años, se había asentado en Sabadell después de probar suerte en Madrid después durante una temporada. El ex técnico Bart Kizierowski declaró en su momento que era la nadadora de más talento de su grupo. Ahora, a sus 26 años, la sabadellense deja la natación. Una de las grandes mariposista de la historia de la natación española cuelga el bañador.