NATACIÓN

Escrits y Jimena Pérez ya aceleran en el fondo

El primero se acercó a la mínima de los 800 libre, a solo dos segundos, mientras que la nadadora del CN Gredos se impuso nadando por debajo de ese tope en los 1.500 libre.

Jimena Perez.
Pepe Villoslada

La piscina de Loulé (Portugal) cerró la persiana del que ha sido el regreso a la competición de la natación española. Un test dulce, con rendimientos interesantes. En esta última jornada el mejor tiempo fue el de Albert Escrits, del CN Sant Andreu, en los 800 libre. El fondista marcó 7:56.54, a casi nueve segundos llegó el siguiente nadador, y a escasos dos se quedó el catalán de esa mínima en el 800 libre que estaba muy cara. Pero ahora la ve más cerca, tanto como Jimena Pérez, quien ya la logró antes de la pandemia, y volvió a repetir en los 1.500, con un tiempo de 16:26.24.

Para poner en magnitud la prueba de Escrits y el poco nivel también de esta competición, Katie Ledecky hubiera sido segunda en la final masculina con su récord del mundo: 8:04.79.

Al margen de estas dos victorias y buenos tiempos, Jessica Vall sumó su tercera victoria en los 50 braza después de haber ganado los 100 y los 200. Sus 31.63 representan una buena marca, a un segundo de su récord de España.

Paloma de Bordons se impuso en los 100 espalda a Catalina Corró o Alba Vázquez con 1:02.13, mientras que una noticia agradable fue la victoria de Ainhoa Campabadal en los 200 libre. La joven nadadora de 17 años se impuso a otras más expertas como Lidón Muñoz, o a Paula Juste, que también viene pisando fuerte. No lograron, eso sí, bajar de dos minutos. Corró cerró con la victoria en 200 estilos.