VOLEIBOL

Portazo del Logroño femenino tras 18 títulos de 20 posibles

El club más hegemónico de la década echa el cierre por la falta de apoyos institucionales y por la nefanda actitud de la Federación Española

Carlos Arratia, presidente del Logroño
FERNANDO DIAZ DIARIO AS

En una hora de comparecencia este lunes, transmitida por las redes sociales del Club, sólo frente a los medios de comunicación, Carlos Arratia ha explicado los motivos de cerrar el Logroño femenino que creó en 1998 para que jugase su hija May, y que desde la temporada 2013-14 ha dominado las competiciones nacionales: 18 títulos de 20 posibles, el segundo club de más éxitos tras el Marichal Tenerife, también desaparecido.

De su decisión de no inscribir al Logroño en la Superliga, Arratia pone el foco en la Federación Española y en las instituciones riojanas. De la Federación, a la que ve anticuada, no entiende “por qué se señalan descensos pero no campeón” que debería ser el Logroño, líder destacado cuando de cerró la temporada, y se despacha contra el actual presidente, Agustín Martin, “por negar el título con la excusa de que estamos en año electoral”.

De las instituciones riojanas, Ayuntamiento y Comunidad, critica la poca ayuda “en comparación con los clubes masculinos”, y ha recordado las tres temporadas que renunció a Europa “por esas diferencias”. “Muchos años he tenido que poner mi propio dinero, hasta 100.000 euros, pero no es el problema”, asegura el presidente del club más laureado de la última década, que pidió perdón a las jugadoras que ya estaban apalabradas “y a Esther López (la entrenadora), que planificaba el próximo equipo”. Dice adiós con un guiño a los equipos que han descendido “que así podrán ocupar la plaza del Logroño”.