ATLETISMO

20 años del récord de España de pértiga de Montxu Miranda

Un 2 de septiembre del año 2.000 el pertiguista vizcaíno establecía esta marca en el Estadio Olímpico de Montjuic, un registro que nadie ha logrado batir hasta ahora.

El atleta Montxu Miranda, del club Airtel, ganó la prueba del salto de pértiga con un registro de 5.81 metros, lo que supone un nuevo récord de España en la especialidad, durante los Campeonatos de España de Atletismo que se celebran en el Estadi Olimpic de Montjuic de Barcelona.
ANDREU DALMAU EFE

El récord de España de pértiga cumple este miércoles veinte años en poder del vizcaíno Montxu Miranda, que lo estableció, con un salto de 5,81 metros, durante los campeonatos de España celebrados en el estadio Olímpico de Montjuic el primer fin de semana de septiembre del 2000.

Fue al tercer intento. El atleta de Santurtzi arrebató la plusmarca nacional al madrileño José Manuel Arcos, que el 12 de junio de 1996 en Madrid se había elevado hasta los 5,76 metros.

Ese 2 de septiembre no fue, por el contrario, un día propicio para Arcos, que fracasó por tres veces en 5,41 metros, la primera altura que intentaba, y tuvo que regresar a casa sin marca.

El récord de Monxtu Miranda ha sobrevivido veinte años sin la menor amenaza. En los últimos 18 años ningún atleta español se ha atrevido, siquiera, a intentarlo poniendo el listón más arriba de aquellos 5,81 metros.

Quien más cerca estuvo de esa marca fue el propio Arcos, que el año anterior, el 27 de febrero de 1999 en Zaragoza, saltó un centímetro menos en el pabellón cubierto de la capital aragonesa.

El tercero en la lista española de todos los tiempos es un medallista olímpico, el barcelonés Javier García Chico, que el 14 de marzo de 1992 -su año de gloria- saltó 5,77 en Grenoble (Francia) y luego coronó la temporada con la medalla de bronce en los Juegos de Barcelona.

Con una estatura de 1,91 y un peso de 83 kilos en forma, Montxu Miranda ha sido, con diferencia, el atleta español mejor dotado para la pértiga, aunque sus muchas lesiones le impidieran alcanzar mayores cotas.

En 2001 padeció una lesión de columna que debilitó su espalda. Tuvo que dejar de saltar, y a su regreso a las pistas se rompió el ligamento de un tobillo. Luego tuvo una rotura muscular y más adelante, durante un salto, la pértiga le produjo una fisura en las costillas, por lo que, después de ocho meses sin hacer un solo salto, se perdió los Juegos de Atenas 2004.

Bajo la dirección técnica de Javier Navas, Miranda había conseguido en 1997 la medalla de plata en el Europeo sub-23 de Turku con un salto de 5,50. En categoría absoluta, fue noveno en la final olímpica de Sydney 2000, sexto en los Mundiales en pista cubierta de Lisboa y cuarto en los Europeos en sala de Valencia, en las tres ocasiones con idéntica marca de 5,70.

Montxu no tuvo suerte en los Mundiales al aire libre. Se lesionó en la ronda clasificatoria de Atenas'97 y lo mismo le sucedió en la final de Sevilla'99. Dos años después, su marca de 5,60 no le bastó para acceder a la final de Edmonton.

Además del récord nacional en vigor, Miranda superó trece veces los 5,70 metros a lo largo de su carrera. Fue cinco veces campeón de España al aire libre y otras tres en pista cubierta.