ATLETISMO

Duplantis, sin récord mundial tras un gran duelo contra Kendricks

Armand Duplantis ganó el mitin de Lausana, que solo tuvo las pruebas de pértiga. El sueco hizo la mejor marca mundial del año al aire libre (6,07), pero no hubo récord mundial.

Crónica del Mitin de Lausana 2020.
AFP

La Plaza de Europa de Lausana (Suiza) se convirtió en un improvisado estadio de atletismo, muy limitado, eso sí. Debido a la pandemia, y para intentar salvar el tradicional mitin de la Diamond League en esa ciudad, se organizó un evento especial en el medio de la ciudad, el cual se vio reducido a una única disciplina: la pértiga. Nueve hombres y nueve mujeres se dieron cita para un espectáculo que hizo vibrar a los 1.000 espectadores (sin distancia social y algunos no portaban mascarilla) que el protocolo permitió que estuviesen presentes. Para darle agilidad a los concursos había dos zonas de competición (homologadas por World Athletics como si estuviesen en un estadio): una por género. Eso hizo que en más de dos horas y media no hubiese un segundo de impasse. Algo que al final también provocó alguna queja de los protagonistas, ya que el ritmo era frenético.

El cartel masculino tenía un gran nivel. Se esperaba una bonita batalla y la hubo. Armand Duplantis y San Kendricks tuvieron un emocionante mano a mano por la victoria. El sueco, de 20 años, venía con buena dinámica, ya que había hecho hace dos semanas en Estocolmo la mejor marca del año al aire libre (6,01), pero no quiso arriesgar demasiado. Hizo un primer salto en 5,62 y después esperó mucho tiempo para volver a la acción. Cuando Thiago Braz se quedó fuera (fue tercero), el prodigio volvió a saltar y fue copiando las alturas de Kendricks. Esperaba su fallo para intentar el récord del mundo: 5,82, 5,87, 5,92, 5,9 y 6,02 (mejor marca del año sin techo) los superaron ambos a la primera. En el 6,07 llegó el momento que esperaba Duplantis.

Kendricks intentó su mejor marca, pero erró los tres intentos. Mientras, el sueco dejó rozando el listón, pero también superó a la primera los 6,07. Acababa de hacer el récord de la Diamond League, su mejor marca al aire libre... pero a Lausana había ido a por más. Lo intentó en cuando Kendricks se quedó fuera. El cansancio era máximo por el ritmo frenético, la luz no era la óptima (la iluminación de la ciudad cuando caía la noche no es la misma que en un estadio y el duelo por la victoria alargó más la duración prevista por la organización), pero nada le importó a Mondo, que no dudó en probar tras un concurso perfecto hasta ese momento. Puso 6,15, a tres centímetros de la marca que hizo en febrero.

La escena, con la noche casi completa en Lausana era muy romántica, pero para el atletismo de alto nivel no era lo mejor y no consiguió ni tan si quiera llegar al completar el salto. No clavó bien la pértiga y cayó a medio vuelo. Y es que pese a dos focos que pusieron bajo la colchoneta y que los fans sacaron las linternas de sus móviles para ayudar, las condiciones no eran las óptimas. Había riesgo de lesión y Duplantis no lo dudó. Agradeció el apoyo y buscará el récord otro día.

En categoría femenina la pugna fue también interesante, pero no tan intensa. La victoria para La sueca Angelica Bengtsson, que fue la única atleta que superó el listón en 4,72. Con la victoria en el bolsillo, intentó el 4,84, pero no lo logró. Segunda fue la británica Holly Bradshaw y tercera terminó la suiza Angelica Mosser. Cuarta, con la misma altura superada (6,64), que las dos atletas que le precedían se quedó la sueca Michaela Meijer.