PÁDEL | WPT VALECIA OPEN

El Valencia Open también se tiene que disputar en silencio

La Comunidad Valenciana rebajó la presencia de publico a sólo 400 personas. Lebrón y Galán, la pareja a batir en el cuadro masculino

Los hermanos Rico y Tamara Icardo en Valencia-

El relativo optimismo con que se afrontaba el Open de Valencia que este miércoles arranca con el cuadro final se quebró cuando la sanidad valenciana cambió de criterio: de un 40 por ciento de aforo del Pabellón Fuente de San Luis (8.000 espectadores) a sólo el 5, con lo cual no habrá aficionados en las gradas porque esas 400 personas permitidas están relacionadas con la organización. Como el taquillaje estaba vendido WPT ha tenido que devolver el precio de las entradas y mantener el tipo al menos públicamente, con la presentación del torneo en la capital valenciana,

Los hermanos Rico, Javi y Jose, y Tamara Icardo han sido los protagonistas de la puesta de largo del Open, en el centro de Valencia y con las medidas de seguridad de manera ejemplarizante pese al revés que ha supuesto la retirada de una afición que los jugadores aseguran que necesitan en los partidos.

En el cuadro masculino la pareja a batir la forman Galan y Lebrón, que han jugado las cuatro finales, y han ganado las tres consecutivas de Madrid donde también se jugó en silencio y con unas medidas sanitarias aún más rigurosas. Sin la altura de la capital, y a orillas del mar, se verá si es una pareja tan intratable, aunque en el Master de Marbella que no ganó acabó en la segunda posición. El cuadro femenino ha repartido sus títulos entre las cuatro parejas que mandan ahora en el ranking del 2020: Marta Marrero-Paula Josemaría, Ari Sánchex-Alejandra Salazar, Bea González-Marta Irtega, y las Gemelas Sánchez Alayeto. No son las únicas parejas con opciones

En este quinto torneo del año, en el que ya se consuman varios cambios de parejas, la mañana del miércoles se abre con un apasionante duelo entre la segunda mejor pareja española del momento, Uri Botello y Javi Ruiz, frente a Lamperti y Lucas Bergamini, que por desgracia está limitado a sólo esos 400 componentes de la organización